Johnson tiene que anunciar nuevas medidas

Reino Unido baraja cuarentenas y multas para los viajeros que lleguen al país

El Gobierno ha anunciado una inversión de 2.000 millones de libras hasta 2025 para potenciar los desplazamientos a pie y en bicicleta con el objetivo de facilitar el retorno al trabajo

Foto: El primer ministro británico, Boris Johnson. (Reuters)
El primer ministro británico, Boris Johnson. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura3 min

El Reino Unido podría imponer una cuarentena de catorce días a los viajeros que lleguen al país, como parte del plan de desescalada del confinamiento por el nuevo coronavirus. Según recoge el diario británico 'The Times', el primer ministro, Boris Johnson, se dispone a anunciar esta medida, que se aplicaría a partir de junio, cuando el domingo detalle su estrategia de desconfinamiento, que el Gobierno ya ha adelantado que no incluirá cambios radicales a corto plazo.

Según el rotativo, el Ejecutivo pedirá a los viajeros que lleguen a los aeropuertos o puertos nacionales desde cualquier país menos la vecina Irlanda que declaren un domicilio donde deberán pasar catorce días aislados, y prevé multas de hasta 1.000 libras (1.143 euros) o incluso deportaciones para quienes incumplan las condiciones.

La única excepción serán los camioneros que transporten mercancías básicas, dice el medio británico, que señala que la posible medida ha sido mal recibida por el sector del turismo y la aviación. En declaraciones al periódico, la directora de la Asociación de operadores de aeropuertos, Karen Dee, sostuvo que tendrá "un efecto devastador en el sector de la aviación y en la economía en general", incluidos los sectores manufactureros, turístico y la hostelería.

Además de la cuarentena, Johnson podría autorizar mañana la reapertura de los centros de jardinería, que aplicarían medidas de distanciamiento personal, mientras que 'The Telegraph' anticipa que recomendará el uso de mascarillas cuando se retorne al trabajo y en el transporte público.

Inversión para potenciar el retorno al trabajo

Por otra parte, el Gobierno británico ha anunciado una inversión de 2.000 millones de libras (2.300 millones de euros) hasta 2025 para potenciar los desplazamientos a pie y en bicicleta con el objetivo de facilitar el retorno al trabajo tras la pandemia.

En la rueda de prensa diaria, el ministro de Transporte, Grant Shapps, precisó que el capital se invertirá en mejorar los carriles bici y las vías públicas y a hacer pruebas con patinetes eléctricos, con la intención de fomentar "un cambio en los hábitos" de los ciudadanos a largo plazo. Shapps advirtió de que, al principio del desconfinamiento, el transporte público no podrá operar a su plena capacidad, e incluso cuando lo haga, las medidas de distanciamiento social significarán que habrá espacio para menos pasajeros.

El ministro reveló los planes para el transporte antes de que este domingo el primer ministro conservador, Boris Johnson, detalle su plan de desescalada del confinamiento impuesto el pasado 23 de marzo, si bien ya ha avisado de que actuará "con cautela" para evitar un segundo brote de la pandemia. "Será un proceso gradual, no habrá un simple salto hacia la libertad", avisó Shapps.

Los últimos datos oficiales, difundidos este sábado, indican que las muertes por COVID-19 en el Reino Unido se sitúan en 31.587, tras sumar 346 en 24 horas, con lo que el país se mantiene como el más castigado por esta enfermedad en Europa.

Europa
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios