El "último dictador de Europa"

La oposición a Lukashenko no consigue ni un solo escaño en el Parlamento de Bielorrusia

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko mantendrá su control del Parlamento tras las legislativas celebradas este domingo, en la que ningún candidato opositor ha logrado escaño

Foto: El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko. (EFE)
El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura3 min

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, conocido popularmente como "el último dictador de Europa", mantendrá su control del Parlamento tras las legislativas celebradas este domingo, en la que ningún candidato opositor ha logrado escaño, según los resultados preliminares recogidos por el portal TUT.

Lukashenko, jefe de Estado en Bielorrusia desde 1994, armó el domingo que volverá a presentarse "sin falta" en las elecciones de 2020, tras depositar su voto en los comicios parlamentarios. Asimismo, dijo que no tiene intención de aferrarse al puesto si percibe "un rechazo categórico" en las urnas. "He prometido no aferrarme al asiento hasta que mis dedos se pongan azules. Créanme, no es el asiento más cómodo", añadió, según la agencia de noticias Reuters.

Las elecciones de este domingo se han considerado como un barómetro para medir el poder de Lukashenko, que ha liderado Bielorrusia durante un cuarto de siglo y se prevé que sea reelegido en 2020.

La presidenta de la Comisión Electoral Central (CEC), Lidia Yermoshina, ha detallado que el 19,1 por ciento de los miembros del nuevo Parlamento pertenecen a partidos políticos, al tiempo que ha cifrado en el 77,22% la tasa de participación. A la cámara accedieron representantes de tres partidos oficialistas y del movimiento "Blanca Rus", según explicó Yermóshina, criticada en numerosas ocasiones por la oposición y los observadores occidentales por la falta de transparencia en los comicios bielorrusos.

Yesmoshina ha agregado que un total de 44 de los 110 parlamentarios son mujeres, lo que supone el 40% del número total de escaños, tal y como ha informado la agencia bielorrusa de noticias Belta.

En las elecciones legislativas de 2016 solo dos opositores entraron en la cámara de 110 escaños, que en los últimos años ha presentado contados proyectos de ley. Ambas diputadas, Anna Kanopátskaya y Aliona Anisim, no pudieron presentarse en esta ocasión, ya que sus candidaturas fueron rechazadas por defectos de forma.

Entre las garras de Rusia

El aliado más cercano de Bielorrusia es Rusia. Entre ambos países la frontera está abierta y gozan de integración económica y militar. "Si en Rusia a alguien le preocupa que los estadounidenses ya nos hayan arrastrado hacia Occidente, es un disparate. Con Lukashenko, nadie arrastrará a Bielorrusia hacia Occidente", armó el domingo.

Lukashenko, además, apuntó que Bielorrusia sigue la estela de Rusia en lo que atañe al desarrollo de las relaciones con la OTAN y la Unión Europea (UE). "Nosotros seguimos los pasos (de Rusia)", declaró, si bien descartó cualquier tipo de alianza militar con Moscú.

La Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), que cuenta con más de 400 observadores para supervisar los comicios, ha señalado que los comicios no han cumplido con los estándares democráticos. Así, ha señalado que las elecciones no han satisfecho las libertades fundamentales y ha expresado su preocupación en torno a la integridad del procedimiento, según ha recogido la agencia de noticias Reuters.

"Estas elecciones han demostrado una falta general de respeto por los compromisos democráticos", ha subrayado Margareta Cederfelt, jefa del equipo de observación electoral de la OSCE. El organismo ya criticó las últimas elecciones parlamentarias, celebradas hace tres años, "empañadas por un número signicativo de irregularidades y falta de transparencia".

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios