La "agenda del pueblo" de GB News, la nueva versión británica de Fox News
  1. Mundo
  2. Europa
Financiado por millonarios conservadores

La "agenda del pueblo" de GB News, la nueva versión británica de Fox News

En la era post Brexit, nace GB News el primer canal de noticias que no esconde su ideología 'brexiteer'. Sus creadores niegan que sean un clon de la televisión favorita de Trump

placeholder Foto: Andrew Neil entrevistando al exlíder del partido laborista Jeremy Corbyn. (Reuters)
Andrew Neil entrevistando al exlíder del partido laborista Jeremy Corbyn. (Reuters)

Domingo 13 de junio. Poco después de que Boris Johnson, actuando como anfitrión de la última cumbre del G7 celebrada en Cornualles, terminara de vender su visión de una “Gran Global Britain” a los líderes mundiales, nacía en el Reino Unido un nuevo canal de televisión. En el monólogo de inauguración, su presentador estrella, Andrew Neil, de 72 años, prometía defender al tipo de personas que no prestan mucha atención a las reuniones del G7 y combatir las “fake news”.

“Estamos comprometidos a cubrir la agenda del pueblo, no la agenda de los medios”, señalaba. En definitiva, vamos a contarles las noticias que realmente importan al pueblo. Y había más. “Estamos orgullosos de ser británicos. La pista está en el nombre... No llegaremos a todas las historias con la convicción de que Gran Bretaña siempre tiene la culpa de todo”, matizaba. De momento, música celestial para los Brexiteers.

Foto: Johnson, al volante de un vehículo acorazado. (Reuters)

El monólogo también condenaba la “cancel culture” y el “woke establishment”, conceptos que la derecha británica comienza a copiar de la derecha americana para referirse básicamente a la censura de lo no políticamente correcto y movimientos que denuncian el racismo y las injusticias sociales. Bajo su punto de vista, la dictadura de la izquierda. El propio Neil presenta una espacio llamado “Woke Watch” y el comediante Andrew Doyle tiene un programa de fin de semana llamado “Free Speech Nation” (en español, 'La nación de la libertad de expresión').

¿La Fox 'made in' Reino Unido?

A lo largo de la programación, el presentador de noticias Dan Wootton, abiertamente anti confinamiento, acusa a los científicos de “aterrorizar al pueblo con el fin del mundo” (lo que provoca 390 quejas a Ofcom, el regulador británico). Y por su parte, la socialité Lady Colin Campbell insiste en que el delincuente sexual convicto Jeffrey Epstein tiene que ser descrito no como un pedófilo sino como un “ephebophile”, un término arcaico para alguien atraído por adolescentes. La obsesión por reacciones en Twitter es el mantra. En sus primeros minutos de emisión, el canal alcanza un pico de 336.000 espectadores y un promedio de 262.000. Supera con creces a los 100.000 que ven BBC News y los 46.000 de Sky News.

"No somos un clon de Fox, sino un antídoto para la mentalidad metropolitana que ya domina gran parte de los medios"

Bienvenidos a GB News. ¿Estamos ante la versión británica de la Fox, la televisión favorita de Trump? Sus protagonistas lo niegan. “Esa es una forma fácil e inexacta de lo que estamos tratando de hacer. En términos de formato, somos como Fox, pero no seremos como Fox en el sentido de que provienen de una agenda de conspiración de noticias falsas de desinformación de la derecha dura. He trabajado demasiado para construir una reputación periodística como para considerar seguir ese camino”, afirma Neil, que además de presentador estrella es presidente de la cadena. “No somos un clon de Fox, sino un antídoto para la mentalidad metropolitana que ya domina gran parte de los medios”, matiza.

El veterano periodista ha sido durante años uno de los rostros más reconocidos de la BBC, la televisión estatal que defiende su objetividad y que es financiada por la cuota que deben pagar todos los británicos para así evitar tener que depender de publicidad, con las presiones que eso puede conllevar en la línea editorial. Neil es conocido sobre todo por sus mordaces entrevistas. En su programa propio de la BBC no tenía miramientos con ningún político. Sin embargo, durante su dilata trayectoria profesional —que le ha llevado por The Spectator (revista conservadora) o The Sunday Times— siempre ha estado muy ligado a la derecha.

Foto: Imagen: Irene de Pablo.

