por 299 votos en contra

El Parlamento Europeo rechaza celebrar un debate sobre la situación en Cataluña

Los Verdes y la izquierda europea, en la que se integra Unidas Podemos, han fracasado en su intento de que se celebrase un debate sobre Cataluña en la Eurocámara

Foto: Independentistas catalanes se manifiestan ante el Parlamento Europeo. (EFE)
Independentistas catalanes se manifiestan ante el Parlamento Europeo. (EFE)

El Pleno del Parlamento Europeo en Estrasburgo ha rechazado esta tarde por 299 votos en contra, con solo 118 a favor y 29 abstenciones, un cambio en la agenda que incluiría un debate sobre la situación en Cataluña. Este cambio lo han impulsado Los Verdes, grupo donde se encuentra ERC y un diputado de En Comú Podem, y la izquierda europea donde se integran Unidas Podemos.

Los Verdes han criticado que "la crisis en Cataluña solo se puede resolver a través de la política", por lo que el grupo había pedido a la Eurocámara "tener un debate para apoyar una solución negociada para Cataluña que incluyera la libertad para los líderes políticos y de la sociedad civil encarcelados".

El grupo al que pertenece la eurodiputada independentista Diana Riba también ha criticado la violencia en las manifestaciones, pidiendo que vuelvan de forma "urgente" las "manifestaciones pacíficas" y asegurando que “se debe condenar todo tipo de violencia”. Los ecologistas han señalado, además, que “se deben investigar los episodios de brutalidad policial”.

"¿Se resuelven por la violencia los problemas políticos?", ha señalado Philip Lamberts, colíder de Los Verdes, que ha asegurado que, sin embargo, su grupo “respeta completamente las resoluciones judiciales” en España.

"Ahora toca rebajar la tensión en Cataluña y no avivarla con un debate estéril”, ha criticado Javier Moreno, eurodiputado del PSOE, que ha sido el que ha tomado la palabra en contra de este cambio de agenda. "Nos oponemos a que se celebre este debate porque no tiene ningún sentido traer a este Parlamento una cuestión interna", ha señalado el socialista español, que ha defendido que “España es una democracia moderna, consolidada y transparente” en la que "nadie está por encima de la ley".

La discusión sobre si incluir o no en la agenda del pleno, que esta semana se celebra en Estrasburgo, ha sido uno de los momentos más tensos de la primera jornada, con un breve rifirrafe entre el presidente de la Cámara, David Sassoli, y la diputada y portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Dolors de Monserrat, que ha intentado intervenir para objetar la petición fuera del turno correspondiente.

La política popular ha defendido que los catalanes están "sufriendo un tsunami de odio, destrucción y violencia en las calles", y ha celebrado el resultado final en contra de incluir este debate en el Pleno como "una derrota para el nacionalismo".

Sassoli se ha visto obligado a someter a votación electrónica la decisión sobre el debate después de que una parte del Parlamento protestara, señalando que la gente debía saber por cuánto margen había rechazado el Pleno debatir sobre las "acciones atroces" contra Cataluña. Tras conocerse la decisión de los eurodiputados presentes, un grupo de asistentes al hemiciclo, vestidos con camisetas amarillas, ha protestado ruidosamente, por lo que Sassoli también ha tenido que pedir a parte del público independentista que tomara asiento en las gradas de visitantes.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios