"AstraZeneca ha jugado con la reputación de la Unión Europea y la salud de los europeos"
  1. Mundo
  2. Europa
Entrevista a Dolors Montserrat

"AstraZeneca ha jugado con la reputación de la Unión Europea y la salud de los europeos"

La UE "está ya mirando al futuro" con nuevas compras de millones de dosis de Pfizer "porque la covid viene para quedarse bastante tiempo"

Foto: Dolors Montserrat (Parlamento Europeo)
Dolors Montserrat (Parlamento Europeo)

Dolors Motserrat (1973) cambió el Ministerio de Sanidad con el último gobierno de Mariano Rajoy por los pasillos del Parlamento Europeo en Bruselas. En la Eurocámara, es portavoz de los populares españoles y presidenta de la Comisión de Peticiones. Cuando la campaña de vacunación de la Unión Europea empieza ya a despegar, con el objetivo de inmunizar al 70% de los adultos para junio a la vuelta de la esquina y nuevos retrasos tras las suspensiones de las dosis de AstraZeneca, "que con su incumplimiento ha jugado con la reputación de la UE" y Janssen, la UE "está ya mirando al futuro" con nuevas compras de millones de dosis de Pfizer. "Porque la covid viene para quedarse bastante tiempo" y, sin esas nuevas compras para continuar con vacunaciones en 2022 y 2023, "fracasaremos en el futuro próximo", sostiene la eurodiputada popular en entrevista con El Confidencial dentro del proyecto 'Decodificando el futuro de la UE pos coronavirus'.

[Si quieres leer la serie de entrevistas a eurodiputados sobre los temas claves a los que se enfrenta la UE, pincha aquí]

PREGUNTA. Estos días se ha anunciado el primer preacuerdo para el pasaporte de vacunación en la UE, un tema muy divisivo: por un lado, países muy dependientes del turismo como Grecia o España estaban a favor, pero hay muchos miedos de que sea discriminatorio… ¿Qué valoración le da, desde la delegación del PP y como exministra de Sanidad?

RESPUESTA. Desde el Partido Popular español, y desde el Partido Popular europeo, hemos defendido desde el primer minuto, es más, hemos sido los promotores de la necesidad de tener este pasaporte. Lo que pretendemos es poder conseguir la libertad de movimiento en la Unión Europea, y a la vez proteger la salud de todos los europeos. Y lo necesitamos como agua de mayo. El Parlamento y la Comisión estamos de acuerdo en la necesidad de este pasaporte, y cuando se reunió el Consejo Europeo, donde están todos los primeros ministros [y presidentes], han descafeinado en su totalidad ese pasaporte. Con el pasaporte lo que intentábamos era armonizar todas las decisiones, lo que no puede pasar es lo que ha pasado este último año, donde dependiendo del país al que ibas te pedían una cuarentena, otro te pedía dos PCR, otro te pedía el requisito que fuera. Con este pasaporte lo que pretendíamos es que todos aplicáramos las mismas normas.

[Con la negociación del Consejo] Hemos visto que Sánchez no pinta nada en Europa, nadie le escucha, porque España, que necesitamos este pasaporte como agua de mayo, porque somos el segundo país de Europa en destino turístico, y lo necesitamos para reactivar nuestra economía, Sánchez dejó que se descafeinara, que se vaciara de contenido, este pasaporte.

Foto: Juan Fernando López Aguilar (El Confidencial)

P. ¿Descafeinado en qué sentido?

R. Porque van a permitir que cada Estado miembro decida medidas de manera unilateral ante un mismo caso. Lo que pretendíamos era un pasaporte donde podamos armonizar las mismas decisiones toda la Unión Europea sabiendo que, sin ningún tipo de discriminación por supuesto, en ese pasaporte pondrá si usted está vacunado y por tanto puede moverse libremente. Usted tiene un PCR negativo y por tanto puede moverse libremente… Proteger la libertad de movimiento que es proteger la economía.

Lo que decidió el Consejo vuelve a ese nacionalismo sanitario, a ese mercadeo y competencia económica. A lo mejor Grecia pone unas medidas más laxas y todo el mundo se irá de turismo a Grecia. Lo que no necesitamos es Gobiernos que defiendan el nacionalismo sanitario, esa guerra entre países con medidas que cada uno saca. Y al final los ciudadanos nos preguntamos ¿somos europeos o no? El Consejo europeo tomó una mala decisión descafeinando la propuesta [del pasaporte europeo de covid] que hizo el Partido Popular europeo.

P. El objetivo europeo era que para verano el 70% de la población adulta esté vacunada. ¿Lo vamos a conseguir? ¿Es todavía posible, incluso con los traspiés de Astrazeneca y ahora con la vacuna Janssen?

R. No hay nada más seguro que la vacuna. Y no hay nada más seguro para reactivar la economía que la vacunación masiva. La Unión Europea ha conseguido dos hitos históricos. 700 mil millones de euros para recuperar económicamente a los estados miembros y el segundo gran hito ha sido conseguir una vacuna en tiempo récord. Ahora bien, la Comisión Europea ha pecado de ingenua en el control y la exigencia de cumplimiento y transparencia de los contratos de las compañías, en concreto de una compañía, de AstraZeneca. AstraZeneca ha jugado con la reputación de la Unión Europea y la salud de los europeos. Con su incumplimiento está también malmetiendo contra otras compañías que están cumpliendo a rajatabla con los contratos de la UE.

Veremos si España cumple con el objetivo de vacunación, pero Europa ha dicho que tendremos esas vacunas a disposición

Los nacionalismos siempre atacan a la Unión Europea diciendo que hay demasiada Unión Europea. Aquí lo que se ha demostrado es que hay demasiada poca Unión Europea, sin competencias y sin experiencia en políticas sanitarias. Hay que trabajar hacia la Unión para la salud, igual que hemos trabajado en la unión financiera, de mercados, de la moneda...

Con la nueva compra a Pfizer [de vacunas] a futuro y ya descontadas las que AstraZeneca ha incumplido, la Comisión asegura que se tendrá dosis suficientes para vacunar a ese 70%. ¿Qué se necesita ahora? Gobiernos nacionales con un plan de vacunación, España no lo tiene... Hemos visto cómo España ha retrasado su vacunación porque cambia sus criterios. Veremos si España cumple, pero Europa ha dicho que tendremos esas vacunas a disposición de los gobiernos.

P. España no está de los primeros en velocidad de vacunación, pero sí en la mitad superior de la tabla y por encima de Italia, Francia, Alemania, Suecia...

R. Si miramos los datos que tenemos de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) veremos que de las vacunas recibidas a las vacunas inyectadas España ha retrocedido muchos puntos. ¿Por qué? Porque cuando la EMA decide revisar AstraZeneca, el Gobierno de España, por una decisión política, decide suspender quince días la vacunación. A diferencia de otros gobiernos, que deciden solo suspenderla hasta que la EMA decidiera. Ese retraso de los quince días supuso que España perdió un 10% de vacunación con respecto a los otros países. España tiene que tomar las medidas de vacunación con base en evidencias científicas y la EMA.

Foto: Un hombre se vacuna con AstraZeneca. (Reuters)

P. ¿Entonces qué opina de la decisión de Dinamarca, que ha suspendido directamente la vacunación con AstraZeneca?

R. Toda la Unión Europea nos tenemos que basar en las decisiones que toma la EMA. Claro que luego cada estado miembro con sus científicos y sus agencias nacionales tienen que revisar esos datos. Pero es que España ha creado un precedente muy peligroso: no solo no ha escuchado a la EMA, sino que ha cambiado la vacunación con base en criterios políticos y no científicas.

P. ¿Pero sobre lo de Dinamarca?

R. No opino sobre otro país, soy española. Pero lo que sí puedo decir es que Europa tiene que homogeneizar las decisiones. Y hasta ahora la EMA ha sido fiable, no solo en Europa sino en el mundo. Somos 27 estados de la Unión Europea y tenemos que seguir las recomendaciones basadas en evidencias científicas. Luego, si hay alguna duda, pues con las agencias nacionales puedes, con evidencias científicas, no decisiones políticas, terminar de mejorar esa iniciativa de la EMA.

P. Estamos viendo cada vez más entidades no nacionales, regionales, que anuncian compras de la vacuna Sputnik: el estado federado de Baviera ha comprado ya 2,5 millones, con la condición de que sea aprobada por la EMA, también la región de Campania ha anunciado negociaciones... ¿Qué le parece que estas regiones estén comprando por su cuenta, pese a que desde la UE se ha incidido en las compras conjuntas y homogéneas entre todos los Estados miembros?

