pendientes de la decisión de boris johnson

Si vuelas a Reino Unido, evitar la cuarentena tendrá precio (si Boris lo permite): 169 euros

El aeropuerto de Heathrow ya ha anunciado que tiene "todo preparado" para poder realizar las pruebas del covid a los viajeros que lleguen desde los destinos considerados "de riesgo"

Foto: Aeropuerto de Heathrow. (Reuters)
Aeropuerto de Heathrow. (Reuters)

El Gobierno de Boris Johnson cada vez está más presionado para quitar —o al menos reducir— la cuarentena de los pasajeros procedentes de los países de la 'lista roja', entre ellos España. El aeropuerto de Heathrow ya ha anunciado que tiene “todo preparado” para poder realizar las pruebas del covid-19 a los viajeros que lleguen desde los destinos considerados “de riesgo”. Los que dieran negativo podrían librarse de estar dos semanas en casa, una medida que para muchos supone un golpe económico al no poder teletrabajar. Muchas empresas en Reino Unido ya han advertido a sus empleados de que si se van fuera de vacaciones, es “con todas las consecuencias”.

Desde hace días, el Ejecutivo está en conversaciones con los responsables del aeropuerto más transitado de Europa y cuyo principal accionista es la constructora española Ferrovial. Pero sigue habiendo discrepancias entre los miembros del Gabinete. El responsable de Transportes, Grant Shapps, considera que una sola prueba a los recién llegados podría identificar solo el 7% de los casos. Por su parte, Heathrow explica que si recibe luz verde, podría comenzar a realizar unos test con “un impacto económico positivo muy significativo” para un país que ha entrado de lleno en su primera recesión en más de una década.

El aeropuerto, que ha estado trabajando con la empresa de servicios de aviación Collinson y la compañía de logística Swissport, tiene la logística para poder realizar 13.000 pruebas diarias, un número que podría ampliarse si crece la demanda. El programa piloto podría estar disponible para los que aterricen en la Terminal 2 y, dentro de unas semanas, para aquellos que lo hagan en la Terminal 5. Los test son idénticos a los que se realizan ahora en el Sistema Nacional de Salud y se podrían reservar 'online' días antes de aterrizar en el Reino Unido.

De la minicuarentena no se libra nadie

Eso sí, se trataría de un servicio privado. El coste sería de 150 libras (alrededor de 169 euros), aunque podría rebajarse a las 50 libras para algunos casos, como aquellos que reciben ayudas estatales. Tras esta primera prueba en el aeropuerto, los que dieran negativo tendrían igualmente que estar en cuarentena durante cinco y ocho días hasta realizarse un segundo test en casa. Solo si vuelven a dar por segunda vez negativo tendrían permiso para salir del domicilio.

"El desafío es cómo conseguir que las pruebas den confianza suficiente para quitar la cuarentena"

La propuesta de Heathrow necesita aún la aprobación del Ejecutivo. El responsable de Sanidad, Matt Hancock, ha confirmado a Sky News que el Gabinete está discutiendo los detalles sobre su viabilidad. “Estamos trabajando con Heathrow y otros aeropuertos en este proyecto. Dado que el virus puede incubarse dentro del cuerpo sin provocar síntomas, el desafío es cómo conseguir que las pruebas den confianza suficiente para poder quitar la cuarentena. Entiendo claramente el impacto de la cuarentena en la vida de tantas personas. No es algo que nadie quisiera hacer. Así que espero que este proyecto dé sus frutos”, recalcó.

En la actualidad, hay varios países que están ya utilizando modelos similares de doble prueba. En el caso de Alemania, los test son obligatorios desde el 8 de agosto para los pasajeros procedentes de las zonas de riesgo. Pueden realizarse en centros establecidos en aeropuertos, estaciones de tren y terminales de autobús, en lugares destinados a ello en las autopistas o en consultorios médicos en un periodo máximo de 72 horas tras llegar al país o 48 horas antes del regreso. Las personas que se nieguen a someterse a la prueba pueden ser multadas con hasta 25.000 euros. Eso sí, todos los costes de los test están cubiertos por el Estado.

El Ministerio de Sanidad alemán advirtió en su momento de que un test negativo no da seguridad absoluta porque la enfermedad puede estar en periodo de incubación, por lo que señaló que es “recomendable” hacer una segunda prueba.

Test de coronavirus en Reino Unido. (Reuters)
Test de coronavirus en Reino Unido. (Reuters)

Doble prueba

Los documentos publicados el pasado viernes por el grupo de expertos que asesoran al Gobierno británico —conocido como SAGE— revelan que ya en una reunión que tuvo lugar el pasado 18 de junio, se consideró que “la doble prueba realizada a los viajeros reduce significativamente el riesgo de falsos negativos y podría permitir reducir el tiempo de cuarentena a menos de 14 días”.

Por su parte, el análisis publicado por la Oficina de Estadísticas Nacionales revela que solo alrededor del 28% de las personas que dieron positivo por el covid-19 dijo haber notado alguna evidencia de síntomas en el momento de la prueba o en test anteriores o posteriores. El 72% restante de los casos positivos no mostró tener ninguno de los síntomas específicos o generales el día de su prueba, antes o después, o simplemente no respondió a ambas preguntas. Por lo tanto, los hallazgos sugieren que hay un “número potencialmente elevado” de casos asintomáticos.

Desde el pasado 26 de julio —tan solo 17 días después de haber quitado la cuarentena a España—, el Gobierno de Johnson impuso de nuevo el veto para el que es uno de los destinos vacacionales favoritos de los británicos. La mejor prueba de que la decisión pilló a todos por sorpresa fue que el propio ministro de Transportes, Grant Shapps, y el secretario de Estado para Vivienda y Consumo, Paul Scully, estaban de vacaciones en ese momento en Canarias.

Los pasajeros tienen que especificar sus datos y, en teoría, pueden recibir visitas aleatorias para verificar que están en casa. La multa para aquellos que violen las medidas son de 1.000 libras (1.110 euros). Aunque no está muy claro hasta qué punto las autoridades tienen logística suficiente para realizar estas visitas, porque la 'lista roja' cada día es mayor. A Estados Unidos, China, Brasil, España o Francia podría sumarse también esta semana Croacia, según los rumores de que se hace eco la prensa local.

Rebrotes en el norte

La cuarentena impuesta desde el 15 de agosto a los pasajeros procedentes de Francia también fue repentina, ya que tiene una ratio menor de contagios. En la última semana, en el Reino Unido se han registrado 24,7 casos por cada 100.000 habitantes. La cifra sobrepasa el umbral considerado seguro por las autoridades británicas de 20 casos y supera los 24,3 registrados en Francia.

Downing Street va ahora con pies de plomo porque se ha marcado como “principal prioridad” poder abrir los colegios en septiembre. Con todo, en algunas zonas del norte de Inglaterra, como Greater Manchester, Bradford o Blackburn, se han tenido que volver a implantar restricciones debido a los rebrotes.

Según las cifras oficiales del miércoles, el número de casos ascendía a 320.286 y el número de muertes a las 41.381. La cifra de fallecidos se ha reducido un 12% desde que el Gobierno cambiara la semana pasada su sistema de recuento. Hasta entonces, Inglaterra agregaba a la lista cualquier muerte de una persona que previamente hubiera dado positivo. Sin embargo, ahora se ha impuesto un límite de 28 días (entre positivo y fallecimiento), tal y como estaba ya vigente en el resto del Reino Unido (Gales, Escocia e Irlanda del Norte).

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios