Un sacerdote se niega a bendecir en Domingo de Ramos al no poder incluir a homosexuales
  1. Mundo
  2. Europa
No entiende el veto

Un sacerdote se niega a bendecir en Domingo de Ramos al no poder incluir a homosexuales

Don Giulio afirma que las personas atraídas por los de su mismo género pueden prescindir de la Iglesia, puesto que Dios responderá por ellos

placeholder Foto: Esta protesta hace sentir "muy feliz" al religioso (Unsplash)
Esta protesta hace sentir "muy feliz" al religioso (Unsplash)

Giulio Mignani, párroco de Bonassola, en La Spezia (Italia) se negó a bendecir las palmas en la misa del Domingo de Ramos, como señal de protesta ante la prohibición de incluir a los homosexuales. Esta decisión llega a raíz de la publicación de un documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe de hace unos días, que niega la bendición a las parejas del mismo sexo.

"Si no puedo bendecir a homosexuales, tampoco bendigo las palmeras y las ramas de olivo", afirmó el párroco, protagonista de esta historia que publica Corriere Della Sera. Don Giulio, que ya se había puesto del lado del colectivo de la bandera arcoíris anteriormente, explicó el motivo de su protesta durante la homilía de la eucaristía del Domingo de Ramos, celebración que inaugura la Semana Santa en la tradición cristiana.

Según él, la bendición de las palmeras "está ligada a la procesión en memoria de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén", una que no ha podido llevarse a cabo debido a las medidas sanitarias. Sin embargo, considera que tampoco tenía sentido realizar lo que sí se permitía, ya que no posibilitaba incluir a los homosexuales. Esta protesta hace sentir "muy feliz" al religioso.

"En la Iglesia todo está bendecido, no solo las palmas sino a veces, lamentablemente, hasta las armas", prosiguió. Denuncia que para el cristianismo "el amor verdadero y sincero de dos personas no puede ser bendecido por tratarse de homosexuales", y sigue llamándose aún "pecado". Aunque la Iglesia quiera suprimirles este gesto a las personas atraídas por los de su mismo género, Don Giulio afirma que "pueden prescindir fácilmente de la bendición de ella, porque Dios estará dispuesto a bendecirlos".

Cristianismo
El redactor recomienda