Esta es la 'joya' de Orbán para reemplazar al eurodiputado sancionado por una orgía gay
  1. Mundo
  2. Europa
"un bocazas de limitada capacidad"

Esta es la 'joya' de Orbán para reemplazar al eurodiputado sancionado por una orgía gay

Los detalles sobre la agitada vida sentimental de Tamás Deutsch tampoco encajan con la fervorosa defensa de los valores familiares que Orbán abandera

placeholder Foto: Viktor Orbán y el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki. (Reuters)
Viktor Orbán y el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki. (Reuters)

De Víktor Orbán, un fanático del fútbol que a veces ve seis partidos en un día, se ha dicho que dirige Hungría como si fuera el entrenador de un equipo. Para seguir con el símil, se podría decir que Orbán debe tener problemas de banquillo. Tras la expulsión del eurodiputado Józef Szájer por no respetar las restricciones anticovid en una orgía gay de Bruselas, se ha sabido que enviará a Bruselas como reemplazo a Tamás Deutsch (54 años), un político con menos capacidad para hacer amigos que su mediático antecesor. Conocido cariñosamente como 'Deutsch Tomi' por las abuelas húngaras, que le recuerdan como el "amigo guapo" de Orbán en su juventud, el nuevo representante de Fidesz en Bruselas probablemente será expulsado en la próxima reunión del Grupo Parlamentario Popular Europeo por insultar a su jefe. Pero ese no es su único problema.

Desde jóvenes, Orbán y Deutsch comparten dos pasiones: el fútbol y la política. Pero, mientras Orbán se dedicaba a jugar, y llegó a estar en la selección nacional sub-21, Deutsch prefería la gestión y con el tiempo llegó a comprar un equipo de primera división. En política, Víktor Orbán era el orador inspirado y Deutsch el intelectual con carisma. Ambos, que llevaban el pelo largo, no se perdían una manifestación anticomunista y terminaron fundando el Fiatal Demokraták Szövetsége, o Fidesz (Unión Cívica Húngara), en 1988.

Precisamente ese año, Deutsch fue encarcelado en Praga por asistir a la conmemoración de la revuelta contra los soviéticos de 1968, la Primavera de Praga. En pocos días, el Gobierno húngaro se apresuró a pagar la fianza de Deutsch y llegó a retrasar la salida de un vuelo de Malév, la que fuera la línea aérea nacional magiar, para traer de vuelta a Tomi a casa. Su popularidad llegó a ser comparable a la de Orbán y, entre otros cargos, Deutsch ha sido diputado sin interrupción durante tres décadas, cuando tenía solo 24 años.

Foto: - El anfitrión de la orgía ilegal de Bruselas del viernes pasado en la que 25 hombres fueron multados por no respetar las normas anti-covid. (EFE)

Jefe de campaña de Fidesz, presidente del Comité Olímpico Nacional, alcalde de un distrito de Budapest, portavoz del Congreso, vicepresidente del partido… Deutsch ha acumulado desde muy joven cargos de importancia en los gobiernos de Orbán, aunque durante la mayor parte del tiempo ha mantenido un perfil público bajo. Cuando Orbán le ofreció ser ministro, Deutsch se vio obligado a terminar la carrera de Derecho a los 33 años, pues la ley húngara exige una licenciatura a todos los ministros. Deutsch terminó la carrera, Orbán le dio la cartera de Deportes y, con más poder, llegaron más responsabilidades… y visibilidad.

El hecho que marcó su mandato como ministro fue el pago de 12 millones de euros por unos tornos electrónicos para estadios que jamás se instalaron. El escándalo puso a Deutsch en el foco de atención de la opinión pública, su buena estrella empezó a perder brillo y, en vez de Tomi, algunos empezaron a llamarle 'Tompika' (atontado). Con su sempiterna melena rizada y una expresión cada vez más seria, la imagen de Deutsch empezó a hacerse habitual en la prensa, y no siempre en relación con sus logros políticos.

Un excompañero de correrías denunció que el puritano Tomi era consumidor habitual de cocaína desde hacía décadas

Cuando en 2014 Fidesz propuso análisis antidrogas anuales y obligatorios para todos los chicos de 12 a 18 años, así como para periodistas y políticos, Deutsch se convirtió en uno de los mayores impulsores de la idea. La propuesta, que iba a ser sufragada con el dinero ahorrado al suspender un programa de distribución gratuita de jeringuillas para drogadictos, fue aplaudida por el amante de los deportes Deutsch, quien aseguró que jamás se había acercado a las drogas por su “terror patológico” a vomitar.

Sin embargo, un excompañero de correrías denunció que el puritano Tomi era consumidor habitual de cocaína desde hacía décadas. Deutsch se querelló y al juicio acudieron cinco testigos que declararon haber compartido con él el uso de narcóticos prohibidos, e incluso un expolicía contó cómo se le tuvo que "rescatar" camuflado en más de una ocasión de burdeles donde se traficaba con cocaína. Deutsch perdió el juicio.

Una vida muy turbulenta

Los detalles sobre la agitada vida sentimental de Tamás Deutsch tampoco encajan con la fervorosa defensa de los valores familiares que Orbán abandera. Deutsch se ha casado y divorciado tres veces; ha tenido seis hijos (al menos uno de ellos, producto de un 'affaire' con su secretaria) y curiosamente decidió mantener el apellido de una de sus exesposas (la hija del ministro de Defensa, con quien estuvo casado de 2006 a 2008). Uno de los hijos de Deutsch jugó en el MTK Budapest, un club de primera división que el político compró hace pocos años y en el que, según algunos, tenía la titularidad asegurada hasta que fichó por el Siófok, un equipo de segunda. El club del hijo de Deutsch fue promocionado a primera cuando la federación le quitó ocho puntos a su rival por el ascenso.

Hoy, el enviado de Orbán a Bruselas es considerado en su país como "un bocazas de limitada capacidad intelectual que airea sus exabruptos en las redes sociales", tal y como le describe Eva S. Balogh, comentarista política y autora del blog 'Hungarian Spectrum'. Aparte de prodigarse en Facebook y Twitter publicando fotos de los viejos tiempos, Deutsch ha insultado a políticos húngaros y extranjeros en más de una ocasión.

Por ejemplo, del ex primer ministro Gyurcsány dijo: "Hay gente vil. Hay descerebrados con mala voluntad. Hay gente apestosa, repugnante. Hay maricas asquerosos. Y después está Gyurcsány". Recientemente, ha comparado al jefe de los Populares del Europarlamento, Manfred Weber, con la Gestapo, a lo que un grupo de 30 diputados ha respondido con una carta que pide su expulsión. La reunión en que se iba a dirimir su permanencia estaba prevista para el 9 de diciembre, pero ha sido pospuesta, y la impresión general es que Deutsch tiene los días contados en Bruselas.

Foto: Imagen: Raquel Cano.

El año pasado, Fidesz fue suspendido del Grupo Popular por sus propios compañeros de grupo, algo inédito en la historia de la Unión Europea. Cuando hace 12 años un eurodiputado británico comparó al presidente del Parlamento Europeo con Hitler, su expulsión fue fulminante, y si hasta ahora Deutsch y Fidesz no han corrido la misma suerte, es solo gracias a los aplazamientos en el calendario europeo.

Aunque entre Budapest y Bruselas hay una distancia de solo 1.357 kilómetros y 10 metros (los que mide la tubería que Józef Szájer intentó descender, desnudo, para escapar de la policía), hace tiempo que Hungría orbita en una galaxia muy lejana a la de casi todos sus socios europeos. El nombramiento de Deutsch parece destinado a dejar un legado tan fugaz y controvertido como el de su predecesor.

Cuando Józef Száier, en un intento de entusiasmar a la opinión pública extranjera con una apariencia de modernidad, presentó el texto constitucional que él mismo había escrito en su tableta, empleó estas palabras: "Steve Jobs seguramente se alegrará cuando se entere de que la nueva Constitución de Hungría se está escribiendo en un iPad, de hecho, en iPad; y lo mejor es que no tengo que esperar minutos para encenderlo, como con un ordenador portátil. Puedo encender la tableta en cualquier lugar y aprovechar cada minuto. ¡Es un milagro!". Al día siguiente de estas declaraciones, Apple presentó el iPad 2, mucho más rápido, fino y con la mitad de peso.

Hungría Viktor Orban Noadex
El redactor recomienda