Desescalada europea

Vuelta al cole en Dinamarca: dos metros de distancia y grupos de menos de cinco

Será el primer país europeo en reabrir los colegios mañana. Algunos padres se han quejado porque lo consideran prematuro y planean boicotear los planes del Gobierno

Foto: La primera ministra danesa, Mette Frederiksen (REUTERS)
La primera ministra danesa, Mette Frederiksen (REUTERS)

Mette Frederiksen, la Primera Ministra danesa, del partido de centro-izquierda, tiene previsto que los niños de hasta 13 años regresen mañana a las clases, tal y como ya había anunciado la pasada semana. Así lo ha manifestado esta mañana en rueda de prensa apuntando a que había un descenso en el número de contagiados y de fallecidos “mejor de lo esperado”. De momento, hay 6.500 personas infectadas y han fallecido casi 300 personas.

Dinamarca será el primer país europeo que permita a los niños volver al colegio después de que estos se hayan cerrado. Austria también ha tenido una tímida reapertura de pequeños comercios y parques públicos, pero los daneses serán quienes retomen el curso escolar. Noruega será el país que les siga la semana que viene.


No obstante, la vuelta no se hará con toda normalidad. Según cuentan los medios daneses, se han establecido una serie de requisitos y todavía solo la mitad de los municipios daneses -de un total de 98- los cumplen para abrir mañana. El resto lo hará a partir del día 20.

Requisitos

El primer requisito es que en las guarderías cada niño debe contar con un espacio de 6 m2 y 4 m2 en el caso de primaria. Esto significa que no van a poder entrar todos los niños que había antes en las mismas clases. En Copenhague se van a poder usar otros lugares como museos y parques infantiles para proporcionar más espacio.

En las guarderías cada niño debe contar con un espacio de 6 m2 y 4 m2 en el caso de primaria. Esto significa que no van a poder entrar todos los niños que había antes en las mismas clases


Otras medidas son que los niños no deben jugar en grupos mayores de cinco. Además, deben sentarse a dos metros de distancia entre las mesas. La comida no se comparte. Habrá personal que se encargue de supervisar que los niños se lavan las manos cada dos horas, después de estornudar y antes y después de la comida. En los autobuses escolares los niños también se tendrán que sentar con dos metros de distancia entre ellos.

Enfado de los padres

Algunos padres no han acogido bien esta decisión del Gobierno. De hecho, un grupo de padres ha montado una página de crítica en Facebook en el que señalan que no quieren que su hijo “se convierta en una rata de laboratorio” y que piensan boicotear el plan del Gobierno, según informa Bloomberg.

Por otro lado, no solo regresan los niños al colegio. Mañana también reabrirán los centros ambulatorios para tratar otras consultas distintas al coronavirus. En cualquier caso, la primera ministra ha destacado que si hay un repunte en las tasas de contagios se volvería a las medidas de confinamiento estricto. Lo que todavía permenece cerrado son las fronteras, bares, cafeterías y restaurantes.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios