Reino Unido prohibirá los anuncios de comida basura antes de las 21:00 horas
  1. Mundo
  2. Europa
OBJETIVO: SALVAR A LOS NIÑOS

Reino Unido prohibirá los anuncios de comida basura antes de las 21:00 horas

La medida afecta a la televisión e internet, aunque las marcas podrán seguir publicando noticias sobre esos productos en sus webs y redes sociales

placeholder Foto: Los anuncios de comida basura tienen las horas contadas en Reino Unido  (iStock)
Los anuncios de comida basura tienen las horas contadas en Reino Unido (iStock)

Finales de 2022: esa es la fecha elegida por Reino Unido para acabar con los anuncios de comida basura en horario infantil. La nueva normativa anunciada por el gobierno británico forma parte de una campaña destinada a reducir las cifras de obesidad infantil, que se han disparado en los últimos años en las islas.

Esta medida afecta a los programas de televisión e internet y está destinada a aquellos productos que tienen un alto contenido en grasas, azúcares y sal. Sin embargo, esa nueva legislación deja algunas lagunas que permitirá que las marcas puedan seguir publicando sus anuncios en sus blogs y webs de internet, así como en sus redes sociales en cualquier horario.

Foto: La comida rápida es una de las grandes causantes de la obesidad (Reuters/Omar Sobhani)

Jo Churchill, ministra de Salud Pública de Reino Unido, ha explicado a The Independent que el objetivo es eliminar 7.000 millones de calorías de las dietas de los niños británicos. Si se cumplieran, el número de niños obesos se reduciría en más de 20.000 en todo el país, una cifra que consideran objetivamente alcanzable.

Un problema nacional

Según las cifras que manera el gobierno británico, los niños vieron casi 3.000 millones de anuncios en televisión y a 11.000 millones de anuncios en internet, solo en el año 2019. Todos esos anuncios se emitieron exclusivamente sobre alimentos calificados como comida basura y ahora se pretende restringir esa exposición.

Las restricciones se aplicarán solo a empresas con más de 250 empleados

El objetivo es que, al estar expuestos a menos anuncios, los niños se animen a elegir alimentos menos dañinos y más saludables. De esa manera, tendrán menos posibilidades de desarrollar enfermedades relacionadas con la obesidad como la diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y del cerebro o diferentes tipos de cáncer.

Para tomar esta medida, el gobierno de Reino Unido hizo una consulta pública y más del 79% de las personas que participaron apoyaron la decisión de bloquear las emisiones antes de las 21:00 horas. Según Jo Churchill, "estamos comprometidos a mejorar la salud de nuestros niños y combatir la obesidad. El contenido que ven los jóvenes puede tener un impacto en las decisiones que toman y en los hábitos que forman. Dado que los niños pasan más tiempo en internet, es vital que actuemos para protegerlos de la publicidad nociva".

Reino Unido Obesidad Comida Niños
El redactor recomienda