Bruselas presentará este mes el 'pasaporte de vacunación' clave para salvar el verano
  1. Mundo
  2. Europa
crisis por el coronavirus

Bruselas presentará este mes el 'pasaporte de vacunación' clave para salvar el verano

La Comisión Europea publicará en marzo su propuesta para un 'pase verde digital' que permitirá facilitar el movimiento de aquellas personas inmunizadas

placeholder Foto: Controles en la frontera de Suiza en el aeropuerto de Ginebra. (EFE)
Controles en la frontera de Suiza en el aeropuerto de Ginebra. (EFE)

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha anunciado este lunes que el Ejecutivo comunitario presentará en el mes de marzo su propuesta legislativa para poner en marcha lo que ha calificado de “Pase Verde Digital”, también conocido como “pasaporte de vacunación”, que permitirá a las personas ya inmunizadas poder viajar sin tener que afrontar todas las restricciones. Margaritis Schinas, vicepresidente de la Comisión Europea, ha concretado que espera que la propuesta se presente el próximo 17 de marzo.

Era una exigencia de Kyriakos Mitsotakis, primer ministro griego, a la que se habían sumado también los países del sur muy dependientes del turismo, como España, Italia o Malta, pero a la que se oponían otros Estados miembros como Francia o los del Benelux, que tienen reservas éticas respecto a que haya distintas categorías en el derecho a la libertad de movimiento. Para Atenas es una cuestión de supervivencia: con un cuarto de su PIB dependiendo del turismo, la economía helena no se podía permitir otro verano en blanco.

El pasado jueves, los jefes de Estado y de Gobierno debatieron la propuesta en el segundo Consejo Europeo del año, y hubo un consenso amplio respecto a la necesidad de ponerlo en marcha, aunque algunos Estados miembros, como Países Bajos, siguieron mostrando su oposición. Este lunes, Von der Leyen, que explicó que para poner a punto el mecanismo serán necesarios tres meses de trabajos técnicos, ha prometido que “respetará la protección de datos, la seguridad y la privacidad”.

Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. (EFE)

“El Pase Verde Digital debería facilitar la vida de los europeos. El objetivo es permitirles moverse gradualmente con seguridad en la Unión Europea o en el extranjero, por trabajo o turismo”, ha escrito Von der Leyen en la red social Twitter. En su mensaje, la alemana ha señalado que tendrá dos elementos fundamentales: incluirá la prueba de que el portador ha sido vacunado o bien los resultados de la prueba negativa en caso de no haber podido ser inmunizado.

Con esa doble función el Ejecutivo comunitario busca esquivar las reservas de aquellas capitales que no quieren que se trate de un documento únicamente en poder de aquellas personas que han podido vacunarse, lo que, según defienden, derivaría en una discriminación hacia ciudadanos que todavía no han podido recibir sus dosis.

Foto: Una profesional sanitaria del Hospital de Sant Pau (Barcelona). (EFE) Opinión

La cuestión se desbloqueó el pasado jueves ante la creciente presión de Grecia y también de España. El ambiente era cada vez más tenso y la delegación helena llegó al encuentro ya en un tono más duro, dejando entrever su molestia con que algunas capitales se tomaran como una cuestión de ocio algo que para el país es pura supervivencia económica.

Este mismo lunes se han reunido los ministros de Turismo de la Unión Europea, y antes del anuncio de la Comisión Europea la ministra española, Reyes Maroto, ha insistido en que “los certificados son una herramienta útil y eficaz para retomar la movilidad de una forma segura”. “Es importante tener las herramientas preparadas para iniciar la movilidad y volver a poner a Europa como destino de viajes seguro en el momento que los datos de incidencia del virus lo permitan”, ha asegurado la ministra tras el encuentro. España ha firmado una declaración conjunta con Austria, Bulgaria, Grecia, Malta y Eslovaquia para pedir impulsar cuanto antes el pasaporte de vacunación.

"Es una buena noticia que España y Europa compartamos la necesidad de trabajar coordinadamente y agilizar las herramientas para garantizar una movilidad segura en cuanto las condiciones sanitarias lo permitan", ha señalado la ministra española tras conocer el anuncio del Ejecutivo comunitario.

Un portavoz de la Comisión Europea ha señalado que el escenario más optimista será tenerlo en marcha en verano. “El objetivo es tenerlo en marcha en tres meses si todo va bien, pero al menos será necesario ese tiempo”, ha señalado Eric Mamer, portavoz del Ejecutivo comunitario, que ha añadido que “requerirá que los Estados miembros actúen rápido para su implementación”.

placeholder El Algarve (Portugal) durante la crisis del coronavirus. (Reuters)
El Algarve (Portugal) durante la crisis del coronavirus. (Reuters)

Los conocedores de las discusiones señalaban antes del Consejo Europeo de la semana pasada que las discusiones técnicas ya estaban muy avanzadas, tanto en cómo debería ser como en su aplicación y uso en todos sus ámbitos técnicos, y que prácticamente todo estaba pendiente de la discusión política y respecto a los asuntos legales de la herramienta.

Hay también algunas dudas sanitarias. Por ejemplo, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) ha expresado sus dudas respecto si a una persona vacunada puede seguir siendo portadora del virus, y es una duda compartida por algunos expertos y Estados miembros, por lo que hay cierta resistencia a que no tengan que afrontar ninguna prueba.

Tras el anuncio de la Comisión Europea, los Estados miembros con reservas han vuelto a expresarlas. Sophie Wilmès, ministra de Asuntos Exteriores de Bélgica, ha señalado que "la idea de un sistema europeo estandarizado que permita a cada individuo recopilar información sobre su vacunación, pruebas de COVID, etc. en un solo documento digital (certificado) es buena. Sin embargo en la propuesta de la señora Von der Leyen, la noción de "pase" es confusa en relación con el objetivo que debe perseguir este certificado". "Para Bélgica, no se trata de vincular la vacunación con la libertad de circulación por Europa. El respeto del principio de no discriminación es más fundamental que nunca ya que la vacunación no es obligatoria y el acceso a la vacuna aún no está generalizado", ha añadido la ministra belga.

Vacunación Unión Europea Comisión Europea Turismo Ursula von der Leyen Consejo Europeo Bruselas Malta Privacidad Social Grecia Reyes Maroto
El redactor recomienda