CEDE A LAS CRÍTICAS

Bruselas se echa atrás con el nombre de la cartera más polémica de la futura Comisión

La Comisión Europea acepta las exigencias de los socialdemócratas europeos y cambiará el nombre a la cartera de “Proteger el modo de vida europeo”

Foto: Ursula Von der Leyen. (Reuters)
Ursula Von der Leyen. (Reuters)

Cuando la alemana Ursula von der Leyen anunció la estructura de la futura Comisión Europea sorprendió que el comisario griego, Margaritis Schinas, que tendría competencias en el ámbito de la migración, controlaría una cartera bajo el título de “Proteger nuestro modo de vida europeo”, lo que provocó una crítica inmediata desde distintos ámbitos. Este jueves, y tras un largo pulso, Von der Leyen ha aceptado cambiar el título por “Promover nuestro modo de vida europeo”.

El título era demasiado similar a la retórica utilizada por los Gobiernos situados más a la derecha en la UE, que defienden que la inmigración pone en riesgo el modo de vida europeo, con las raíces hundidas en la tradición cristiana.

El Parlamento Europeo exigió a Von der Leyen un cambio de nombre y presionó a Schinas durante su audiencia para que se allanara el camino a un cambio de nombres, pero durante meses el título se ha mantenido intacto.

El grupo de los socialdemócratas europeos, liderado por la española Iratxe García, han insistido en las últimas semanas en que terminarían de apretar las tuercas a Von der Leyen para lograr un cambio de nombre. Finalmente, este miércoles, los propios socialistas han informado de que la presidenta electa habían aceptado el cambio de nombre.

El cambio de “proteger” por “promover”, una mera “clarificación” en palabras del portavoz de Von der Leyen, es parte de un paquete de cesiones hechas por la presidenta electa a los grupos parlamentarios más progresistas dentro del Pleno: Nicholas Schmit, que será el comisario luxemburgués, tenía la cartera de Empleo, a lo que ahora se ha añadido Derechos Sociales, mientras que el socialista Paolo Gentinolini, que será comisario de Economía, también tendrá entre sus funciones supervisar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La nueva Comisión debería ponerse en marcha el 2 de diciembre después de acumular ya un mes de retraso por el rechazo de varios candidatos a comisarios. En los próximos días los nuevos candidatos francés, húngaro y rumano tendrán que enfrentarse a sus audiencias y obtener la luz verde de las comisiones parlamentarias correspondientes. Cuando eso ocurra el Pleno tendrá que votar la aprobación de todo el colegio de comisarios.

Por último, Von der Leyen también está pendiente de que Reino Unido envíe su candidato a comisario, algo a lo que se comprometió cuando aceptó la prórroga ofrecida por la UE hasta el 31 de enero de 2020. Los Tratados indican que para que el nuevo Ejecutivo comunitario pueda echar a rodar hace falta que haya un comisario por cada Estado miembro. Por eso Von der Leyen ha dado a Londres hasta el viernes para enviar un nombre a Bruselas.

Si el Gobierno de Boris Johnson no envía ninguna propuesta la situación puede complicarse, pero hay consenso en que no sería recomendable volver a retrasar otra vez la puesta en marcha de la nueva Comisión Europea por la negativa de Reino Unido.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios