Un hombre de origen somalí mata a tres personas y hiere a seis más en Alemania
  1. Mundo
  2. Europa
El sospechoso ha sido detenido

Un hombre de origen somalí mata a tres personas y hiere a seis más en Alemania

El presunto autor -que llegó al país en 2015 y reside en un centro para sintechos de Würzburgo- había iniciado un tratamiento psiquiátrico hace pocas semanas

placeholder Foto: Foto de archivo de agentes de policía alemanes (Reuters)
Foto de archivo de agentes de policía alemanes (Reuters)

Al menos tres personas han muerto y seis han resultado heridas -algunas de gravedad- este viernes por un ataque con cuchillo en la ciudad alemana de Wurzburgo, en el estado de Baviera (sur del país), según ha confirmado la policía local. El sospechoso ha sido arrestado y puesto bajo custodia.

Se desconoce todavía la motivación del ataque, pero la Policía ha asegurado que no hay indicios de que exista un segundo agresor. "No hay peligro para la población", ha asegurado la Policía de la región de Baja Franconia en su cuenta de Twitter.

El responsable de Interior apuntó que el presunto autor -que llegó en 2015 a Alemania y residía en un centro para sintechos de Würzburgo- había iniciado hacía dos semanas un tratamiento psiquiátrico, pero también indicó que, según un testigo del ataque, el joven gritó en una ocasión "Allah Akbar" (Alá es grande).

"La policía investiga si pudiese haber una motivación islamista", indicó Herrmann. La policía informó por su parte de que le constaban varios delitos previos del atacante, ninguno que apuntase a una motivación islamista.

El atacante compró el cuchillo en un centro comercial. Los tres muertos fueron hallados en el interior de este establecimiento

Según la primera reconstrucción de los hechos, el atacante compró el cuchillo en un centro comercial y allí atacó a sus primeras víctimas. Los tres muertos -entre los que parece que se encuentra el padre de un menor que resultó herido- fueron hallados en el interior de este establecimiento.

El atacante salió luego a la calle donde agredió a varios transeúntes más frente a un banco y en una conocida plaza de la localidad a varios metros de allí. Las fuerzas de seguridad acudieron al lugar de los hechos con un gran dispositivo y consiguieron detener al atacante en unos minutos, después de reducirle disparándole en un muslo. Su vida no corre peligro, está consciente y puede ser interrogado, aclaró Herrmann.

Antes de que llegasen los agentes, varios transeúntes habían tratado de impedir que el joven atacase a más personas gritándole, amenazándole y lanzándole objetos como sillas. En redes sociales circulan varios vídeos que muestran estos momentos de tensión y horror, con el presunto atacante, descalzo y con un largo cuchillo, corriendo por el centro Würzburgo mientras le persigue un grupo de personas.

Según las fuerzas de seguridad, no hay ningún motivo para pensar que pudiese haber algún otro agresor involucrado en este ataque. "No hay peligro para la población", indicó un portavoz de la policía local. "Terribles e indignantes noticias de Würzburgo: Nos afligimos por las víctimas y sus familias. Apoyamos con esperanza por los heridos. Gracias a la policía por su rápida intervención", aseguró a través de Twitter el jefe del Gobierno bávaro, Markus Söder.

A través de su cuenta de Twitter la policía local ha pedido no compartir fotos de lo ocurrido y respetar la esfera privada de las víctimas.

Vídeo Noticias de Alemania