Pro Fox o anti Fox, la cuestión es que GB News es un experimento, algo completamente nuevo que se enfrenta a la BBC y la establecida Sky News (la principal cadena privada de noticias). Apuesta por una red de corresponsales regionales para diferenciarse de sus competidores, a las que acusa de estar concentradas solo en la audiencia de la capital. Se aleja de la tradición británica de objetividad seria y apuesta por el modus operandi de sus colegas al otro lado del Atlántico, con presentadores-showman, hiper partidistas y programación altamente obstinada. Aunque las leyes de radiodifusión del Reino Unido —que requieren que los canales de noticias sean imparciales—impondrán algunos límites, sus creadores creen claramente que el proyecto puede funcionar en un país que, tras el Brexit, está en plena búsqueda de identidad. Hasta ahora, nadie sabe definirlo con exactitud. Pero, sea lo que sea, no hay duda que GB News es abiertamente un canal de noticias de televisión de derecha. Y el Reino Unido no tenía algo así. Por lo tanto, el cambio es real.

Como director ejecutivo está Angelos Frangopoulos. Es una figura muy poco conocida en el Reino Unido, pero ha pasado casi dos décadas dirigiendo Sky News Australia, de Rupert Murdoch, y desarrollando una fórmula al estilo de Fox News, que mezcla reportajes de noticias más o menos respetados durante el día con influyentes programas de expertos de derecha durante la noche.

Foto: Maros Sefcovic, copresidente del acuerdo conjunto con Reino Unido y vicepresidente de la Comisión Europea. (Foto: Reuters)

El equipo de presentadores también incluye al exeurodiputado del Partido Brexit Alex Phillips; la exganadora del programa `Aprendiz´ Michelle Dewberry (quien también se presentó como candidata del Partido Brexit); y Tom Harwood de la web `tory´ Guido Fawkes. Las presentadoras femeninas mayores de 50 brillan por su ausencia.

Un comienzo a trompicones

Cada uno de los fundadores insiste en que GB News no es una versión británica de Fox News. Y en algo tienen razón porque mientras la cadena norteamericana goza de grandes y elegantes estudios y gráficos realizados con las última tecnologías, de momento, los inicios de GB News están siendo bastante básicos a nivel de producción. El estudio parece más bien un club de striptease abandonado, todo paredes oscuras y luces de neón. Por no hablar de los problemas de sonido, que han sido constantes.

De momento, el presupuesto inicial es de 60 millones de libras. Y la lista de principales inversores es de lo más interesante. Rastrear el camino del dinero siempre es el método más efectivo para conocer los verdaderos objetivos de un proyecto. Y en este caso, todos los caminos llevan a millonarios que durante años han estado utilizando su `dinero sobrante´ —porque cuando eres rico te sobran los billetes— para manipular la política británica.

Foto: Tucker Carlson, uno de los principales presentadores de la Fox. (Reuters) Opinión

Entre ellos está el billonario americano John Malone, responsable de Discovery Channel. Desde hace años, lleva compitiendo con Ruper Murdoch por hacerse con el control del mercado del Reino Unido. Otro de los principales inversores es Legatum, una firma de inversión internacional con sede en el Centro Financiero Internacional de Dubai (libre de impuestos). El fundador y presidente es el neozelandés Christopher Chandler, quien hizo su fortuna invirtiendo en “mercados emergentes” en “tiempos de incertidumbre política y económica”, incluido privatización de los activos de Rusia en la década de 1990. Nunca antes había estado metido en medios de comunicación. Pero es una figura muy influyente en política británica de derecha pro Brexit, a través del Think Tank Institute Legatum.

Por otra parte, está el británico Paul Marshall. Se hizo millonario con el hedge fund Marshall Wace. Según The Sunday Times, es el 221 hombre más rico del Reino Unido con una fortuna valorada en 630 millones de libras, una cifra que aumentó recientemente especulando sobre las empresas que se verían afectadas por Covid, una apuesta que enfureció incluso al propio gobernador del Banco de Inglaterra.

Foto: El 30 de junio concluyó el plazo para que los comunitarios solicitaran el estatus de asentamiento para poder trabajar en Reino Unido (EFE)

Por último está, el millonario Paul Marshall, que siempre ha estado muy metido en política de Westminster. Durante mucho tiempo estuvo financiando al Partido Liberal Demócrata para intentar un giro más a la derecha. Luego les abandonó para apoyar la campaña pro Brexit y ayudó también a financiar las dos campañas de liderazgo por el Partido Conservador de Michael Gove, actual `vice primer ministro´.

