EN LA CALLE OUDINOT DEL DISTRITO 7

Hallan un cadáver oculto hace 30 años en una de las casas más exclusivas de París

Unas obras de rehabilitación de un hitórico edificio del centro del París han sacado a la luz el cadáver de un hombre que llevaba más de tres décadas oculto en su sótano

Foto: Hallan un cadáver oculto hace 30 años en una de las casas más exclusivas de París. (CC/Wikimedia Commons)
Hallan un cadáver oculto hace 30 años en una de las casas más exclusivas de París. (CC/Wikimedia Commons)

París es, sin ninguna duda, una de las ciudades más espectaculares que podemos encontrar alrededor del mundo. Sin ir más lejos, el distrito 7 del centro de la capital francesa es uno de sus barrios más exclusivos, donde podemos encontrar algunos de los edificios con más historia y más espectaculares de la ciudad. Pero, ahora, un crimen envuelve de misterio uno de esos espectaculares palacetes: un cadáver momificado y oculto hace más de 30 años entre tablas viejas y escombros que acaba de ser descubierto durante unas obras de restauración.

Todo comenzó hace unos meses en esta impresionante mansión de la calle Oudinot, una de las más exclusivas de París. Un acaudalado propietario llamado Jean-Bernard Lafonta, exCEO de la firma de inversión Wendel, compraba uno de los inmuebles más impresionantes de la zona, por nada más y nada menos que 35,1 millones de euros. Se trata de un impresionante palacete con varios siglos de historia sus espaldas, con numerosas e inmensas habitaciones, varias plantas y un enorme jardín privado, pero no se encontraba en demasiado buen estado de conservación.

Este palacete había sido propiedad de numerosas personalidades de renombre que vivieron en París durante diferentes años, siendo entre ellos el más destacado el poeta François Coppée. Sin embargo, el lujoso edificio quedó abandonado a mediados del siglo XIX y, desde entonces, no había sido ocupado por nadie… hasta que ahora, en 2020, ha sido comprado. Por ello, su nuevo dueño no dudó en comenzar una serie de importantes obras de restauración para devolverle el viejo esplendor perdido y adaptarlo a los tiempos modernos, pero se encontró con algo absolutamente inesperado.

A sabiendas de qué se trataba una vivienda histórica y de que había que cumplir con las estrictas normas de conservación para poder rehabilitarlo, la empresa contratada por el dueño necesitó varias semanas para ir poco a poco inspeccionando todas las habitaciones del la mansión y, así, valorar de qué manera proceder correctamente para la reforma del edificio. Casi un mes después de comenzar las obras, los trabajadores se encontraban con algo absolutamente inesperado en, posiblemente, la habitación menos conocida del impresionante palacete

Fue el pasado 26 de febrero cuando los encargados de las obras de rehabilitación daban a conocer a las autoridades lo que se habían encontrado en el sótano de la vivienda: el cadáver de un hombre, en el que los expertos confirmaron que había numerosos huesos rotos e incluso algunos aparecían con cortes realizados por un arma afilada. Pronto comenzaron las preguntas: si la vivienda llevaba abandonada más de un siglo, ¿quién había colocado en el interior de la vivienda un cadáver? Varios meses después, las autoridades francesas empiezan a tener las primeras repuestas al respecto.

Imagen de la conocida Rue Oudinet parisina. (CC/Wikimedia Commons)
Imagen de la conocida Rue Oudinet parisina. (CC/Wikimedia Commons)

Lo curioso del caso es que se trata de una zona de muy difícil acceso, en la que ni siquiera la agencia encargada de la venta de la casa podía entrar ante las dificultades que presentaba. "Encontraron el cadáver en un lugar que no había sido visitado ni por el administrador que había hecho el informe, ni por nadie más. Nadie había visitado el sótano", explica Bruno Picard, abogado encargado de la subasta de la casa, a 'CNN'. Ahora, las autoridades francesas parecen haber descubierto su identidad, si bien desconocen las causas de su muerte, presuntamente violenta.

Las autoridades identificaron al fallecido como Jean-Pierre Renaud. "Se trataba de un mendigo, con problemas con la bebida. Imaginamos que tuvo una pelea con otra persona en sus mismas condiciones, pero no está claro si murió en la mansión o fue llevado después. Es posible que nunca sepamos quién fue el responsable e, incluso, es muy posible que el asesino esté ahora muerto", afirmaron las autoridades galas en un comunicado. Ahora, seguirán investigando con el objetivo de tratar de resolver el extraño caso del cadáver de hace tres décadas encontrado en uno de los palacetes más importantes de París.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios