El suplicatorio de Puigdemont podrá comenzar en las próximas semanas
  1. Mundo
  2. Europa
TRAS LA PARALIZACIÓN POR EL COVID-19

El suplicatorio de Puigdemont podrá comenzar en las próximas semanas

La comisión de Asuntos Jurídicos comenzará con el suplicatorio de los líderes independentistas en el Europarlamento tras recibir el visto bueno de los servicios legales

Foto: El suplicatorio de Puigdemont podrá comenzar en las próximas semanas
El suplicatorio de Puigdemont podrá comenzar en las próximas semanas

La pandemia significó la paralización de muchas agendas en la capital comunitaria. Hubo algunos asuntos que pudieron seguir funcionando por vía telemática, otros que avanzaron pero a un ritmo menor, y otros que quedaron completamente paralizados. Fue el caso de los suplicatorios de los eurodiputados Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí. Ahora, tras el visto bueno de los servicios jurídicos de la institución a que el procedimiento se produzca en un régimen de semipresencialidad, la Eurocámara prevé que comience el proceso en las próximas semanas, según han explicado fuentes parlamentarias a 'El Mundo' y como ha podido confirmar El Confidencial.

El problema con el suplicatorio, que consiste en levantar la inmunidad de un eurodiputado y que es relativamente común en el Parlamento Europeo, es que requiere de una confidencialidad total que, al menos hasta ahora, se entendía que no era posible garantizar con algunos eurodiputados en la sala y otros conectados de forma telemática. Ya en septiembre se contaba con una opción para el voto secreto a distancia, pero no tanto para garantizar las deliberaciones. Y los líderes independentistas tienen en este proceso derecho a defenderse en la comisión en una sesión cerrada a cal y canto.

Foto: El TS mantiene las órdenes de detención de Puigdemont y el suplicatorio a la Eurocámara

La comisión encargada de todo el proceso, la de Asuntos Jurídicos, presidida por el español Adrián Vázquez, de Ciudadanos, ha estado buscando posibles soluciones para que todos los procedimientos no quedaran paralizados. Ahora tienen el visto bueno de los servicios jurídicos para avanzar en el proceso, y próximamente los coordinadores de la comisión decidirán un calendario para comenzar los trabajos, las deliberaciones y las intervenciones. Se espera que en las próximas semanas el proceso esté en marcha.

El suplicatorio consiste en levantar la inmunidad de un eurodiputado y es relativamente común en el Parlamento Europeo

Pero eso no significa que al poco tiempo ya haya una decisión y se levante la inmunidad de los eurodiputados, permitiendo que continúen las euroórdenes emitidas por España contra ellos. Habrá un largo camino por delante: el ponente, el búlgaro Angel Dzhambazki, del mismo grupo que Vox, está finalizando sus trabajos sobre un informe que ya tiene más de 4.000 páginas y en el que faltan todavía, eso sí, las versiones de los eurodiputados afectados, que se defenderán en distintas sesiones en las que podrán explicar su versión de los hechos a la comisión de Asuntos Jurídicos.

Vázquez señaló en su momento que pretendía que el proceso fuese totalmente garantista y que se evitara convertirlo en un "circo" electoral. En esa línea, el español decidió que las 4.000 páginas sobre las que trabaja el ponente sean traducidas a todas las lenguas de trabajo del Parlamento Europeo, algo que normalmente no se hace en los procesos de suplicatorio.

Carles Puigdemont (c) y Toni Comin (d), en el Palacio de Justicia de Bruselas. (Reuters)
Carles Puigdemont (c) y Toni Comin (d), en el Palacio de Justicia de Bruselas. (Reuters)

"El día siguiente al que se encuentre una solución a la semipresencialidad el proceso va a empezar", aseguraban fuentes parlamentarias en septiembre. Y no será al día siguiente, pero sí cuanto antes. Lo normal sería que en los próximos cuatro o cinco meses se pueda completar todo el camino del suplicatorio y que sea votado en el Pleno del Parlamento Europeo. Después, si se levanta la inmunidad, los eurodiputados volverían a la casilla de salida: el Palacio de Justicia de Bruselas. Allí siguen esperando sus euroórdenes, que durante los últimos tres años no han conseguido tener éxito.

Carles Puigdemont Parlamento Europeo Agencia Espacial Europea Toni Comín Vox