GENTE MÁS FELIZ, PERO, ¿Y EL TRABAJO?

Finlandia ya experimentó con la renta básica, ¿cómo le fue al país nórdico?

Un análisis de los resultados señalan que afectó poco, aunque positivamente, en la búsqueda de empleo de los beneficiarios

Foto: Sanna Marin, primera ministra de Finlandia
Sanna Marin, primera ministra de Finlandia

Con la aprobación del ingreso mínimo vital próximamente en España, es buena idea mirar cómo ha funcionado en otros países. Finlandia fue el primer país europeo en aprobar una renta básica universal en 2017 y, tras dos años de experimento, puso fin a esta práctica en 2019. Un estudio sobre las consecuencias del mismo ha descubierto que, aunque no necesariamente alentó a la gente a volver al trabajo, mejoró la confianza, la satisfacción general y el bienestar mental.

2.000 personas desempleadas, de entre 25 y 58 años, fueron las beneficiarias, elegidas al azar, de esta renta básica universal. Recibieron 560 euros libres de impuestos, sin tener en cuenta si estaban buscando trabajo de forma activa o no. Esto supuso un coste de 20 millones de euros para las arcas finesas y la idea era comprobar si esas personas buscarían trabajo sin tener que preocuparse por perder sus beneficios y los resultados muestra que sí lo hicieron.

En el ensayo, se estableció un grupo de control formado por desempleados de la misma franja de edad a los que no se concedió la renta básica, sino que percibieron los subsidios habituales, y con quienes posteriormente se compararon los resultados obtenidos. "Los efectos sobre el empleo fueron pequeños", explican los investigadores, aunque positivos. Los beneficiarios, todos ellos desempleados al comienzo del programa, trabajaron 78 días de media entre 2017 y 2018; el grupo de control, 73.

Bueno para la salud mental

Los investigadores de la Universidad de Helsinki, no obstante, concluyen que ha sido positivo desde el punto de visto de la salud mental: "Los beneficiarios de los ingresos básicos estaban más satisfechos con sus vidas y experimentaron menos tensión mental que el grupo de control. También tenían una percepción más positiva de su bienestar económico". Y eso que, estrictamente hablando, no se trataba de una renta básica universal, porque era un esquema limitado y el dinero no era suficiente para subsistir, pero era una buena forma de comprobar si la medida podría funcionar a gran escala.

"Algunos dijeron que les daba el poder de decir no a empleos inseguros o mal pagados y, por lo tanto, aumentaban su sentido de autonomía"

"Algunas personas dijeron que la renta básica no tenía efectos en su productividad, ya que no había trabajos en el área para la que fueron formados", explica a LAD Bible Helena Blomberg-Kroll, que ha dirigido el estudio. "Pero otros dijeron que con los ingresos básicos estaban dispuestos a tomar trabajos de ingresos bajos que de otra manera habrían evitado”.

"Algunos dijeron que la renta básica les permitía volver a la vida que tenían antes de quedar desempleados, mientras que otros señalaron que les daba el poder de decir no a empleos inseguros o mal pagados, y por lo tanto aumentaban su sentido de autonomía", añade.Blomberg-Kroll, indica que esta renta básica universal dio a algunos de los receptores la posibilidad de "vivir sus sueños" y que "freelancers, artistas y emprendedores" se mostraban a favor de la medida. Otros descubrieron que les daba la oportunidad de cuidar a sus seres queridos, algo que muchos consideraban como un trabajo.

El Papa Francisco, a favor de la renta básica universal. Foto: EFE EPA RICCARDO ANTIMIANI
El Papa Francisco, a favor de la renta básica universal. Foto: EFE EPA RICCARDO ANTIMIANI

Christian Kroll, otro de los investigadores, afirma que si bien se han creado argumentos tanto a favor como en contra de la renta básica universal, una conclusión que se extrae del experimento es que la inseguridad no es una buena manera de vivir. "Aunque la renta básica no puede resolver todos nuestros problemas sociales y de salud, podría ser parte de la solución en tiempos de dificultades económicas".

Ahora, con la crisis del coronavirus y sus devastadoras consecuencias económicas son varios, aparte del Gobierno de España, los que han mostrado su inclinación positiva a este tipo de subsidio. Un ejemplo es el Papa Francisco, que utilizó una carta a los líderes mundiales en Pascua para sugerir que "este puede ser el momento de considerar un salario básico universal". Otro es el de la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, que ha admitido que las graves previsiones económicas, que pueden causar la peor recesión de la historia, estaban provocando que "haya llegado el momento de la renta básica universal".

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios