DENUNCIAS POR MALTRATO ANIMAL

Circo extremo con animales: 13.000 km por los lugares más fríos del mundo

Más de doce meses de viaje, desde Kazan a Vladivostok pasando por Siberia y con decenas de animales en sus camiones

Foto: Desde que salieron de Kazan, el circo Togni ha recorrido más de 10.000 kilómetros (Foto: Google Maps)
Desde que salieron de Kazan, el circo Togni ha recorrido más de 10.000 kilómetros (Foto: Google Maps)

Elefantes, tigres, camellos… el mundo del circo ha llevado siempre a animales exóticos hasta lugares donde, normalmente, sería imposible verlos. Y aunque la tendencia en los países occidentales es a prohibir la participación de animales en estos espectáculos, aún hay muchos lugares en todo el mundo donde estos shows se llevan a cabo.

Un ejemplo es el Circo Togni: durante los últimos 13 meses han llevado a cabo una gira por toda Rusia, recorriendo más de trece mil kilómetros. Un viaje extremo por las ciudades más frías del mundo para animales… y personas.

La caravana partía de Kazan, casi mil kilómetros al este de Moscú, en septiembre de 2019. Desde ahí fueron visitando Nizhny Tagil (1.000 kilómetros), Omsk (1100 kms), Novosibirsk (650 kms), Krasnoyarsk (800 kms), Irkutsk (1060 kms) y Vladivostok (3960 kms), donde llegaron en mayo de 2019 después de haber pasado varias semanas en cada destino ofreciendo su espectáculo. Pero pese a acumular más de 8.500 kilómetros el viaje aún no había terminado.

La ciudad más fría del mundo

Tras llegar a Vladivostok, la ciudad rusa más importante del este del país, frente a las costas de Japón, el circo comenzó su regreso, pero lo hizo subiendo a la que está considerada como la ciudad más fría del mundo: Yakutsk. Está en plena Siberia y se han registrado temperaturas de hasta 64 grados bajo cero, aunque en los meses de verano, coincidiendo con la presencia del circo, las temperaturas son mucho más plácidas.

Para llegar hasta allí tuvieron que hacer 3.000 kilómetros más, con parada entre medias en la ciudad de Khabarovsk. Y después han seguido rodando hasta llegar a Kemerovo, en el centro del país, tras otros 2.300 kilómetros. Una barbaridad, a juicio de los animalistas, que denuncian grandes cantidades de anestesia para que los animales puedan soportar semejantes viajes en penosas condiciones.

Irina Novozhilova, portavoz de la ONG de protección animal VITA, explica al Siberian Times que "los circos que van de gira recorren miles de kilómetros, pero no se sabe que se anestesia a los animales. El circo siempre es cruel y traspasa los límites y el circo con animales debería estar prohibido". Para ella es un claro ejemplo de maltrato animal.

Denuncian que la única razón para que el Circo Togni haya realizado este agotador viaje es que en Italia se prohibió el circo con animales en 2017

La ciudad de Yakutsk fue la única en la que se produjeron protestas por la presencia del circo con animales, pero los integrantes del Circo Togni han pasado allí casi todo el verano, por lo que les ha merecido la pena. El presentador y director de arte, Sergey Bondarchuk, asegura que "amamos a nuestros animales, son nuestra familia. Nuestros animales vivirán y morirán con nosotros, no sobrevivirán en la naturaleza".

Aseguran que cuidan a sus animales en los traslados, con sistemas de calefacción y ventilación en cada camión, para que estén cómodos. Pero las ONGs animalistas creen que la única razón de que hayan decidido hacer este durísimo viaje por Rusia es porque Italia prohibió el uso de animales en los espectáculos en 2017, por lo que han tenido que embarcarse en esta aventura siberiana. Y piensan seguir adelante.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios