El opositor ruso Alexei Navalni sale del coma inducido tras su envenenamiento
  1. Mundo
  2. Europa
No descartan "consecuencias a largo plazo"

El opositor ruso Alexei Navalni sale del coma inducido tras su envenenamiento

El opositor ruso Alexei Navalni ha salido este lunes del coma inducido en el que los médicos del hospital de Berlín lo habían mantenido desde el pasado 22 de agosto

placeholder Foto: El opositor ruso Alexei Navalni. (EFE)
El opositor ruso Alexei Navalni. (EFE)

El opositor ruso Alexei Navalni ha salido este lunes del coma inducido en el que los médicos del hospital de Berlín lo habían mantenido desde el pasado 22 de agosto mientras lo trataban por el presunto envenenamiento con el agente tóxico Novichok, según ha anunciado el hospital La Charité en un comunicado.

En las últimas jornadas, la condición médica de Navalni habría mejorado, por lo que los médicos tomaron la decisión de poner fin al coma inducido y retirarle gradualmente la respiración artificial. El opositor ruso "va paso a paso" para dejar de recibir soporte vital, ha informado la institución médica alemana. Navalni, que fue trasladado a Berlín desde Siberia (Rusia), donde cayó súbitamente enfermo, "reacciona cuando se le habla", pero "todavía no se puede descartar consecuencias a largo plazo por el serio envenenamiento [al que fue sometido]".

Alemania ha denunciado que el opositor, de 44, había sido envenenado con un agente nervioso de la familia Novichok, de producción soviética y el mismo que habría sido utilizado en el ataque en 2018 contra el exagente de espionaje ruso Sergei Skripal y su hija en Reino Unido. Los test toxicológicos al opositor ruso realizados por Berlín han revelado "la indudable presencia" del agente nervioso en el sistema de Navalni, quien "fue la víctima de un ataque con un químico en Rusia".

Foto: Alexéi Navalni en Estrasburgo en 2018. (EFE)

Alemania ha pedido explicaciones a Moscú, que ha rechazado todas las acusaciones y el ministro de Asuntos Exteriores de Reino Unido, Dominic Raab, ha exigido una investigación acerca del supuesto envenenamiento por parte de Rusia de Navalni, al asegurar que se trata de una acción de "puro gansterismo".

Un sospechoso "té negro"

El opositor ruso Alexei Navalni comenzó a encontrarse mal poco después de abordar un vuelo con la ruta Tomsk-Moscú. El activista había sido fotografiado en el aeropuerto bebiendo un “té negro”. No consumió nada más. Al poco de despegar, el avión tuvo que aterrizar de emergencia en la ciudad de Omsk por una emergencia médica: Navalni había sufrido un colapso entre terribles dolores.

El opositor fue inicialmente ingresado en un hospital en Siberia, en el que los doctores negaron presencia alguna de veneno en los distintos análisis toxicológicos, pese a las denuncias de sus allegados, y más tarde trasladado a Berlín ante la presión alemana y las peticiones de la familia.

Noticias de Rusia
El redactor recomienda