Un sacerdote ortodoxo rocía con ácido a siete obispos y a otras tres personas en Atenas
  1. Mundo
  2. Europa
En Grecia

Un sacerdote ortodoxo rocía con ácido a siete obispos y a otras tres personas en Atenas

Los presuntamente agredidos (entre los que está el policía que arrestó al clérigo) fueron hospitalizados debido a las quemaduras

placeholder Foto: Imagen de la sala en la que el religioso atacó a los afectados. (EFE/EPA/Christos Bonis/Arzobispado de Atenas)
Imagen de la sala en la que el religioso atacó a los afectados. (EFE/EPA/Christos Bonis/Arzobispado de Atenas)

Un policía arrestó el pasado 23 de junio en Atenas (Grecia) a un sacerdote ortodoxo acusado de atacar con ácido a siete obispos y a otras tres personas. El religioso ha causado lesiones graves a algunos de los afectados. Al parecer, este hombre de 37 años había sido retirado formalmente de sus funciones en el culto por mala conducta antes de lo ocurrido.

Tal y como ha informado FOX News, las personas presuntamente agredidas (entre las que está el policía que arrestó al clérigo) fueron hospitalizadas debido a las quemaduras. Afortunadamente, la mayoría ha recibido el alta este jueves 24 de junio.

Las imágenes del suceso, que han sido difundidas en la televisión griega, muestran una sala con las paredes salpicadas de sangre y ácido. Las túnicas negras que llevaban los religiosos (y que tuvieron que desechar) estaban igualmente manchadas.

Condenado por la máxima autoridad

El Santo Sínodo gobernante de la Iglesia ortodoxa ha contado que lo ocurrido es algo "aborrecible y sin precedentes". Además, ha confirmado que el acusado había sido retirado del sacerdocio después de ocupar el rango inferior de diácono.

El acusado habría cometido fraude, emitido amenazas y poseído drogas

Por su parte, los funcionarios de la iglesia justificaron que su destitución se debe a los "delitos eclesiásticos y criminales" cometidos por el religioso. El acusado habría cometido fraude y posesión ilegal de drogas, además habría publicado amenazas en redes sociales previas a la audiencia del miércoles.

El abogado del sospechoso, Andreas Theodoropoulos, ha señalado que su cliente “es un paciente psiquiátrico al que se le administra una medicación fuerte”. Según el letrado, “no comprendió las consecuencias de su acción y estaba respondiendo a una injusticia percibida”. Por el contrario, la presidenta griega Katerina Sakellaropoulou y el líder espiritual de los cristianos ortodoxos del mundo, el patriarca ecuménico Bartolomé I, han condenado lo ocurrido.

Grecia Iglesia Ortodoxa
El redactor recomienda