El mes clave de Europa: Reino Unido espera la vacuna en 10 días y Francia reabre tiendas
  1. Mundo
  2. Europa
la curva de contagios baja en el continente

El mes clave de Europa: Reino Unido espera la vacuna en 10 días y Francia reabre tiendas

La OMS asegura que el continente ha mostrado más cohesión y ha hecho "mejor su trabajo" que al principio de la pandemia, pero muchos países mantienen datos altos de contagios y muertes

Foto: Una mujer prepara el escaparate de una tienda en París. (EFE)
Una mujer prepara el escaparate de una tienda en París. (EFE)

Europa encara un mes de diciembre que se prevee decisivo tanto por la oleada de desplazamientos por las fiestas navideñas como por la esperanza de la llegada inminente de la vacuna para el coronavirus. Los hospitales de Reino Unido serán previsiblemente los primeros en recibir las dosis del fármaco de Pfizer y BioNTech, con una efectividad anunciada del 95%, que se esperan para el próximo 7 de diciembre; mientras que otros países relajan sus restricciones como Francia, donde los comercios no esenciales —como las tiendas de ropa, las zapaterías o las librerías— pudieron volver a recibir clientes casi un mes después por el cierre forzado por la pandemia.

El continente europeo suma 17,7 millones de contagios y 395.000 muertes por el covid, con una curva de contagios que desciende desde hace dos semanas mientras que sigue en ascenso la de fallecidos. La curva de casos diarios sube en Rusia, el país con más contagios del continente, mientras que baja en Francia, España, Italia, Reino Unido y Alemania.

El director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, aseguró este viernes que Europa, que consiguió reducir con rapidez las cifras de contagios diarios en la segunda oleada de covid-19, mostró mayor cohesión e "hizo mejor su trabajo" que al principio de la pandemia. "Europa ha trabajado mejor, los miembros de la UE se han alineado mejor a la hora de dictar medidas y sus mensajes fueron más consistentes", señaló Ryan, quien subrayó que la experiencia europea podría ayudar a países o regiones que ahora podrían estar afrontando una posible segunda oleada de covid-19, caso de Brasil.

Foto: Imagen del euro en Fráncfort. (Reuters)

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo este viernes que "posiblemente" ya en diciembre se pueda empezar a vacunar contra el coronavirus a los ciudadanos de la Unión Europea. La responsable de la Comisión indicó que la UE dispondrá de unas 2.000 millones de dosis de diferentes vacunas, más de lo que se necesita para inmunizar a la población comunitaria.

Es justamente Reino Unido, pese a su salida del club comunitario, el primer país en el que ya ha trascendido la fecha de llegada del fármaco de Pfizer y BioNTech, que se espera para dentro de menos de diez días. Concretamente, el diario 'The Guardian' sitúa la fecha en el 7 de diciembre, para lo que las autoridades sanitarias deberán aprobar la vacuna en cuestión de días. Los directores de los hospitales del Servicio Nacional de Salud (NHS) han sido notificados de la llegada de esas dosis para la fecha señalada, según el periódico británico. El personal sanitario, los trabajadores en residencias de ancianos y los mayores de ochenta años serán los primeros receptores del suministro farmacológico. Con ese fin, el Gobierno británico anunció este sábado el nombramiento del diputado Nadhim Zahawi como secretario de Estado responsable de supervisar la distribución de las vacunas contra la covid-19 en el país.

Pese a esa inminente llegada, el ejecutivo de Boris Johnson mantiene gran parte de las restricciones establecidas. En las áreas con un nivel muy alto de riesgo —como Manchester— seguirán prohibidos los encuentros sociales en interiores y exteriores, y permanecerán cerrados los bares que no sirvan comida para llevar. En el nivel intermedio, donde figura Londres y Liverpool, están vetados los encuentros bajo techo de distintos hogares; se mantendrá el máximo de seis personas para reuniones en exteriores y se fija la hora de cierre de pubs y restaurantes —ahora clausurados salvo para entrega a domicilio— a las 23.00 GMT. Los establecimientos solo podrán servir bebidas alcohólicas si van acompañadas de una "comida sustancial" y se permitirá la vuelta "limitada" de espectadores a estadios deportivos y espectáculos en directo, mientras que locales no esenciales como peluquerías podrán también reabrir.

Foto: El ministro de Sanidad, Salvador Illa. (EFE)

Otras naciones como Austria esperan poder empezar a vacunar a su población —primero el personal sanitario, personas mayores de edad y otras personas de riesgo— en el mes de enero, dijo el canciller conservador Sebastian Kurz, para lo cual recibirá un 2% de las dosis disponibles, "más de lo que probablemente vaya a necesitar", explicó la presidenta de la Comisión Europea. Austria es actualmente uno de los países europeos más afectados por la segunda ola de la pandemia, con una incidencia superior a los 400 casos por 100.000 habitantes en siete días, a pesar de encontrarse en diferentes grados de confinamiento desde el pasado 3 de noviembre.

Reapertura en Francia

En Francia, las consideradas hasta ahora tiendas no esenciales pudieron volver por fin a recibir clientes, casi un mes después de que el pasado 30 de octubre tuvieran que cerrar sus puertas por el avance de la pandemia. Al mismo tiempo, grandes superficies como los hipermercados Carrefour o Monoprix vieron autorizada la venta de productos como libros o ropa, vetada hasta ahora para evitar una competencia desleal.

"Hoy todos estamos ansiosos", le decía una dependienta de la cadena de perfumerías Marionnaud en París a uno de los primeros clientes que se acercaron por la mañana a por un regalo. El nerviosismo está justificado: ese sector en concreto registra entre el 30 y el 40% de su facturación anual durante las fiestas de Navidad, y en términos generales el comercio llega de una temporada difícil con las manifestaciones de los "chalecos amarillos", las huelgas por la reforma de pensiones o ahora los confinamientos. La pandemia ha afectado a grandes y pequeños. El grupo de las Galerías Lafayette, según el diario 'Le Figaro', calcula que perderá la mitad de su cifra de negocios este año, y otros como Bon Marché prevén un descenso del 25 al 35 % de sus ventas.

Foto: Foto de archivo del presidente francés, Emmanuel Macron. (EFE)

Por su parte, Alemania registró 21.695 contagios en las últimas 24 horas, según las cifras actualizadas del Instituto Robert Koch (RKI), que pese a la alta incidencia de infecciones muestran una tendencia a la desaceleración de los nuevos casos de covid-19. El sábado de la semana anterior, la cifra de nuevos contagios se situó en los 22.964 casos, de acuerdo con el RKI, competente en la materia en Alemania. La máxima absoluta en un día en Alemania, desde el inicio de la pandemia, se registró el viernes día 20, en que se reportaron 23.648 nuevos casos. El número de víctimas mortales en las últimas 24 horas sigue siendo sin embargo muy alto, con 379 fallecidos; pero también implica un retroceso respecto al máximo registrado en un día, los 410 que se registró el pasado miércoles.

Italia registró 28.352 nuevos casos y 827 fallecidos este viernes por coronavirus, según los datos del Ministerio de Sanidad, mientras el informe semanal de los expertos indica que la incidencia acumulada sigue siendo alta a pesar de reducirse la velocidad de transmisión. Con estas cifras, los muertos desde el inicio de la pandemia en febrero son ya 53.677 y los casos totales de coronavirus 1.538.217 en Italia. Se confirma el aplanamiento de la curva de contagios y la mejora de la situación en los hospitales. Han descendido las personas actualmente positivas en casi 8.000 y los ingresados, que son 33.684. También han bajado los ingresos en cuidados intensivos, que son 3.782, es decir 64 menos que ayer.

El Gobierno italiano prepara un nuevo decreto que entrará en vigor el 4 de diciembre con el que mantendrá la prohibición de salir de las regiones, el toque de queda y los colegios cerrados en las zonas de alto riesgo.

Foto: Una ambulancia en Roma. (EFE)

Grecia registra nuevo récord de muertes

Grecia rompió este sábado un nuevo récord de muertes por covid con 121 fallecimientos en un día, a pesar de que precisamente hoy se cumplen tres semanas de confinamiento con buena parte de la actividad económica paralizada y un toque de queda nocturno. Según los datos de la Organización Nacional de Salud Pública (EODY), en total se registraron 1.747 nuevos contagios, un ligero descenso frente a los días previos, aunque no hay un claro aplanamiento de la curva epidémica.

Con los 121 muertes en las últimas 24 horas, los decesos suman ya 2.223 desde el comienzo de la pandemia en marzo, de los cuales dos terceras partes se registraron en noviembre. Especialmente preocupante sigue siendo el creciente número de personas conectadas a respiradores, actualmente 606, lo que pone la sanidad pública contra las cuerdas.

Rusia y Ucrania alcanzan un nuevo máximo

Rusia ha sumado en 24 horas previas al viernes nuevos máximos de contagios diarios por covid-19 en varias regiones del país y en Moscú, donde se registraron cerca de 2.000 positivos más que el día anterior, pero también una ligera reducción del número de fallecidos por la infección. Según el último balance de las autoridades sanitarias, el número de los casos confirmados en el último día ascendió a 27.543, mientras los fallecimientos se situaron en 496, frente a los 524 registrados la víspera.

Ucrania registró el viernes por segundo día consecutivo un récord de nuevos contagios diarios de la covid-19, al sumar en la última jornada 16.218 infectados al balance, pese a las cuarentenas de los fines de semana introducidas por el Gobierno. Además, contabilizó el fallecimiento de 192 personas en las últimas 24 horas, lo que eleva los decesos a 11.909.

En Polonia, más de la mitad de los tests de coronavirus que se hacen dan positivo. Es, en este parámetro, el peor país de Europa y el segundo peor del mundo, solo por detrás de México. Además, Polonia es el país que menos pruebas de covid-19 lleva a cabo proporcionalmente de toda Europa. Con más de 2.400 muertos en cuatro días, este país, que capeó la “primera ola” mucho mejor que sus vecinos, se ha convertido en el peor ejemplo de gestión de la pandemia. En un intento de amortiguar la catástrofe, el Gobierno ha anunciado “100 días de solidaridad”, un paquete de medidas contradictorias que intentan proteger la economía y a la población al mismo tiempo.

Foto: Un hospital temporal en Wroclaw, en el oeste de Polonia, para enfrentarse a la segunda ola de coronavirus. (Reuters)

Los casos de covid-19 registrados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) superaron este viernes la barrera de los 60 millones, mientras que en las últimas 24 horas se reportaron al organismo con sede en Ginebra 11.200 nuevas muertes, la tercera cifra diaria más alta en lo que va de pandemia. La curva de contagios diarios a nivel global sin embargo mantiene su descenso, con 577.000 nuevos casos en la pasada jornada, una cifra aún alta pero que ha ido bajando paulatinamente desde que a mediados de noviembre se marcara un récord de casi 670.000 infecciones en un sólo día en el planeta. América, con 25,5 millones de casos y 711.000 muertes, parece finalmente registrar un tímido descenso en su gráfica de contagios, aunque no todos los países de la región muestran igual comportamiento: la curva baja en EEUU, Argentina o Colombia, pero vuelve a subir en Brasil o México.

Reino Unido Pandemia Vacuna Pfizer Coronavirus
El redactor recomienda