Bruselas da un paso más en sus amenazas a AstraZeneca por las dosis prometidas
  1. Mundo
  2. Europa
ARTÍCULO 18.5 DEL CONTRATO

Bruselas da un paso más en sus amenazas a AstraZeneca por las dosis prometidas

La Comisión Europea ha anunciado que enviará una carta a la farmacéutica que activa el proceso de resolución de conflictos con el objetivo de obtener las dosis prometidas

placeholder Foto: Von der Leyen. (Reuters)
Von der Leyen. (Reuters)

La vacunación con las dosis de AstraZeneca está parada en muchos Estados miembros que esperan el dictamen de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) sobre unos casos de trombosis tras la inyección. Pero la Comisión Europea no ha frenado su pulso con la farmacéutica, que ha incumplido sus compromisos para el primer trimestre y ya ha avanzado a Bruselas que tampoco podrá cumplir los de los próximos tres meses.

Ahora el Ejecutivo comunitario ha anunciado que ha iniciado el procedimiento de resolución de conflictos recogido en el contrato con AstraZeneca, y que se activa con el envío de una carta en la que ya están trabajando los técnicos comunitarios. “Planeamos enviar una carta a AstraZeneca que nos permitirá iniciar un diálogo con la empresa como parte de un proceso para resolver la disputa”, ha asegurado un portavoz de la Comisión Europea. El artículo 18.5 del contrato, que es el que sirve para estructurar la resolución de conflictos, señala que en caso de fracasar a la hora de buscar un acuerdo a través de un diálogo informal, el asunto podría ser llevado a los tribunales belgas.

Foto: Una mujer sostiene un vial de la vacuna de AstraZeneca. (Reuters)

Aunque el asunto pueda terminar en los tribunales las fuentes comunitarias insisten desde hace tiempo en el mismo mensaje: lo que quieren son las dosis por parte de la compañía anglosueca. La Comisión firmó un contrato por valor de 300 millones de dosis para este año, ampliable a otros 100 millones, pero la farmacéutica a duras penas podrá entregar 100 millones de dosis a mitad de 2021.

Prohibición 'de facto'

El origen del choque está en que las fábricas que AstraZeneca tiene en el Reino Unido solamente están produciendo para cumplir el contrato con el Gobierno británico, con quien la compañía tiene un compromiso por el cual le da prioridad. Sin embargo, el contrato europeo con la farmacéutica incluye las factorías en suelo británico, aunque hasta ahora, según aseguran fuentes europeas, todavía no se han recibido dosis desde el Reino Unido, que aplica una prohibición 'de facto' a la exportación. Además, los técnicos comunitarios sospechan que la farmacéutica estuvo enviando dosis desde sus fábricas europeas al Reino Unido antes de que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) la aprobara.

Este choque hizo que este miércoles Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, amenazara a Londres con “todas las opciones” para asegurar que existe reciprocidad: mientras el Gobierno británico bloquea las exportaciones, recibe millones de dosis de la farmacéutica Pfizer desde suelo europeo. Solamente en febrero, Reino Unido recibió 11 millones de dosis exportadas desde la UE. En ese mismo periodo el sistema de salud británico inyectó ocho millones de dosis. Bruselas quiere que el Gobierno de Boris Johnson muestre reciprocidad y permita que se envíen dosis a los Veintisiete de forma que AstraZeneca pueda cumplir con el contrato firmado con la Comisión Europea.

Foto: Boris Jonhson. (Reuters)

El Ejecutivo comunitario tiene una relación complicada con AstraZeneca en la que la confianza no sobra. En un primer momento la farmacéutica intentó señalar que los problemas de producción que afrontaba era derivados de un error en una de sus plantas en Bélgica, pero a los pocos días el director de la compañía tuvo que admitir que tenían un contrato preferente con el Reino Unido. La Comisión Europea obligó a la farmacéutica a publicar partes del contrato en las que se podía leer que ningún otro acuerdo de la compañía con otros países terceros le libraba de cumplir con los compromisos adquiridos con la Unión Europea.

Comisión Europea Unión Europea Reino Unido