Junqueras vuelve a Estrasburgo: “Venimos a explicar que la represión continúa”
  1. Mundo
  2. Europa
Se reunirá el miércoles con Puigdemont

Junqueras vuelve a Estrasburgo: “Venimos a explicar que la represión continúa”

El exvicepresidente de la Generalitat visita la sede del Parlamento Europeo denunciando la “represión que se abate sobre la sociedad” y pide un “apoyo decidido” a la causa catalana

placeholder Foto: Oriol Junqueras. (EFE)
Oriol Junqueras. (EFE)

El antiguo vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras, que abandonó la prisión de Lledoners el pasado 23 de junio tras la aprobación de los indultos por parte del Gobierno, ha visitado este martes la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo acompañado por Raül Romeva. Ambos han podido acceder al edificio, a pesar de las medidas de seguridad sanitaria por el coronavirus, gracias a su condición de antiguos miembros de la Eurocámara. “Venimos a explicar que la represión continúa”, ha señalado Junqueras a su llegada.

“Estamos muy contentos de estar aquí. Al inicio de la legislatura actual yo fui elegido como diputado del Parlamento Europeo, pero el Tribunal Supremo impidió que pudiera ejercer mi cargo. Es un ejemplo más de la represión que se abate sobre el conjunto de la sociedad, con más de 3.000 represaliados, con personas que hemos estado en la cárcel, otros que siguen en el exilio como Clara Ponsatí, y con personas que siguen pendientes de procesos que pueden llevarlos a la cárcel y también pendientes del Tribunal de Cuentas, que impone una persecución económica sin precedentes”, ha explicado Junqueras en una declaración ante los medios de comunicación a su llegada a la institución.

Foto: El presidente de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)

En esas frases iniciales Junqueras ha tocado todos los palos del discurso que trae preparado para una serie de reuniones que los líderes independentistas van a celebrar con eurodiputados de distintos grupos, aunque no han anunciado con qué miembros de la cámara se van a reunir. Con quien no se ven este martes es con el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que ha decidido no desplazarse a Estrasburgo.

El líder de Esquerra viajará el miércoles a Bruselas para encontrarse con Puigdemont

“Estamos encantados de reunirnos con todo el mundo, de hablar con todos, también con el president Puigdemont”, ha explicado Junqueras, añadiendo que “si hubiera sido aquí en Estrasburgo hubiese sido un placer si es en Bélgica también es un placer y será una oportunidad más de hablar con él y de compartir visiones sobre el presente y el futuro”, ha añadido el líder de Esquerra.

Aunque en un primer momento se esperaba que el reencuentro fuera en Estrasburgo, finalmente el líder de Esquerra tendrá que viajar este miércoles hasta Bruselas, donde visitará primero la delegación de la Generalitat, en el corazón del barrio europeo, y después se desplazará hasta Waterloo, donde ahí sí, se verá las caras con Puigdemont, que en 2017, tras el referéndum ilegal de independencia y la fallida declaración unilateral de independencia huyó a Bélgica. “Por mi parte es un placer tener esta oportunidad, no nos hace falta ninguna reconciliación porque por mi parte siempre ha habido toda la voluntad de entendernos”, ha señalado.

Foto: El expresident de la Generalitat Carles Puigdemont (3d) y el exconseller Lluis Puig (i) posan con los dirigentes de JxCAT indultados. (EFE)

A Junqueras le acompañan también en el viaje Carme Forcadell, antigua presidenta del Parlament, así como la exconsellera de Trabajo Dolors Bassa, aunque ellas no han podido entrar en la Eurocámara. El grupo visitó Suiza hace unos días, donde se reunieron con Marta Rovira, que vive en el país desde que también huyera de la justicia española. Sin embargo solamente han entrado en las instalaciones de la Eurocámara Junqueras y Romeva, ambos en su condición de antiguos miembros de la institución.