En cualquier caso, como cadena privada, otra gran parte de financiación debería venir de la publicidad. Y aquí GB News está teniendo dificultades ante lo que su presentador estrella denuncia como “un boicot” orquestado por la campaña `Stop Funding Hate´ (Dejad de financiar el odio). Ikea, Vodafone, Nivea y otras compañías han retirado sus anuncios por no compartir sus valores. Es más, algunos señalan que los anuncios se colocaron en el canal sin su conocimiento. “Es bastante notable que los ejecutivos serios e importantes de empresas bien establecidas puedan ser intimidados tan fácilmente”, dijo Neil en su programa. “Todos se han arrodillado” ante lo que el periodista llama “woke warriors”.

¿Puede funcionar a largo plazo?

Ahora bien, la gran pregunta es ¿tiene GB News futuro? Es obvio que su estreno causó gran expectación: 336.000 espectadores en su máximo pico de audiencia es realmente notable. Sin embargo, para finales de junio, la audiencia se había reducido a la mitad. Las versiones en galés de los dibujos animados Paw Patrol estaban superando al programa de las mañanas insignia de GB News. El presentador estrella Andrew Neil anunció, cuando apenas llevaban quince días en antena, que se tomaría un tiempo libre para “recargar las pilas”.

¿Por qué la estrategia que tan bien funcionó políticamente para Boris Johnson no se está traduciendo en un éxito televisivo? El ahora primer ministro siempre basó su campaña mostrándose como representante del pueblo en la lucha contra el `establishment´, cuando quien mejor representaba al `establishment´ era él mismo.

Lo que no se puede negar a Johnson, como gran populista, es que sabe tomar el pulso a la calle. Y, de momento, GB News está fallando en este punto clave. Mientras que el canal se muestra en contra del confinamiento, la mayoría de los británicos apoyaron la extensión de restricciones sociales ante incremento de casos; mientras que los presentadores critican a los jugadores de la selección inglesa por arrodillarse ante el saque inicial para denunciar el racismo, solo uno de cada cinco británicos se opone a Black Lives Matter. Asimismo, más de un tercio ni siquiera sabe lo que significa el concepto “woke” que tanto le gusta utilizar al presentador estrella. “Johnson ató con éxito una guerra cultural a una marca conservadora ya establecida. Pero GB News es una startup que intenta romper un mercado en contra de los nuevos participantes, donde Netflix y YouTube se están comiendo a jugadores mucho más importantes”, señala en `Prospect´ la columnista Gaby Hinsliff.

Foto: Montaje: Irene de Pablo.

El magnate de los medios Rupert Murdoch —dueño de las cabeceras más leídas en el Reino Unido, entre ellas The Sun— barajó en su momento la posibilidad de crear también su propio canal de televisión en suelo británico. Pero finalmente concluyó que no era un negocio viable. En Estados Unidos, incluso en Australia, este tipo de canales triunfan. Pero en el Reino Unido no acaban de enganchar.

Las políticas conservadoras están mucho mejor representadas en los medios impresos nacionales británicos que en los estadounidenses. La mayoría de los periódicos más importantes —incluidos el Daily Mail, The Sun, Daily Express y The Daily Telegraph— tienen una marcada línea editorial pro derecha. En su época como columnista en The Telegraph, Boris Johnson menospreció a los hombres homosexuales y comparó a las mujeres musulmanas que usaban burkas con buzones de correos. Lejos de ser censurado por los “woke warriors”, el pueblo le convirtió en primer ministro.

"El proyecto GB News muestra que la derecha está dispuesta a invertir en esto su dinero"

Pero, hoy por hoy, GB News no lleva el mismo camino de éxito. Solomon Hughes, experto en influencia corporativa en política, sospecha que, en última instancia, el canal quiere ser un “disruptor”. En este sentido, en una columna en Tribune, advierte que “aunque tenga dificultades para conseguir que el impacto provoque algo de miedo, todavía tendrán un efecto”, entre otros, convirtiéndose en una “incubadora” para otros “talent” mediáticos de derecha.

“Sean lo que sean, el proyecto GB News muestra que la derecha está dispuesta a invertir en esto su dinero. La izquierda no solo puede contraatacar creando medios de izquierda; en última instancia, los medios de derecha se basan en la pasividad social, porque es más fácil engañar a las personas que simplemente están sentadas en su sofá. El trabajo de la izquierda es hacer que la gente se levante del sofá y se ponga en acción”, añade Hughes.

Reino Unido Brexit Boris Johnson Rupert Murdoch
El redactor recomienda