R. Lo que siempre ha dicho la UE es que nosotros no vamos a aprobar o desaprobar una vacuna por razones políticas. Todas esas vacunas que sean evaluadas por la EMA y sean aprobadas podrán ser vendidas en Europa. Si Sputnik pasa la valoración una vez esté aprobada por supuesto que cualquier país europeo podrá comprar esa vacuna. Que antes de que esté aprobada se hagan negociaciones o se firmen preacuerdos pues no está mal.

La Unión Europea ya ha hecho una compra centralizada para los años 2022 y 2023, se está preparando porque la covid viene para quedarse bastante tiempo, por tanto no tenemos que pensar en la vacunación de 2021, sino la de los próximos años, y de las posibles variantes. La Unión Europea va mejorando y ya ha firmado preacuerdos de vacunación para tener vacunas en 2022 y 2023. La UE está hablando también con Sputnik. Cualquier vacuna es bienvenida para ser aprobada, si es aprobada por la EMA, pues una nueva vacuna que entra en el mercado y hay que aprovechar.

Foto: González Laya, con su homóloga estonia. (EFE)

P. ¿Qué le parece que Europa esté ligando el éxito de su vacunación a Pfizer, con la nueva compra de dosis? Además, ahora que Pfizer está subiendo el precio de las vacunas en estas nuevas compras... Parece poner todos los huevos en una misma cesta, ¿no?

Tenemos que tener salidas alternativas al incumplimiento de AstraZeneca. Que la UE esté preparando ya las vacunaciones de 2022 y 2023 es algo muy positivo, porque o nos preparamos ahora o fracasaremos en el futuro próximo, es decir, a partir de octubre. Lo que no podemos permitir es que esa empresa que ha incumplido, que ha puesto en entredicho la reputación de la Unión Europea por su incumplimiento, no podemos premiarla con un nuevo contrato.

P. Dejando el tema de las vacunas. Las últimas encuestas electorales alemanas reflejan una caída de la intención de voto de la CDU por problemas internos, algunos casos de corrupción, la gestión de la pandemia... ¿Cree que la crisis de la CDU puede afectar a otros partidos populares europeos?

R. ¡Esto lo dice usted! Alemania está gobernada por la CDU y la CSU, y hemos visto como en los últimos 20 años Alemania ha sido un motor económico de Europa, por lo que yo espero y deseo que vuelva a ganar la CDU en Alemania, que ¡es lo mejor que le puede pasar a los alemanes, y también a los europeos!

Foto: Annalena Baerbock. (Reuters)

P. Como miembro de la misma familia política, y también como mujer, ¿qué le ha parecido el asunto del sofá de Von der Leyen?

R. El episodio retrógrado que protagonizó Erdogan es intolerable. Pero ya conocemos cómo es y cómo son sus políticas, ha retirado a Turquía del convenio contra la violencia machista. Ahora bien, lo que también me sorprendió, y a otros muchos europeos, es la pasividad de Charles Michel, el presidente del Consejo, de no haber frenado ese comportamiento retrógrado con la presidenta de la Comisión. Mi firme rechazo a Erdogan, pero también a ese comportamiento completamente pasivo del presidente del Consejo.

Es más, como mujer me siento orgullosa de que en Europa es la primera vez en la historia que preside la Comisión Europea una mujer, y del Partido Popular. Las primeras ministras fueron del Partido Popular con Soledad Becerril, la primera defensora del pueblo, las primeras presidentas de comunidades autónomas, la primera comisaria española mujer fue del Partido Popular. Con las elecciones de Biden hablaban de la primera vicepresidenta, pero oigan, Europa está presidida por una mujer.

Foto: Charles Michel, Recep Tayyip Erdogan y Ursula von der Leyen. Tres líderes políticos frente a tan solo dos sillas. (EFE)

P. Hablando de Biden, ¿qué le parece la propuesta de Biden de un impuesto de sociedades mínimo global? ¿Cree que se podría aprobar algo así en la UE?

R. Lo que tenemos muy claro en Europa es que las empresas que tienen actividad comercial en los países de Europa, tenemos que homogeneizar ese criterio y que tienen que pagar sus impuestos en Europa. Se está trabajando hacia una tasa digital, pero que se haga de manera conjunta toda Europa, no que lo hagan cada uno de los estados miembros por su parte, porque si no lo que estás haciendo es provocar una competencia desleal entre Estados miembros.

P. El PP europeo votaría entonces a favor de un impuesto de sociedades global.

R. Lo que buscamos es una competencia justa. Y tiene que ser una decisión conjunta para toda la Unión Europea, que ayuden a la financiación conjunta.

Proyecto Parlamento Europeo