Pero, ¿qué mensaje traen Junqueras y Romeva a las reuniones que este martes se están celebrando en Estrasburgo? “El mensaje central (a los miembros del Parlamento Europeo) es sencillo: somos dos antiguos diputados de esta casa, que hemos sufrido una prisión que estamos convencidos de que ha sido claramente injusta, seguimos padeciendo esta represión cuando se nos impide ejercer nuestros cargos para los que hemos sido elegidos, como siendo diputados de esta cámara en mi caso, también la seguimos padeciendo en forma de represión económica del Tribunal de Cuentas que lo que hace es perseguir nuestras casas y por lo tanto las casas de nuestros hijos”, ha señalado el líder de Esquerra. “Venimos a ofrecer todo nuestro apoyo para que estas instituciones y el conjunto de la UE de la cual nos sentimos parte de forma orgullosa, también es nuestra casa y siempre estamos encantados de ayudar y colaborar en el futuro común”, ha añadido Junqueras.

Foto: El líder de ERC, Oriol Junqueras, con el puño en alto. (EFE)

“Esperamos de todo el mundo, de esta institución (el Parlamento Europeo) y de cualquier ciudadano, un apoyo decidido a la causa de la democracia, a la defensa de los derechos civiles, políticos, fundamentales, humanos y tan relevantes como es el derecho a reunión, de expresión y, naturalmente, de derecho a voto”, ha explicado el líder independentista a la entrada en la Eurocámara.

Pieza clave para el independentismo

Junqueras vuelve al lugar donde empezó la internacionalización del proceso independentista: el Parlamento Europeo. En los pasillos de esta institución europea en Estrasburgo (Francia) y Bruselas (Bélgica), los eurodiputados soberanistas movieron hilos, tocaron puertas e hicieron uso de la influencia que habían ganado a lo largo de las décadas anteriores para convertir el Pleno de la Eurocámara en un lugar en el que cuentan con simpatías y con ciertos apoyos.

La declaración unilateral de independencia fue un paso mal calculado. Si las cargas policiales del 1 de octubre impulsaron las simpatías de muchos eurodiputados por la causa catalana y forzaron el famoso debate de unos días después en Estrasburgo, la DUI fallida provocó el efecto contrario e hizo que muchos eurodiputados matizaran su apoyo. Ahora el independentismo tiene el reto de recuperar terreno en los pasillos de Bruselas y Estrasburgo, aunque no es sencillo.

Foto: El portavoz del PDeCAT, Ferran Bel (d), conversa con el portavoz adjunto del PSOE, Rafael Simancas, durante un pleno del Congreso. (EFE)

Una parte del mismo, ERC, se mantiene firme en sus estructuras de poder e influencia, que es la familia de Los Verdes europeos. Se les ve como el sector serio dentro del movimiento. Mientras, Puigdemont, Comín y Ponsatí se encuentran a la deriva, en el grupo de los no inscritos y son vistos como los que tienen un mensaje más débil, más difuso, dispuestos a aceptar guiños incluso desde sectores más euroescépticos.

La Eurocámara sigue siendo el lugar propicio para reconstruir el mensaje exterior del independentismo. El propio antiguo vicepresidente de la Generalitat fue eurodiputado en la fila de Los Verdes, donde los más veteranos guardan un buen recuerdo de él y a los que impactó mucho su encarcelamiento, juicio y condena, siendo los ecologistas uno de los grupos más movilizados en la Eurocámara en este sentido. De hecho, el 7 de enero de 2020, después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) reconoció a Oriol Junqueras como eurodiputado a pesar de no haber recogida su acta ante la Junta Electoral Central al encontrarse en detención preventiva, la Alianza Libre Europea (EFA, por sus siglas en inglés) nombró a Junqueras presidente de su grupo en la Eurocámara, y Los Verdes, con quienes EFA tienen una alianza, le nombraron el vicepresidente primero del grupo Los Verdes/EFA.

Oriol Junqueras Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Parlamento Europeo Parlamento de Cataluña Generalitat de Cataluña Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) Marta Rovira
El redactor recomienda