LA VENTA SERÍA A DONALD TRUMP

Los 451 folios secretos que agitan la campaña en UK: ¿quiere Boris privatizar la sanidad?

Jeremy Corbyn ha publicado un documento confidencial donde, según el laborista, se demuestra que el Gobierno conservador plantea poner en venta el Sistema Nacional de Salud

Foto: Jeremy Corbyn. (EFE)
Jeremy Corbyn. (EFE)

En todas las elecciones hay un conejo que sale de la chistera en el último momento amenazando los planes del que todas las encuestas dan por ganador. Y esto es lo que ha pasado este miércoles en el Reino Unido. Los comicios del Brexit acaban de transformarse en los comicios del NHS.

El líder de la oposición Jeremy Corbyn ha publicado un documento confidencial de 451 páginas donde, según el laborista, se demuestra que, en caso de que finalmente el país salga de la UE, el Gobierno conservador plantea poner en venta el Sistema Nacional de Salud pública a Estados Unidos.

Se trata de una auténtica bomba de relojería que explota en las manos de Boris Johnson en la recta final de los comicios adelantados en los que, a pesar de su gran ventaja en los sondeos, nadie se atreve a descartar por completo que se repita el mismo escenario que en 2017. Entonces los 'tories' acabaron perdiendo la mayoría absoluta en un Westminster completamente dividido que fue incapaz de ejecutar la salida del bloque.

“Los documentos dan al traste las negaciones de Boris Johnson”, asegura Corbyn en una conferencia celebrada en Londres. “Ahora tenemos evidencia de que, bajo su liderazgo, el NHS está sobre la mesa y estará a la venta. Ha tratado encubrirlo, pero hoy lo sacamos a la luz”, matiza.

En la época de Theresa May, la oposición laborista ya advertía que, con un Brexit y los 'tories' en Downing Street, el NHS estaría sobre la mesa en las futuras negociaciones comerciales entre Londres y Washington. Pero cuando Johnson se trasladó al Número 10, las críticas se intensificaron ante la gran sintonía que siempre ha mostrado el excéntrico político con Donald Trump.

El premier niega categóricamente que el NHS se vaya a poner en venta. Pero Corbyn denuncia ahora que las 451 páginas con detalles de hasta seis rondas de conversaciones mantenidas desde julio de 2017 hasta “hace solo unos meses” demuestran lo contrario. "Estamos hablando de conversaciones secretas para un acuerdo con Donald Trump después del Brexit", recalcó, refiriéndose a encuentros mantenidos entre funcionarios británicos y americanos donde comienzan a perfilarse los detalles de un acuerdo comercial que debe negociarse una vez el Reino Unido salga del bloque.

Un 250% más caro, según Corbyn

Las patentes de los medicamentos es una de las cuestiones recogidas en el documento. En este sentido, el laborista puso el ejemplo de Humira, utilizado para tratar la enfermedad de Crohn y la artritis reumatoide. “Le cuesta a nuestro NHS 1.409 libras por paquete mientras que en los Estados Unidos, se paga 8,115 libras”, matizó. “Una de las razones por las que los precios de los medicamentos en los Estados Unidos son un promedio el 250 por ciento más caro que en el Reino Unido es porque existe un régimen de patentes manipulado para las grandes compañías farmacéuticas”, añadió.

“Si nos fijamos en la lectura de la segunda reunión, en la página 51, los funcionarios del Reino Unido informan que los problemas de patentes respecto al acceso del NHS a los medicamentos genéricos será una consideración clave en las conversaciones comerciales”, matizó.

El Confidencial no ha podido aún analizar con detalle las 451 páginas. A priori, no existen evidencias de que, en efecto, Londres se esté planeando privatizar el NHS. Pero en términos políticos, esto podría ser un importante punto de inflexión en la campaña electoral.

Un mal momento político

Los ratios de popularidad de Corbyn son los peores que haya tenido nunca un líder de las principales formaciones en el Reino Unido. Sin embargo, la Sanidad pública es el hijo mimado de todos los británicos, el gran tesoro del país, especialmente, para los votantes laboristas, por lo que es obvio que Johnson se enfrenta ahora a un problema. Cambiar el foco de atención a una cuestión doméstica que nada tenga que ver con el Brexit siempre ha sido el gran objetivo de Corbyn, que nunca se ha sentido cómodo hablando de la UE.

La estrategia la empleó ya en 2017 y la jugada le salió más que bien. Cuando Theresa May convocó de manera inesperada elecciones anticipadas, los sondeos indicaban que el Partido Conservador se encaminaba a una aplastante victoria, semejante a la mayoría de 144 escaños (de los 650 que tiene la Cámara de los Comunes) conseguida por Margaret Thatcher en 1983.

Sin embargo, en la recta final, la entonces líder tory redujo considerablemente su ventaja a raíz de una polémica propuesta incluida en su manifiesto, que quería reducir las ayudas a las personas mayores, sobre todo a aquellas atendidas por servicios sociales. El bautizado como “impuesto de la demencia” acabó protagonizando la campaña dejando al Brexit en segundo lugar. A pesar de sacar hasta 22 puntos de ventaja, los conservadores acabaron perdiendo la mayoría absoluta.

¿Le funcionará ahora a Corbyn de nuevo la jugada? Por el momento, nadie se atreve a descartar ninguna opción.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios