LA POLICÍA ENVIÓ UN EQUIPO DE AGENTES ARMADOS

Pánico en un barrio de Londres por un "gato gigante" que escapó de una mansión

El felino es un ejemplar de Savannah, un cruce de gato común y serval africano, pero sus grandes dimensiones le hacen parecerse a un guepardo o un leopardo

Foto: Los residentes en el barrio de Hampstead Heath se llevaron un buen susto (Reuters/Neil Hall)
Los residentes en el barrio de Hampstead Heath se llevaron un buen susto (Reuters/Neil Hall)

Hampstead Heath es uno de los barrios más exclusivos de Londres. Allí viven artistas, bohemios y personajes con mucho dinero que llegan desde todas las partes del mundo, pero también millonarios en lujosas mansiones. Y allí aparecía este lunes un "gato gigante" que provocó el pánico entre los residentes de la zona.

Fue una vecina quien lo descubrió en su casa y alertó a la policía: "Estaba sentada en el jardín cenando con mi hija cuando apareció la cabeza. Parecía normal, así que no le presté mucha atención, pero luego salió el resto del cuerpo: era alargado, demasiado grande para una mascota doméstica. Las marcas eran como las de un guepardo o un leopardo".

La mujer y la hija se asustaron y corrieron al interior de la vivienda, aunque antes hicieron una foto del felino. Después llamaron a la policía, que envió a un destacamento de agentes armados para buscar al animal, pero también a dos helicópteros, sembrando la alerta entre los residentes en la zona, entre los que circuló la noticia rápidamente.

Un gato doméstico muy grande

La mujer que dio el aviso explica al Standard que "la policía nos pidió que nos quedáramos en el interior de las casas. Había dos helicópteros de policía en el cielo y fue una situación muy dramática. En ese momento tenían que pensar que se trataba de un animal salvaje y peligroso". Sin embargo, no era así.

La policía informó más tarde que el animal que andaba suelto era una mascota doméstica propiedad de un residente en una de las zonas más caras de la zona, The Bishops Avenue. Creen que se trata de un ejemplar de Savannah, un cruce entre un gato común y un serval africano, que no se considera peligroso y puede tenerse de manera legal como mascota en el Reino Unido.

Cuando los agentes descubrieron que se trataba de esa especia de felino decidieron que el equipo de policía armada que se había desplegado hasta la zona se recogiera, ya que no había riesgo para la población. Un experto que ayudaba a los agentes a atrapar al animal lo vio escapando a una zona de maleza espesa, por lo que no pudieron darle caza para devolvérselo a su dueño y le perdieron la pista.

Europa
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios