habrían cedido unos 640.000 euros al partido

La oficina antifraude UE acusa a IU de usar fondos de la Eurocámara para financiarse

La oficina antifraude europea denuncia que eurodiputados de IU usaron 640.000 euros de su asignación para financiar al partido. También investigan a los neonazis griegos de Amanecer dorado

Foto: Sesión del europarlamento en Estrasburgo. (EFE)
Sesión del europarlamento en Estrasburgo. (EFE)

Durante la anterior legislatura europea, eurodiputados y asistentes de Izquierda Unida (IU) habrían utilizado unos 650.000 euros de fondos de la Eurocámara destinados al sueldo de los eurodiputados para financiar a su partido, una práctica está prohibida por el Parlamento Europeo. Esa es una de las conclusiones a las que ha llegado la oficina antifraude europea (OLAF, por su sigla en inglés), que realizó una serie de investigaciones en 2017 y 2018 y que ha entregó sus conclusiones a principios de 2020, según adelantó el diario El Mundo y ha podido confirmar El Confidencial.

Aunque la OLAF no señala directamente a la formación española, fuentes parlamentarias confirman que IU “conoció la apertura de una investigación” por una carta dirigida a los antiguos eurodiputados, quienes también recibieron una nueva comunicación al finalizar la investigación. “En esa carta no se hablaba de incumplimiento del reglamento”, asegura una fuente parlamentaria de IU. En cualquier caso, la formación no ha tenido acceso a la investigación, que todavía es confidencial.

El partido tiene un tope salarial para cargos públicos y trabajadores contratados, y todo lo que supere ese límite se propone que sea donado al partido, según la carta financiera de IU. La formación se defiende asegurando que nunca escondió dicha práctica. “Estamos orgullosos de que nuestros cargos públicos contribuyan de esta manera al mantenimiento y fortalecimiento de la acción política de nuestra organización”, explican fuentes parlamentarias del partido. Desde IU recuerdan que la parte del salario que se cede a la organización se refleja en las cuentas y es auditado por el Tribunal de Cuentas.

Los eurodiputados afectados son los que ocuparon los escaños de IU entre 2014 y 2019, y que ya no están en el Parlamento Europeo: Ángela Vallina, Marina Albiol, Paloma López y Javier Couso. La delegación tuvo una legislatura muy turbulenta, con muchas tensiones e incluso denuncias de acoso laboral.

Neonazis con salarios inflados

La investigación de la oficina antifraude europea también afecta al el partido neonazi griego Amanecer Dorado, cuyos eurodiputados habían inflado el salario de sus asistentes, situándolos entre los mejor pagados dentro del sistema de retribución de la Eurocámara, con el fin de que también cedieran parte de sus sueldos -casi 800.000 euros en total- a la formación.

Esta no es la primera investigación de este tipo de la OLAF, que ya denunció que durante su etapa como eurodiputada francesa Marine Le Pen había desviado 300.000 euros en una maniobra similar.

Lo cierto es que el Parlamento Europeo no puede hacer nada. La OLAF señala en su informe que la Eurocámara debería tener “sanciones efectivas para abordar la violación de sus normas y permitir la recuperación de las cantidades que se han establecido en la investigación”.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios