AUMENTO DEL RIESGO A MEDIO-ALTO

Bruselas crea un gabinete de crisis y es más pesimista ante el impacto del coronavirus

El mismo día que el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (CEPCE) anuncia el aumento del riesgo de coronavirus de moderado a alto

Foto: Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. (Reuters)
Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. (Reuters)

El mismo día que el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (CEPCE) anuncia el aumento del riesgo de coronavirus de bajo - moderado a moderado - alto en la Unión Europea, Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha anunciado la creación de un gabinete de crisis para la gestión del coronavirus en la Unión Europea. El equipo lo conformarán Stella Kyriakides, comisaria de Salud, Janez Lenarcic, comisario de Gestión de Crisis, Adina Valean, comisario de Transporte, Yiva Johansson, comisaria de Interior, y Paolo Gentiloni, comisario de Economía.

En una rueda de prensa celebrada en el Centro de Coordinación de Urgencia de la Unión Europea, en Bruselas, Von der Leyen, acompañada de los comisarios, ha insistido en el trabajo que hasta ahora ha estado haciendo la Comisión Europea, tratando de coordinar, facilitar el intercambio de información e intentando poner en marcha una compra pública de material que los Estados miembros puedan necesitar. Los ministros de Sanidad de los Veintisiete se reúnen este viernes en un nuevo encuentro extraordinario para abordar la situación en Europa.

Por ahora el CEPCE ha contabilizado a 2.200 casos en Europa y 38 personas han muerto por el virus. El país que más casos acumula es Italia, con 1.700 casos, la mayoría acumulados en el norte del país, donde se identificó el primer foco de la enfermedad en el Viejo continente. "No es el momento de entrar en pánico", ha señalado Kyriakides, que ha señalado que lo importante es "mantener la calma y la concentración para poner en marcha el trabajo necesario para luchar contra la enfermedad". "La situación seguramente empeorará", ha explicado Lenarcic, que ha señalado que "todo país necesita prepararse" pero sin entrar en pánico.

El gabinete tiene como objetivo cubrir tres puntos. El primero está centrado en asuntos médicos, como prevención o más compras públicas de nuevos materiales en caso de que sea necesaria; un segundo punto estará centrado en la situación de Schengen, como los posibles cierres de frontera, sobre los que este lunes se ha vuelto insistir en que no hay planes comunicados por parte de ninguna capital; y por último la dimensión económica del virus.

Paolo Gentiloni, comisario de Economía de la Comisión Europea. (Reuters)
Paolo Gentiloni, comisario de Economía de la Comisión Europea. (Reuters)


Este último punto preocupa mucho a la Comisión Europea, que ya mencionó el virus en sus previsiones económicas de invierno, señalando que la economía europea se podría ver afectada especialmente por la posible interrupción de las cadenas de producción, que podrían golpear fundamentalmente a la economía alemana. Y aunque Bruselas dice que todavía no es posible saber el impacto, sí que quiere tomar medidas. "El hecho de que todavía sea muy pronto para medir el impacto, no significa que no podamos minimizarlo", ha explicado Gentiloni.

De hecho, se celebrará una conferencia de los ministros de Finanzas de toda la Unión Europea el próximo 4 de marzo con el objetivo de intercambiar opiniones sobre el impacto económico que pueda tener el coronavirus. El objetivo, según ha explicado Gentiloni, es estudiar opciones para una respuesta fiscal coordinada a la situación: "Necesita ser justo en el momento. No puedes tomar la decisión muy temprano, no la puedes tomar demasiado tarde". Este mismo lunes la OCDE ha recortado medio punto de crecimiento global a causa de la enfermedad. Gentiloni ha recordado que las normas europeas permiten que los Gobiernos pidan cierta flexibilidad presupuestaria para hacer frente a "estos tiempos extraordinarios", como de hecho ya ha pedido el Ejecutivo italiano.

Gentiloni ha explicado que, si el virus amenaza el crecimiento de la Unión Europea, la Comisión estará lista para utilizar los instrumentos a su alcance para salvaguardarlo, un mensaje enviado con el objetivo de calmar a los mercados ante el miedo creciente a la situación y los efectos económicos. "Es el momento de solidaridad, es el momento de actuar", ha asegurado el comisario italiano, que hace una semana era más o menos optimista, esperando una caída y recuperación rápida, una 'V' económica que ya "no se puede dar por garantizada".

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios