Europa respira por el fin de la era Trump y se lanza a felicitar a Biden
  1. Mundo
  2. Europa
Elecciones de Estados Unidos

Europa respira por el fin de la era Trump y se lanza a felicitar a Biden

Los líderes europeos se lanzan a felicitar al nuevo presidente electo de los Estados Unidos y respiran hondo ante la idea de dejar atrás la turbulenta era Trump

Foto: Europa respira por el fin de la era Trump y se lanza a felicitar a Biden
Europa respira por el fin de la era Trump y se lanza a felicitar a Biden

La Unión Europea ha seguido en silencio y con cierto pasmo los últimos días de recuento electoral en Estados Unidos. La victoria final del demócrata Joe Biden ha sido un alivio para un bloque comunitario que temía las consecuencias de otros cuatro años de administración Trump. Y, sin embargo, deja un sabor agridulce: los días de caos electoral, las declaraciones del todavía presidente, y la sensación de falta de liderazgo, han dejado en la Unión Europea la sensación de que Estados Unidos está en cierto modo a la deriva, que la idea de que "América está de vuelta" puede ser errónea, y que quedan años turbulentos por delante en suelo americano.

Eso sí, la victoria de Biden permite respirar en algunos asuntos clave. El nuevo presidente electo ha mostrado su compromiso con el Acuerdo de París de 2015, clave para la UE y sus ambiciones climáticas, y en las principales capitales europeas esperan poder curar las heridas de los últimos años. No va a cambiar la trayectoria general de Estados Unidos, que cada vez pivota más hacia el Pacífico en su rivalidad con China, y tampoco va a cambiar su exigencia de una mayor implicación de los socios en la OTAN, pero al menos va a cambiar el tono y las formas, y eso, después de lo vivido en los últimos cuatro años, es visto como un gran avance.

Han sido días muy tensos en la Unión Europea. El miércoles, horas después de que se cerraran las urnas, llegó el único mensaje enviado por alguien de la cúpula institucional de la UE durante los días más tensos del recuento. Josep Borrell, Alto Representante de la Unión para Política Exterior y de Seguridad, señalaba la necesidad de contar cada voto. En el resto de las capitales, en general, silencio. Tras conocerse este sábado los resultados en Pensilvania y por lo tanto la victoria de Joe Biden, el primer líder europeo en hablar ha sido Michaél Martin, primer ministro de la República de Irlanda, un país especialmente interesado en una presidencia demócrata, ya que Biden ha repetido en varias ocasiones su compromiso total con el proceso de paz en la isla y su oposición al Brexit. "Quiero felicitar al nuevo presidente electo de EEUU, Joe Biden ha sido un verdadero amigo de esta nación durante toda su vida y espero trabajar con él en los años venideros. ¡También espero darle la bienvenida a casa cuando las circunstancias lo permitan!", ha escrito Martin en las redes sociales.

Biden junto al antiguo presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, durante su etapa como vicepresidente de EEUU. (Reuters)
Biden junto al antiguo presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, durante su etapa como vicepresidente de EEUU. (Reuters)

Tras el líder irlandés llegó la felicitación del primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, y también el primer ministro maltés, Robert Abela. Alexander de Croo, primer ministro de Bélgica, ha sido también de los primeros líderes europeos en reaccionar y en enviar un mensaje especialmente dirigido para la futura vicepresidenta Kamala Harris: "Será un ejemplo increíble y un modelo importante para las niñas de todo el mundo".

El presidente de Lituania, Gitanas Nausedas, ha sido el primer líder báltico en felicitar a Biden, recordando que Estados Unidos es el "garante de la seguridad de los países bálticos". Las relaciones de todos estos países, así como los del bloque del este, con Estados Unidos es especial: consideran a Washington su defensor principal ante la amenaza rusa, y de hecho eso es lo que hizo que algunos Estados miembros se expresaran a favor de la reelección de Donald Trump, al que en algunas capitales se consideraba una mayor garantía. De hecho, Janez Jansa, primer ministro eslovaco, que fue el más vocal en su apoyo al candidato republicano, se ha mantenido fiel a la versión del presidente de un fraude electoral, y no ha felicitado a Biden.

Foto: Joe Biden, presidente electo de EEUU tras derrotar a Trump en una batalla fratricida

A partir de las siete de la tarde han llegado las felicitaciones de los principales líderes europeos. Según una fuente europea, el presidente del Consejo Europeo, el belga Charles Michel, había estado a lo largo del día de hoy en contacto con los principales líderes europeos, y acordaron que sería a partir de las siete de la tarde cuando enviaran sus felicitaciones a Biden tras los resultados del Pensilvania, mientras mostraban respeto "por el proceso electoral".

Emmanuel Macron, presidente francés, ha asegurado que queda "mucho que hacer para superar los desafíos actuales". "¡Vamos a trabajar juntos!", pide el líder galo. Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, ha deseado suerte a Biden y Harris y ha asegurado que España está preparada "para cooperar con los Estados Unidos y hacer frente juntos a los grandes retos globales". Angela Merkel, canciller alemana, ha enviado un mensaje a través de su portavoz, felicitando también al nuevo presidente electo de los EEUU. Se ha unido a ellos también el primer ministro italiano, Giuseppe Conte.

