límite, la medianoche del martes

El negociador jefe de la UE: Todavía es posible un acuerdo del Brexit "esta semana"

El negociar jefe de la Comisión Europea ha explicado a los representantes de los Veintisiete que “incluso si el acuerdo será difícil, todavía es posible esta semana”

Foto: Michel Barnier en Luxemburgo. (Reuters)
Michel Barnier en Luxemburgo. (Reuters)

Un visiblemente cansado Michel Barnier ha llegado muy temprano este martes a las instalaciones donde se reúnen los ministros y secretarios de Estado de asuntos europeos de los Veintisiete para explicarles, con todos los detalles posibles, lo que ha estado pasando hasta ahora en el "túnel" negociador. “Nuestros equipos están trabajando duro y hoy acaban de empezar”, ha explicado Barnier, quien enfatizó a los representantes de las capitales el intenso ritmo de trabajo que se está viviendo en Bruselas.

Pero el negociador jefe de la Comisión Europea ha dejado un mensaje claro: “Aunque el acuerdo será difícil [de conseguir], cada vez más difícil para ser sincero, todavía es posible esta semana”. El objetivo de la Unión Europea y del Reino Unido es cerrar un trato antes del Consejo Europeo que se celebra el próximo jueves y viernes, un objetivo que siempre resultó complicado de alcanzar, pero que se alejó más cuando a última hora del domingo Bruselas explicó que “mucho trabajo queda por hacer”.

El ministro de Exteriores irlandés, Simon Coveney (i) junto al negociador Michel Barnier. (Reuters)
El ministro de Exteriores irlandés, Simon Coveney (i) junto al negociador Michel Barnier. (Reuters)

Este martes es la “hora de convertir las buenas intenciones en un texto legal”, ha explicado Barnier a su llegada al encuentro en el Consejo, señalando que “obviamente debe funcionar para todos, para todo el Reino Unido y para toda la Unión Europea”. Pero el funcionario ha puesto de límite hasta la medianoche del martes para lograr la redacción consensuada de ese texto. El equipo negociador británico, encabezado por el diplomático David Frost, está apurando las últimas horas de conversaciones y presentará nuevas propuestas durante estas últimas horas clave.

“Nuestros equipos están trabajando duro”, ha asegurado Barnier, quien ha detallado que “ha sido un trabajo intenso durante el fin de semana y ayer” porque la perspectiva de un posible acuerdo a finales de semana están ahí. Sin embargo sigue habiendo muchas complicaciones.

Señales mixtas

Pero no todas las señales son positivas. Antti Rinne, primer ministro de Finlandia y al frente de la presidencia rotatoria del Consejo Europeo este semestre, aseguró el lunes que ve difícil un acuerdo esta semana y que se se necesita más tiempo. Hay muchas voces en Bruselas que consideran que, si bien a nivel técnico se están haciendo algunos progresos, todavía es necesario un salto político por parte del primer ministro británico, quien a su vez no estará exento de riesgo frente a sus socios norirlandeses y del ala más dura de los euroescépticos dentro de su partido.

Las conversaciones entraron en el “túnel” negociador el pasado viernes tras la luz verde de los Veintisiete, una fase de la negociación ya vivida en 2018 y que consiste en conversaciones intensas y en profundidad sin informar en exceso a las capitales de la UE, para reducir las filtraciones y aumentar el espacio de maniobra en ambos lados de la mesa.

Leo Varadkar y Boris Johnson en Thornton Manor. (Reuters)
Leo Varadkar y Boris Johnson en Thornton Manor. (Reuters)

Esta nueva fase llegó después de un encuentro entre el primer ministro irlandés Leo Varadkar y el británico Boris Johnson el pasado jueves. “He recibido señales prometedoras del primer ministro irlandés de que todavía es posible llegar a un acuerdo”, aseguró el viernes Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo.

Si finalmente no se logra cerrar un acuerdo antes del Consejo Europeo de esta semana la conversación virará hacia la extensión. Aunque el primer ministro británico ha asegurado que no la pedirá y que el Reino Unido abandonará la UE el próximo 31 de octubre, a pesar de que el Parlamento británico le obliga a solicitar la prórroga, se espera que los líderes europeos comiencen a debatir bajo qué condiciones y hasta cuándo se podría extender esta situación.

No será una conversación fácil. Este mismo martes por la mañana Amelie de Montchalin, secretaria de Estado francesa de asuntos europeos, ha dejado clara la posición de París: “Creemos que el tiempo solo no va a resolver la complejidad de lo que está en juego”, y cree que solo tiene sentido si hay un “cambio político” en Londres que “pueda justificar” una discusión sobre una posible prórroga.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios