Españoles (tirados) por el mundo: la odisea de volver a casa en el 'planeta coronavirus'
  1. Mundo
  2. Europa
Volver a España sea como sea

Españoles (tirados) por el mundo: la odisea de volver a casa en el 'planeta coronavirus'

Centenares de españoles se quedaron varados en Italia cuando el Gobierno español decidió de la noche a la mañana suspender todos los vuelos con el país. Algunos han conseguido regresar

Foto: Españoles (tirados) por el mundo: la odisea de volver a casa en el 'planeta coronavirus'
Españoles (tirados) por el mundo: la odisea de volver a casa en el 'planeta coronavirus'

Centenares de españoles se quedaron varados en Italia cuando el Gobierno español decidió de la noche a la mañana suspender todos los vuelos con el país transalpino. Otros tantos están en igual situación en Marruecos, desde que anoche Rabat acordó con Madrid un cierre de las fronteras con Ceuta y Melilla. Los casos se repiten cada vez más frecuentemente por todo tipo de latitudes en un mundo que se va cerrando poco a poco debido a la expansión sin freno del coronavirus. Para muchos, su única misión ahora es regresar a casa por todos los medios. Aunque el viaje sea todo una odisea y su periplo los lleve desde Roma a Madrid vía Londres y Barcelona en varios vuelos de hasta 24 horas o desde Marrakesh pasando tres días detenida en Dublín.

Estella y su familia, en el vuelo Londres-Barcelona. (Cedida)
Estella y su familia, en el vuelo Londres-Barcelona. (Cedida)

Estela de la Cruz García tuvo que acarrear a sus dos hijos menores en tres vuelos consecutivos para conseguir llegar a casa. Su vuelo de vuelta desde Roma fue cancelado por el cierre de rutas aéreas entre España e Italia el 10 de marzo, dejándolos colgados a mitad de su viaje, que era "un regalo de Reyes a los niños". El Consulado español en Roma, critica esta madrileña de 40 años, no les ofreció ninguna solución más allá de "buscarse la vida".

Y así lo hizo. Se plantó en el aeropuerto a primera hora de la mañana buscando opciones. El personal de tierra le ofreció un vuelo de Roma a Londres y de allí a Barcelona. Luego ella tendría que buscar su propio vuelo a Madrid. "Salid del país como podáis ya", les dijo la joven italiana a cargo del mostrador de Ryanair en Roma.

Estela no confiaba mucho: "No dábamos un duro de poder salir de Roma antes de ayer. Era todo tan confuso, nadie te daba ninguna información".

Foto: En siete días, España llegará a la situación en que Italia puso todo el país en cuarentena
En siete días, España llegará a la situación en que Italia puso todo el país en cuarentena
Enrique Andrés Pretel Antonio Villarreal Gráficos: Jesús Escudero

Victoria Portillo (55 años) consiguió coger uno de los últimos ferris que salían de Civitavecchia, el puerto de Roma, rumbo a Barcelona con su hija adolescente. Fue una decisión desesperada después de que cancelaran su vuelo de regreso a Madrid. "Decidimos ir a Roma porque en ese momento no había ningún problema", se lamenta Victoria, quien critica la falta de información y previsión del Gobierno español. Muchos países que han tomado medidas similares las avisan con días de antelación, para así dejar salir a sus ciudadanos del país, afirma.

Victoria y su hija en el Vaticano, vacío. (Cedida)
Victoria y su hija en el Vaticano, vacío. (Cedida)

Pero ella recibió un mensaje de su aerolínea, Iberia, informándoles de que habían cancelado su vuelo y que las estaban reubicando, que les estaban buscando otro vuelo que les iban a mandar nuevas tarjetas de embarque. "Aunque me asusté cuando recibí el mensaje, al entender que me iban a buscar otro me tranquilicé un poco", relata.

Sin embargo, la siguiente comunicación fue un mensaje de que le cambiaban el vuelo de regreso a España al 5 de abril. "Allí me di cuenta de que era una encerrona. Nos estaban dejando atrapados en Roma". Tras intentar encontrar una solución frente al Consulado en Roma, que les recomendó que intentaran coger un ferry para salir de Italia rumbo a España, aunque sin ofrecerles ninguna seguridad de que luego pudieran desembarcar en Barcelona. Victoria se la jugó y fue hasta Civitavecchia junto a otro grupo de españoles.

"Allí me di cuenta de que era una encerrona. Nos estaban dejando atrapados en Roma"

"No nos dejaban entrar en las salas de espera, nos pedían que mantuviéramos un metro de distancia entre nosotros", recuerda. Pero finalmente lograron embarcar y llegaron a Barcelona ayer a las 11 de la noche. "No nos hicieron control [de temperatura] de ningún tipo, ni nos pidieron el pasaporte", afirma. Ahora, en Barcelona, espera un vuelo que la lleve, junto a su hija, a Madrid. Y un nuevo miedo. Que cierren Madrid antes de que parta su ave de regreso la tarde de este viernes.

Estela y Victoria, junto a sus familias, han conseguido regresar. En Italia todavía quedan muchos, como Luna, que lleva toda la semana intentando buscar alternativas para poder salir. "He buscado muchísimas vías, autobuses, trenes, aviones, ferris... La estación de autobuses estaba directamente cerrada, los trenes han subido los precios una burrada y no te aseguran llegar a Francia y de ahí no dejarte coger el otro tren por que son varios trasbordos hasta Barcelona", lamenta en conversación con este periódico.

Varados en Marruecos

En la frontera sur de España, otros tantos turistas se han quedado atrapados en Marruecos tras la decisión del país magrebí (6 positivos de coronavirus, casi la totalidad importados de otros países) de sacrificar los ingresos del turismo antes de convertirse en un nuevo foco del coronavirus. El cese del intercambio a través de las fronteras aéreas, terrestres y marítimas entre España y Marruecos pilló por sorpresa a Beatriz Villena, madrileña de 36 años cuyo vuelo de regreso a España, a primera hora de este viernes, ha sido uno de los primeros en ser cancelados.

"Imagínate, cuando yo vine a Marruecos el pasado sábado en España había 90 casos. ¡Francamente no me esperaba bajo ningún concepto que fueran a cerrar las fronteras!". Hoy en España hay 4.334 casos, la mayoría en Madrid. Pero quedarse en Marruecos esperando que pase la tormenta en España no es una opción: en Madrid le espera su hija pequeña. "Yo lo que quiero es salir de aquí"; explica por teléfono a El Confidencial.

Cuando yo vine a Marruecos el pasado sábado en España había 90 casos. Yo lo que quiero es salir de aquí

A las 7:00 de la mañana de hoy, Beatriz se ha plantado frente al mostrador de Ryanair, su aerolínea, intentando encontrar una solución. La cola duró tres horas y media. Finalmente, ha conseguido encontrar una ruta algo atípica. La compañía le ha ofrecido un vuelo dentro de dos días a Dublín, la capital irlandesa, y tres días después desde allí a Madrid. "Quedan muy pocos vuelos, los de antes han ido reubicando en vuelos anteriores. Y no sacan más".

Algunos han conseguido vuelos vía otras capitales europeas, como Bruselas o París. Un vuelo Casa Blanca a París, aunque disponible, costaba esta mañana 2.000 euros. Mala suerte, pues a lo largo de la mañana de hoy Marruecos ha cancelado también sus vuelos con Francia, y cada vez más países europeos ponen límites a sus conexiones con España. Turquía ha anunciado este mismo viernes la suspensión de los vuelos con España.

Otros países bloquean a España

De hecho, ese es uno de los temores de Beatriz: acabar atrapada en Dublín si Irlanda (71 casos) decidiera imitar a Marruecos y cancelar sus vuelos a España. "La verdad es que en ese caso preferiría quedarme en Marruecos, que tiene precios más accesibles", admite Beatriz.

Una eventualidad que ya ha sucedido también a algunos de los que españoles que salían de Italia, relata por su parte Estela. "[Antes de comprar sus billetes a Londres] Estaba buscando la posibilidad de salir haciendo escalas donde no hubieran cerrado el espacio aéreo, por ejemplo Lisboa, pero luego Portugal cerró también su espacio aéreo con España y con Italia... Ha habido gente que intentó esas rutas, comprado los billetes y luego se los cancelaron"

"No saben si les van a dejar desembarcar. Se ha dicho que no a los cruceros, pero a los ferris?"

Al menos 62 países han anunciado limitaciones de viaje a los que vengan de España, desde cuarentenas obligatorias a directamente el veto total, como Estados Unidos o el mismo Marruecos. No tantos países, sin embargo, han limitado también los vuelos de regreso a España, excepto la propia España, al menos con los que llegan desde Italia.

Esta semana, el Gobierno ha anunciado que no se dejará atracar a cruceros en puertos. La espada de Damocles pende sobre un puñado de españoles que, al no conseguir vuelos de regreso y la imposibilidad de salir de Italia por tierra tras el bloqueo y cuarentena nacional, tomaron un ferri destino Barcelona. "No saben si les van a dejar desembarcar. Se ha dicho que no a los cruceros, pero a los ferris?", lamenta Estela.

Coronavirus
El redactor recomienda