Biden junto a la canciller alemana durante su etapa como vicepresidente de Estados Unidos. (Reuters)
Biden junto a la canciller alemana durante su etapa como vicepresidente de Estados Unidos. (Reuters)

También sobre esa hora han llegado las tres felicitaciones "institucionales" de la Unión: las de Michel; Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea; y David Sassoli, presidente del Parlamento Europeo. "Covid-19, el multilateralismo, el cambio climático y el comercio internacional son algunos de los retos que Europa quiere abordar de forma conjunta", ha escrito el presidente del Consejo Europeo. Von der Leyen ha recordado que la Unión Europea y Estados Unidos son "aliados y amigos" y señala la "particular importancia" de las relaciones transatlánticas en un mundo cambiante.

Fuentes europeas han confirmado que durante las últimas semanas el equipo de Michel había estado preparando todos los escenarios posibles tras las elecciones americanas. Eso ha ocurrido también en la Comisión Europea y en los despachos de los presidentes y primeros ministros de toda la Unión Europea.

Después de las siete de la tarde han seguido llegando mensajes de enhorabuena. Mark Rutte, primer ministro de Países Bajos, un Estado miembro que tiene unas relaciones especiales con los Estados Unidos, ha señalado su deseo de hablar pronto con el nuevo presidente electo, mientras Andrej Babis, primer ministro checo, ha recordado a Biden la importancia que tiene para Praga y los socios cercanos el compromiso americano con la OTAN. Stefan Löfven, primer ministro de Suecia, ha hecho especial referencia en su mensaje a la cooperación transatlántica en materia medioambiental: "Juntos, podemos liderar una transición verde creando empleos para el futuro".

Más allá de los líderes europeos

Las reacciones no se han limitado a los líderes europeos. Paolo Gentiloni, comisario de Economía, ha asegurado que se estaba abrazando a sí mismo, asegurando que es "un día inolvidable para Europa y la democracia". También algunos ministros se han sumado a las felicitaciones, como la española Arancha González Laya o su homólogo irlandés, Simon Coveney. También le ha enviado un mensaje el francés Michel Barnier, negociador jefe de la Comisión Europea para las relaciones futuras con el Reino Unido.

En las capitales europeas se ha esperado de un resultado en las elecciones americanas con mucho nerviosismo. La regla general fue total cautela. Alemania fue la única que rompió filas el viernes por la mañana. En una entrevista, Heiko Maas, ministro de Exteriores alemán, señalaba que “los votantes siempre tienen la última palabra” y mostraba su “fe” en el “sistema legal americano”. Todo horas después de una declaración de Trump en la que volvía a poner en duda el sistema electoral y se arrogaba la victoria en los comicios. En un claro mensaje al presidente americano, Maas señaló que “la democracia se basa en la confianza en elecciones libres y justas. Los demócratas nunca deben socavar esta confianza”.

Bandera americana y europea en la Comisión Europea. (EFE)
Bandera americana y europea en la Comisión Europea. (EFE)

En otro dardo dirigido al todavía inquilino de la Casa Blanca, Maas señalaba que “los perdedores honorables son más importantes para el funcionamiento de una democracia que los ganadores triunfantes”. “Estados Unidos es más que un espectáculo de un solo hombre. Cualquiera que eche leña al fuego en tal situación está actuando de manera irresponsable”, aseguraba. Hasta ese momento, nadie en la Unión Europea había hablado de una forma tan directa sobre el presidente Trump.

Más allá de la UE, Boris Johnson, primer ministro británico, aunque ya no se sienta en la sala del Consejo Europeo, era probablemente el líder internacional al que más atención se prestaba, ya que el líder conservador siempre mantuvo un vínculo directo con Trump y se les consideraba aliados naturales. Pero el premier 'tory' ha sido de hecho el primer líder internacional de peso en ofrecer su felicitación a Biden, que siempre se ha mostrado contrario al Brexit y que criticó la Ley de Mercado Interior con la que el Gobierno británico ha propuesto volar partes del Acuerdo de Retirada que pondrían en riesgo los Acuerdos del Viernes Santo que garantizan la paz en Irlanda del Norte.

La Unión Europea deja atrás así una serie de días tensos que han dejado claro en Bruselas que el Viejo Continente debe mantenerse firme en la agenda de la autonomía estratégica que ha estado defendiendo durante los últimos años, especialmente animada por la falta de cooperación con la administración Trump en distintos asuntos clave. Días de caos, con un presidente asegurando que existe un fraude electoral y una sociedad dividida, han dejado en Europa una preocupación profunda por la situación de los Estados Unidos, y para algunos Estados miembros ha sido la muestra final de que la UE debe cuidar de sí misma ante un mundo cada vez más inestable del que, como ha quedado demostrado desde 2016 y también en estas elecciones, no se libra Washington.

Comisión Europea Consejo Europeo Pedro Sánchez Emmanuel Macron Irlanda del Norte Angela Merkel Paolo Gentiloni Parlamento Europeo Boris Johnson Polonia Eslovaquia Política exterior Joe Biden Unión Europea Bélgica
El redactor recomienda