Un piloto de dron capta imágenes a escasos centímetros de la erupción volcánica en Islandia
  1. Mundo
  2. Europa
los vídeos han recorrido medio mundo

Un piloto de dron capta imágenes a escasos centímetros de la erupción volcánica en Islandia

La actividad volcánica que se inició este 19 de marzo cerca del monte Fagradalsfjall, en Islandia, ha quedado registrada para la posteridad por el fotógrafo Bjorn Steinbekk

placeholder Foto: El volcán Fagradalsfjall que entró en erupción dejando imágenes impresionantes (REUTERS)
El volcán Fagradalsfjall que entró en erupción dejando imágenes impresionantes (REUTERS)

Un dron, manejado por el fotógrafo Bjorn Steinbekk, ha sido en los últimos días el testigo silencioso de la "pequeña" erupción volcánica, como así la describieron desde el primer momento desde la Oficina Meteorología de Islandia, que se inició este 19 de marzo en torno a las 20:45, hora local, en la zona de Geldingadalur, donde la lava comenzó a fluir en los alrededores del monte Fagradalsfjall, tal y como concretó el Gobierno de Islandia en una nota informativa recogida en su sitio web este sábado. La actividad volcánica registrada, que forma parte de un evento geológico en curso que se detectó por primera vez en el mes de enero y que en las últimas semanas ha estado marcado por "una intensa actividad sísmica" a raíz de un terremoto de magnitud 5,7 producido el 24 de febrero, detalla el Ejecutivo en su página web, no generará "grandes explosiones o una producción significativa de cenizas dispersas en la estratosfera" al originarse por una rotura en la corteza terrestre de "500 a 700 metros de largo".

No obstante, eso no quita para que la actividad volcánica de esta zona de Islandia, ubicada a unos 40 kilómetros de la capital islandesa, Reykjavik, dé para imágenes impresionantes. Aunque el primer vídeo que mostró el recorrido de los ríos de lava por el Fagradalsfjall lo captó la Guardia Costera de Islandia desde unos helicópteros, poco después de que se iniciase la actividad volcánica y tras haber confirmado que se estaba dando ese episodio gracias al metraje que recoge una cámara de videovigilancia ubicada cerca de la montaña, lo cierto es que ha sido un fotógrafo piloto de drones el que ha conseguido acercar a medio mundo las espectaculares lenguas de magma de este tipo de actividad volcánica que, en palabras del primer ministro de Islandia, Katrín Jakobsdóttir, preocupan más fuera de la isla que en territorio islandés.

La aventura de este fotógrafo que echó mano de su dron de última generación comenzó en las redes sociales este lunes, 22 de marzo, cuando empezó a compartir vídeos breves de la erupción volcánica, de no más de 30 segundos, a través de YouTube, Instagram y Twitter, donde empezaron a recibir reacciones en masa, lo que ha provocado que Steinbekk haya publicado más material acompañando las imágenes con melodías épicas o, por ejemplo, con una canción de un compositor islandés, como la que se puede escuchar en el último vídeo que, hasta la publicación de este artículo, el fotógrafo ha compartido a través de Instagram y YouTube. En este último vídeo, que se puede visionar en este artículo, se puede apreciar a vista de pájaro y a muchos fotogramas por segundo cómo la lava va descendiendo y avanzando lentamente por el terreno en el que se ha producido la fisura.

"Quería compartir algunas imágenes más simples del volcán", señala Steinbekk en la caja de descripción del último vídeo que ha subido a la plataforma de YouTube; mientras que en uno de los primeros vídeos deja claro que no estaba seguro de volver a ver a su dron de nuevo (y funcionando) tras haber atravesado el dispositivo el cráter por el que emergía la lava incandescente a escasos centímetros. Así lo ha contado también el fotógrafo a la televisión británica del Canal 5, medio al que ha concedido una entrevista, que se puede consultar también en YouTube, hablando acerca de su experiencia como 'infiltrado' en la zona cero de la actividad volcánica, en la que tal y como indican desde la Oficina de Meteorología de Islandia la calidad del aire no es buena.

"Estaba muy emocionado. En la última toma, en la que se ve al dron volando hacia el cráter y cómo surgen las rocas de lava, pensaba que no volvería a tenerlo en mis manos. Entonces descendió la montaña y la conexión se mantuvo, y me sentí como cuando el Liverpool ganó la Champions League en Estambul en 2005 o como cuando ganamos la Premier el verano pasado. Me sentí muy bien", explica el fotógrafo afincado en Islandia. "Tengo muchos mensajes y peticiones para poder utilizar el metraje y la gente está muy interesada en saber si el dron sigue funcionando. Está aquí, sano y salvo", indicaba también ante la periodista de Canal 5 Steinbekk.

Volcán
El redactor recomienda