Von der Leyen amenaza con más bloqueos a AstraZeneca: "No fue un caso aislado"
  1. Mundo
  2. Europa
Defiende la decisión de Italia

Von der Leyen amenaza con más bloqueos a AstraZeneca: "No fue un caso aislado"

La presidenta de la Comisión Europea cierra filas con las autoridades italianas que frenaron la exportación de 250.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca

placeholder Foto: rLa presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen. (Foto: Reuters)
rLa presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen. (Foto: Reuters)

La semana pasada Italia se convirtió en el primer país europeo en utilizar el llamado “mecanismo de transparencia de exportaciones” para bloquear el envío de 250.000 dosis de la vacuna de AstraZeneca a Australia. El Gobierno italiano, liderado ahora por el expresidente del Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi, tuvo que solicitar el visto bueno de la Comisión Europea, que le dio la luz verde para proceder a bloquear el envío.

¿La razón? Las autoridades italianas, la Comisión Europea y las fuentes diplomáticas consultadas coinciden: mientras que AstraZeneca no cumpla con el contrato firmado con el Ejecutivo comunitario, se pueden producir ese tipo de bloqueos. Algunas voces en Bruselas advertían sin embargo de la posibilidad de que se estuviera abriendo la “caja de pandora” que pudiera acabar convirtiendo la campaña de vacunación en una “guerra de las vacunas” con una mezcla de nacionalismo y cortoplacismo político que podría acabar afectando a las cadenas de suministro claves para producir las dosis de las distintas vacunas contra el coronavirus. Sin embargo, todos los actores implicados en la operación restaban importancia el pasado viernes.

Este lunes Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha apoyado la decisión italiana. “Si una compañía no cumple no podemos permitir exportaciones”, ha asegurado la alemana en una entrevista con el periódico germano WirtschaftsWoche, en la que también ha indicado que la Unión Europea no puede ser señalada como “chivo expiatorio” cuando una compañía como AstraZeneca ha entregado “una décima parte” de las dosis comprometidas.

Foto: El primer ministro italiano, Mario Draghi. (Foto: EFE)

"No fue un caso aislado", ha amenazado Von der Leyen, sabiendo que hay otros países, como Francia, que han señalado que están dispuestos a seguir el camino que ha abierto Italia. Las voces críticas en Bruselas, entre las que destaca la de Bernd Lange, eurodiputado socialdemócrata alemán y presidente de la comisión de Comercio Internacional, advierten del riesgo que corre la Unión Europea abriendo ese camino.

Y es cierto que otros países como Estados Unidos o Reino Unido tienen también restricciones y controles a sus exportaciones, pero la Unión Europea apostó en un primer momento por una estrategia en la que se presentaba como la “contraposición” de Washington y Londres en su política de puertas abiertas y adquiriendo muchas más vacunas de las necesarias para contribuir con el esfuerzo en países con menos recursos. En cualquier caso, el mecanismo de transparencia de la UE no restringe exportaciones a países vulnerables y ha aprobado casi 200 movimientos y solamente ha bloqueado uno por el momento.

A nivel técnico la Comisión Europea mantiene un contacto continuo con todas las farmacéuticas, y especialmente con aquellas que ya tienen sus vacunas aprobadas por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), es decir, la propia AstraZeneca, Pfizer, Moderna y a partir de esta semana Johnson & Johnson, que pondrá en el mercado europeo la primera vacuna monodosis. Y a nivel técnico las relaciones son buenas, pero desde dentro del Ejecutivo comunitario señalan que si bien todas están enfrentando problemas de producción, hay buenas y malas alumnas. “Pfizer está trabajando muy duro para cumplir con el objetivo de entrega para el primer trimestre. Así es como debería ser”, ha señalado Von der Leyen en su entrevista este lunes.

Foto: Vacunas en Italia. (Reuters)

La Comisión Europea puso en marcha el mecanismo de transparencia de exportaciones después del primer choque con AstraZeneca, cuando la farmacéutica informó de que solamente entregaría una pequeña fracción de lo comprometido para el primer trimestre. El enfrentamiento llevó a Bruselas a forzar a la empresa a publicar el contrato firmado, si bien eliminando algunas partes, y a la puesta en marcha de este mecanismo, que en un principio únicamente sería informativo, teniendo las farmacéuticas que informar, pero sin que los Estados miembros pudieran bloquear exportaciones. Tras varios días de presiones por parte de algunas capitales, la propuesta final del Ejecutivo comunitario incluyó la posibilidad de que las autoridades nacionales pudieran frenar envíos a países terceros en caso de que la empresa no estuviese cumpliendo con sus compromisos.

Comisión Europea Unión Europea Exportaciones Ursula von der Leyen Banco Central Europeo (BCE) Nacionalismo