uk desenchufa parte de las ayudas

El Gobierno británico desenchufa los ERTE para acabar con los trabajos 'zombis'

El objetivo con el nuevo plan es proteger los empleos viables y evitar la creación de trabajos “zombis” que no podrían existir sin los subsidios

Foto: Rishi Sunak, ministro del Tesoro. (Reuters)
Rishi Sunak, ministro del Tesoro. (Reuters)

Cuando el Gobierno británico anunció este verano sus planes para desactivar en octubre el programa de ayuda a desempleo, figuras de la talla del premio Nobel Chris Pissarides señalaron que se trataba de “uno de los mayores errores políticos en la historia británica moderna”.

Sin embargo, una vez que se ha asumido que la segunda ola del covid-19 en el Reino Unido es ya “inevitable”, el ministro del Tesoro, Rishi Sunak -quizá una de las únicas figuras del Ejecutivo cuya popularidad no se ha visto mermada durante la pandemia- considera que debe haber un punto de inflexión. El lema de “hacer lo que sea necesario para sobrevivir a corto plazo” evoluciona a un enfoque más sostenible para asumir una crisis que se va a prolongar, al menos, por otros seis meses más en un país que ya ha entrado en recesión.

Desde marzo, el Gobierno está pagando el 80% de los salarios (por un máximo de 2.731 euros) de los trabajadores afectados por la pandemia. Lo que supone un coste para las arcas públicas de alrededor de 12.000 millones de euros al mes.

A día de hoy, casi tres millones de personas, es decir, el 12% de la fuerza laboral del Reino Unido, está en ERTE. Pero, tal y como ha anunciado este jueves el 'Chancellor', la economía se enfrenta ahora a un “ajuste permanente”, por lo que, a partir del 1 de noviembre, entrará en vigor otro sistema, basado en el modelo alemán, que busca que las empresas puedan retener a más trabajadores a tiempo parcial en lugar de despedirles.

Fin a las empresas zombi

Aquellos que quieran solicitar la ayuda deberán trabajar al menos un tercio de las horas de su jornada laboral y no un 50% como se había especulado en un principio. El Gobierno cubrirá ahora solo un tercio de la paga por las horas no trabajadas con un tope de 697,92 libras por mes (alrededor de 800 euros), el otro tercio lo cubrirían las empresas y los trabajadores renunciarían al tercio restante.

Por lo tanto, los trabajadores podrán recibir hasta el 77% de su salario, en contraposición del 80% que recibían hasta ahora por el ERTE estando en casa durante el confinamiento. En definitiva, la empresa cubrirá el salario de las horas trabajadas y un tercio de las horas no trabajadas, equivalente al 55% del salario, mientras que la contribución del Gobierno será ahora sólo del 22% (y no del 80%).

Boris Johnson. (Reuters)
Boris Johnson. (Reuters)

Se espera que la nueva fórmula cueste al Ejecutivo alrededor de 2 mil millones de euros al mes, una reducción destacable frente a los 12.000 millones de euros mensuales que les supone el programa de ERTE. El objetivo es proteger los empleos viables y evitar la creación de trabajos “zombis” que no podrían existir sin los subsidios. En otras palabras, evitar que miles de personas se queden en el “limbo de ayudas”.

“Este programa [refiriéndose a los ERTE] fue la política correcta en ese momento. Pero a medida que la economía se reabre, es fundamentalmente incorrecto mantener a las personas en trabajos que solo existen dentro de estas ayudas. Necesitamos crear nuevas oportunidades y permitir que la economía avance. Eso significa apoyar a las personas en trabajos viables que brinden una seguridad genuina”, explicó el 'Chancellor' en su intervención en los Comunes.

“Sería deshonesto decir que ahora hay alguna solución libre de riesgos. Lo que era cierto al comienzo de esta crisis sigue siendo cierto ahora. Nos afecta a todos y debemos aprender a vivir con ella, pero sin miedo”, añadió.

El Gobierno también ha decidido renovar en noviembre el apoyo a los autónomos, para que puedan recibir una paga mensual calculada a partir del promedio de ingresos de los últimos tres años. Asimismo, ha anunciado que la rebaja del IVA del 20% al 5% que entró en vigor el 15 de julio para las empresas de hostelería y turismo se extenderá hasta marzo del próximo año. En un principio, debía expirar el 12 de enero. Este jueves es precisamente cuando comienza el toque de queda para pubs y restaurantes en Inglaterra, que deberán cerrar sus puertas a las 22 horas.

Según el reputado 'think tank' Institute for Government, el coste total del covid-19 para el Gobierno hasta ahora ha sido de 317 mil millones de libras (319 mil millones de euros), incluidos los 192 mil millones de libras (194 mil millones de euros) en apoyo a las empresas.

La deuda se dispara

En cuanto a las cifras oficiales, la tasa nacional de desempleo en el Reino Unido se mantiene actualmente en el mínimo histórico del 4,2%. Sin embargo, aquí están incluidos los afectados por ERTE, un programa que desde el mes de abril ha ayudado a más 9 millones de trabajadores. De abril a junio, el Producto Interior Bruto (PIB) del Reino Unido se contrajo un 20,4%, principalmente impulsado por una enorme caída del consumo particular, que cayó un 70%.

El escenario que planteó en verano la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR), el organismo público independiente encargado de las previsiones económicas, apuntaba a que se volverían a los niveles de generación de riqueza de 2019 en algún momento a fines de 2023. En cualquier caso, la oficina consideró entonces que habría una recuperación sin problemas para el resto de este año, algo que se ha demostrado ahora que no ocurrirá con el rebrote significativo de casos del covid-19. Los contagios se duplican ya cada semana y el número de muertos roza los 42.000, la cifra más elevada de Europa. La OBR predice que la deuda nacional aumentará del 75% del PIB a alrededor del 120%, gracias a un déficit del 16,4% este año. En vista de la incertidumbre, el Ejecutivo ha cancelado los Presupuestos previstos para noviembre.

Europa
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios