La Comisión Europea da un ultimátum a Polonia en su batalla judicial
  1. Mundo
  2. Europa
El derecho de la UE, en juego

La Comisión Europea da un ultimátum a Polonia en su batalla judicial

Polonia pone en duda la primacía del derecho de la Unión sobre el nacional. La Comisión Europea le ha dado un ultimátum hasta el próximo 16 de agosto antes de pasar a la acción.

placeholder Foto: Úrsula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. (EFE)
Úrsula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. (EFE)

La Comisión Europea ha dado este martes un ultimátum a Polonia para que se retracte en su intento de declarar la primacía del derecho nacional sobre el de la Unión. La semana pasada, horas después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) exigiera como medida cautelar el desmantelamiento de una cámara disciplinaria vinculada al Tribunal Supremo polaco que está bajo control del Gobierno y que según la alta corte de Luxemburgo pone en riesgo la independencia judicial, el Tribunal Constitucional del país sentenció que las decisiones cautelares del TJUE en materia judicial son contrarias a la constitución polaca, poniendo en duda la primacía del derecho de la Unión, el pilar fundamental que mantiene en pie el edificio legal de la Unión Europea.

Ahora el Ejecutivo comunitario da al polaco hasta el próximo 16 de agosto para explicar cómo piensa hacer que se cumpla el dictamen publicado el pasado día 14 de julio por parte del Tribunal de Justicia de la UE. “Se ha enviado una carta al gobierno polaco en la que se le pide que confirme que cumplirá plenamente el auto del TJUE del 14 de julio y la sentencia del Tribunal del día siguiente explicando las medidas que adoptará para ello”, ha señalado en una rueda de prensa Didier Reynders, comisario de Justicia de la Comisión Europea.

Foto: Tribunal Constitucional de Polonia. (Reuters)

Un largo duelo por la primacía del derecho

La reforma judicial polaca se ha convertido en un punto de choque continuo entre la Unión Europea y Polonia desde que los ultraconservadores del partido Ley y Justicia (PiS) llegaran al poder. De hecho, en diciembre de 2017 la Comisión Europea activó por primera vez en la historia el artículo 7 de los Tratados, que permite, en última instancia, retirar el derecho a voto a un país que atenta contra los principios fundamentales de la Unión recogidos en el artículo 2, entre los que se encuentra el estado de Derecho.

Para llegar hasta el final en ese mecanismo es necesaria la unanimidad, y Polonia no está sola en su deriva autoritaria: desde que el primer ministro húngaro Viktor Orbán volviera al poder en 2010, Hungría ha liderado el camino del desmantelamiento del estado de derecho dentro de la Unión Europea. Bruselas ya ha avisado a Varsovia de que el siguiente paso será pedir al TJUE que aplique multas económicas contra el Gobierno polaco por negarse a cumplir las sentencias dictadas por el más alto tribunal y el último intérprete de los tratados.

Foto: La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. (EFE)

Este enfrentamiento no es nuevo. El Constitucional polaco se ha apoyado para este choque de trenes en otras decisiones de tribunales constitucionales de otros Estados miembros que también han cuestionado de una forma u otra la primacía del derecho de la Unión. El último en hacerlo, y seguramente el caso más relevante, ha sido el Constitucional alemán de Karlsruhe, que en mayo de 2020 declaró “ultra vires” (más allá de sus competencias) una decisión del TJUE que consideraba en línea con el derecho de la Unión el programa de compras del Banco Central Europeo (BCE). La diferencia en el caso de Polonia es que mientras el Gobierno alemán trabajó para desactivar la bomba que había plantado su tribunal, en el polaco es el Gobierno el que empuja al Constitucional a detonarla.

Las sentencias de la semana pasada no son el final de este enfrentamiento. A finales de marzo Mateusz Morawiecki, primer ministro polaco, presentó una cuestión para que el Constitucional del país aclare de forma directa si el derecho nacional polaco está por encima del derecho de la Unión, una consulta que ha provocado una gran preocupación dentro y fuera del país. Antiguos magistrados del Constitucional polaco advierten del riesgo de un “Polexit” legal de la UE. La sentencia está prevista para el próximo 3 de agosto.

La Comisión Europea puede activar un mecanismo de estado de derecho para congelar los fondos europeos


La Comisión Europea puede hacer algo más aparte de pedirle al TJUE que imponga multas contra Varsovia. Recientemente los líderes aprobaron un mecanismo de estado de derecho que podría permitir al Ejecutivo comunitario congelar la llegada de fondos europeos a un país que ponga en riesgo la independencia judicial. Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ya ha explicado ante el Pleno del Parlamento Europeo que el Ejecutivo comunitario está listo para hacer uso de cualquiera de los instrumentos que tiene a su disposición.

Comisión Europea Polonia Unión Europea Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)