Deja apátrida y sin salida a Fatush

La peli 'La Terminal' en la vida real: UK deja a un hombre 20 días atrapado en Bruselas

Fatush Lala, de 33 años y con ciudadanía británica, ha estado deambulando por Bruselas más de tres semanas después de que el Reino Unido le retirara el pasaporte sin previo aviso

Foto: El actor Tom Hanks en el filme 'La terminal'
El actor Tom Hanks en el filme 'La terminal'

En la mítica película 'La Terminal', Tom Hanks – que da vida a Viktor Navorski – se queda bloqueado en el aeropuerto de Nueva York, después de que Estados Unidos deje de reconocer a su país de origen como nación soberana tras un golpe de estado que tiene lugar justo mientras el personaje está volando. Se queda apátrida, completamente bloqueado, sin poder salir, y al mismo tiempo, sin poder entrar. La trama, ficticia, está inspirada en la vida de Mehran Karimi Nasseri, un refugiado iraní que vivió en la planta de salidas de la terminal 1 del aeropuerto de París-Charles de Gaulle desde 1988 hasta 2006.

Pues bien, la cinta de Spielberg tiene ahora su propia versión inglesa. Fatush Lala, de 33 años -que ha vivido en el Reino Unido desde los 14 años- ha estado deambulando por las calles de Bruselas durante más de tres semanas. Tras pasar unos días de vacaciones con su esposa, no le permitieron coger el avión de regreso a Londres. Las autoridades británicas habían revocado su pasaporte sin previo aviso, por lo que quedó apátrida. Al igual que el protagonista de 'La Terminal', completamente bloqueado, sin poder salir, y al mismo tiempo, sin poder entrar.

La rocambolesca historia, publicada en exclusiva por The Independent, ha creado gran conmoción en el país, donde muchos denuncian que en los últimos años se ha creado una política completamente hostil hacia los inmigrantes.

David Lammy, el diputado laborista del distrito de Tottenham donde Fatush vive con su familia, denunció que era "extremadamente inhumano" que el Gobierno haya llegado a impedir la entrada a alguien que llegó al Reino Unido siendo menor y donde ha construido su hogar en los últimos 20 años.

Fatush Lala, en la entrevista con The Independent
Fatush Lala, en la entrevista con The Independent

Lo cierto es que la vida de Fatush bien merece una película. Nació en Serbia, pero se mudó al Reino Unido como refugiado siendo tan solo un adolescente para escapar de la guerra. Vivió con una familia de acogida y terminó sus estudios universitarios. A los 20 años, consiguió la ciudadanía y el pasaporte británico, el único que ha tenido en toda su vida.

"Donde vives es donde construyes tus lazos y relaciones. Hasta la fecha nunca había tenido ningún problema en el Reino Unido. Me fui de Serbia porque no tenía ya a nada ni a nadie. No creía que fuera un lugar seguro para mí. Ningún niño de 14 años querría irse de un sitio, a menos se sienta obligado a ello", relata al rotativo.

Fatush había pasado unos días de vacaciones con su esposa en el país de origen de esta última, Bulgaria. Y todo fue normal, hasta que el pasado 20 de enero, al intentar coger un vuelo en Bruselas de regreso a Londres, los agentes inmigración le dijeron que su pasaporte no tenía validez.

Sin pasaporte y en la calle

Acudió a la embajada británica en la capital belga. Le confirmaron que el pasaporte no servía y se lo arrebataron. La única solución que le dieron fue la de ir a una ONG de ayuda a refugiados sin hogar, donde, tras esperar durante siete horas, le explicaron que no podían hacer nada por él porque no tenía el perfil.

Su mujer se quedó con él unos días, pero decidieron que era mejor que ella regresase al Reino Unido para el 31 de enero, por miedo a que el Brexit les pudiera generar más problemas. Fatush comenzó a vivir entonces en la calle. Intentaba resguardarse del frío en cafeterías y estaciones.

El Ministerio del Interior británico le había enviado una carta el 5 de diciembre informándole que su pasaporte estaba siendo revocado. Pero la misiva se envió a una dirección incorrecta, por lo que Fatush jamás llegó a recibirla.

En la carta, las autoridades británicas explicaban que el Reino Unido "no debería haber autorizado el pasaporte", ya que Fatush pidió la ciudadanía con una identidad que "entra en conflicto con su verdadera identidad". La misiva dice que Fatush aseguró que nació en 1986 en Serbia, pero el Ministerio del Interior cree que nació en 1985 en Albania. En cualquier caso, no dan más detalles al respecto.

Su historia fue publicada el pasado 12 de febrero por The Independent. Para entonces, ya llevaba más de tres semanas viviendo en la calle como apátrida. El artículo tuvo un gran impacto. En cuestión de minutos, ya se había montado por redes sociales una campaña de 'crowdfunding' para ayudarle. Y fue cuando, misteriosamente, recibió una llamada de las autoridades. "Me dijeron que fuera a la embajada en Bruselas que podían tramitarme el pasaporte. Eso sí, tuve que pagar 100 libras", cuenta.

El Confidencial se puso en contacto con el Ministerio de Interior, pero un portavoz señaló que "no hablan de casos concretos". Buena trama para Spielberg.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios