EL NUEVO GOBIERNO ESPAÑOL, A PRUEBA

EEUU se refuerza a través de Rota y Morón y pone en riesgo las tropas españolas en Irak

El enfrentamiento entre Washington y Teherán puede provocar los primeros roces en el Gobierno de coalición en España

Foto: Imagen de archivo de un avión cisterna de las Fuerzas Aéreas de EEUU en la base de Morón de la Frontera. (EFE)
Imagen de archivo de un avión cisterna de las Fuerzas Aéreas de EEUU en la base de Morón de la Frontera. (EFE)

En las bases españolas de Rota y Morón, utilizadas por el Pentágono, nunca hubo tanta actividad aérea desde las vísperas de la segunda Guerra del Golfo, en 2003. En ellas aterrizan y despegan en estos días, con una frecuencia inusual, enormes aviones cargueros como el Lockheed C-5 Galaxy y otros más pequeños como el Lockheed C-130 Hercules, según las webs que rastrean el tráfico aéreo.

Allí también ha efectuado escala un C-32, una versión castrense del Boeing 757-200, que es normalmente utilizado por el equipo de apoyo de emergencias en el extranjero (Foreign Emergency Support Team), con el que EEUU responde a ataques terroristas, aunque también ha transportado al brazo armado de la CIA (CIA Special Activities). Su rastro despareció cuando se adentró en el Mediterráneo Oriental.

550 militares en riesgo

EEUU aprovecha ambas bases para reforzar su presencia militar en Oriente Próximo ante un eventual enfrentamiento con el régimen de los ayatolás, desde que el 3 de enero asesinó con un dron al general iraní Qasem Soleimani. De forma indirecta, coloca así a los 550 militares y guardias civiles españoles destinados en Irak en el disparadero de unas hipotéticas represalias por parte de las milicias iraquíes chiíes afines a Teherán.

Por eso la ministra de Defensa, Margarita Robles, les dedicó unas palabras en su discurso del 6 de enero con motivo de la Pascua Militar. Recordó que ese contingente vivía unos “días complicados”. “Les sentimos muy cerca”, añadió. Pero tanto el Gobierno español como el Ministerio de Asuntos Exteriores, tan prolijo en publicar comunicados, han guardado silencio sobre el asesinato del poderoso general que dirigía la Fuerza Al Qods.

Otros posibles riesgos

Más allá de las palabras de Robles, la preocupación gubernamental quedó puesta de manifiesto por la orden dada a las tropas españolas en Irak de extremar las medidas de seguridad y evitar contactos con la población local. Una docena de militares han sido incluso trasladados a Kuwait porque estaban allí en el marco de un programa de la OTAN que se ha suspendido, pero el grueso del contingente forma parte de la coalición internacional contra el terrorismo yihadista y permanece en su base de Besmayah, al sureste de Bagdad. Su principal tarea consiste en entrenar al Ejército iraquí.

EEUU se refuerza a través de Rota y Morón y pone en riesgo las tropas españolas en Irak

No solo la suerte de los militares en Irak es motivo de inquietud. El análisis de riesgo de Defensa señala un hipotético segundo objetivo: los 650 hombres del contingente español desplegado en el sur de Líbano en el marco de una misión de paz de la ONU (Finul). El territorio, fronterizo con Israel, está en manos de Hezbolá, una poderosa milicia chií vasalla de Teherán. Esta no atacaría directamente a los españoles, pero sí podría provocar al vecino del sur, que respondería golpeando involuntariamente al Ejército español. Ya sucedió en enero de 2015, cuando unas represalias israelíes causaron la muerte de un cabo español.

El tercer objetivo podrían ser barcos mercantes o petroleros españoles que naveguen por el estrecho de Ormuz, cuyas aguas bañan las costas de Irán. La Royal Navy ha recibido la orden de escoltar a los buques con pabellón de la Union Jack y hasta la zona se desplazan el destructor HMS Defender y la fragata HMS Montrose. El Ministerio de Defensa español descarta tomar medidas similares.

La coalición PSOE/UP, a prueba

Si el conflicto entre Washington y Teherán empeorara, el Gobierno de coalición en gestación en España podría experimentar ciertas tensiones entre los socialistas —deseosos, ante todo, de preservar la relación con EEUU, aunque esté gobernado por Donald Trump— y sus socios de Unidas Podemos —más sensibles a los argumentos de Irán—. No en balde su líder, Pablo Iglesias, dirigió y presentó durante años 'Fort Apache', un programa de debates en Hispan TV, el canal en español de la televisión pública de Irán.

El nuevo Ejecutivo español deberá además responder en breve a la petición formulada en diciembre por el Pentágono de aumentar en un 50% su fuerza naval en la base de Rota, convirtiéndola así en la mayor de EEUU en el sur de Europa. Concretamente, ha solicitado añadir dos destructores de la clase Arleigh Burke, con sus correspondientes helicópteros, a los cuatro que ya tiene allí permanentemente destacados. Para su manejo y mantenimiento, unos 600 militares y civiles estadounidenses deberían instalarse en Rota.

El PSOE y Unidas Podemos han discrepado con frecuencia sobre diversos conflictos internacionales, incluso cuando estaban negociando su programa y la composición de su Gobierno de coalición. La última vez fue el 28 de noviembre, cuando, con los votos de los eurodiputados socialistas, el Parlamento Europeo aprobó una resolución en la que denunció “la falta de transparencia y credibilidad de las autoridades bolivianas [de Evo Morales] y sus tentativas de fraude, que han menoscabado el derecho de los bolivianos a elegir libre y democráticamente a su presidente”. Los seguidores de Pablo Iglesias consideraban, en cambio, que en Bolivia se había producido un golpe de Estado para echar a Evo Morales del poder.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios