Es noticia
Menú
Un hombre se eyecta por error de un avión de combate en pleno vuelo en Francia
  1. Mundo
  2. Europa
regalo a UN EMPRESARIO FRANCÉS DE 64 AÑOS

Un hombre se eyecta por error de un avión de combate en pleno vuelo en Francia

El hombre subió al caza muy estresado y con "su corazón en taquicardia completa". Una vez allí accionó por error el mecanismo que le hizo salir disparado de la nave

Foto: El hombre accionó el mecanismo de eyección y salió despedido del caza (Foto: YouTube)
El hombre accionó el mecanismo de eyección y salió despedido del caza (Foto: YouTube)

Lo que estaba llamado a ser un regalo inolvidable se convirtió en una pesadilla para un hombre de 64 años. Un empresario visitó junto a sus empleados la base aérea de Saint-Dizier, en el noreste de Francia. Pero una vez allí se dio cuenta de que los trabajadores le habían organizado una pequeña sorpresa: iba a subir y a volar en un avión de combate.

Tal y como recoge el informe de una agencia del gobierno francés y que publica la CNN, la sorpresa no entraba en los planes del empresario, que comenzó a sentirse muy estresado ante la situación que se avecinaba. Pero, pese al temor que le daba subirse a un jet de asalto Rafale B para llevar a cabo el viaje que le habían regalado, finalmente accedió.

El hombre llevaba puesto un reloj que medía su frecuencia cardíaca, por lo que pudieron saber que "su corazón estaba en taquicardia completa" ya antes incluso del vuelo: su frecuencia cardíaca oscilaba entre 136 y 142 pulsaciones por minuto y quedó registrada en el reloj inteligente. Pero, pese a todo, el empresario se subió a la aeronave.

De mal en peor

El avión de combate Rafale B es capaz de alcanzar casi los 1.400 kilómetros por hora y es utilizado habitualmente por la fuerza aérea francesa. El caza despegó con el piloto y su pasajero especial, pero cuando alcanzaron los 760 metros de altura el empresario sufrió un ataque de pánico y buscó cualquier cosa a la que poder agarrarse. La mala suerte quiso que se agarrara al mecanismo de eyección de su asiento, por lo que salió despedido del avión de combate.

La investigación ha revelado que "su corazón estaba en taquicardia completa" antes de subir al avión

Para echar más leña al fuego, el pasajero no se había colocado el casco de forma correcta, por lo que salió disparado al mismo tiempo que el pasajero, dejándole a merced del rumbo que tomara el paracaídas. La suerte quiso que el empresario, que no tenía ninguna experiencia anterior lanzándose desde aviones, no sufriera heridas al aterrizar bruscamente en un campo cerca ya de la frontera con Alemania.

El piloto logró aterrizar el avión de manera segura, aunque sufrió algunas lesiones leves en la cara por culpa de la acción de su pasajero. La investigación ha concluido que todo se trató de un error causado por la acción involuntaria del empresario, que estaba estresado y realizó movimientos totalmente inesperados. El hombre, de 64 años, fue trasladado a un hospital cercano nada más llegar a tierra para recibir atención médica.

Lo que estaba llamado a ser un regalo inolvidable se convirtió en una pesadilla para un hombre de 64 años. Un empresario visitó junto a sus empleados la base aérea de Saint-Dizier, en el noreste de Francia. Pero una vez allí se dio cuenta de que los trabajadores le habían organizado una pequeña sorpresa: iba a subir y a volar en un avión de combate.

Sucesos Aviación
El redactor recomienda