HA PEDIDO UN APARTAMENTO EN LA SEDE DE LA CE

La nueva presidenta de la Comisión Europea quiere vivir en su oficina

Ursula von der Leyen, futura presidenta de la Comisión Europea, quiere construirse un apartamento dentro de la sede del Ejecutivo comunitario

Foto: Banderas europeas en el exterior de la sede de la Comisión Europea. (Reuters)
Banderas europeas en el exterior de la sede de la Comisión Europea. (Reuters)

A los alemanes les va a encantar. Forma parte de su cultura del esfuerzo, de la austeridad, de la entrega. A los servicios de comunicación y de seguridad de la Comisión Europea, no tanto. Ursula von der Leyen, futura líder del Ejecutivo comunitario, quiere construir un apartamento en el interior de la sede de la institución en Bruselas.

La alemana, madre de siete hijos y con residencia familiar en Hanover, donde trabaja su esposo, ya vivió en el mismo ministerio de Defensa durante su mandato al frente del departamento militar en Berlín. Es, aseguran desde su círculo cercano, cuestión práctica y de ahorro. El medio alemán Die Welt ha publicado este jueves lo que era un secreto a voces en los pasillos de la Comisión Europea.

Ursula von der Leyen, presidenta electa de la Comisión Europea. (Reuters)
Ursula von der Leyen, presidenta electa de la Comisión Europea. (Reuters)

Pero la verdad es que es un rompecabezas para los servicios de seguridad, que no estaban preparados para una petición así por parte de Von der Leyen, quien asumirá su cargo el próximo 1 de noviembre. La futura presidenta empieza su jornada muy temprano, a primera hora de la mañana, y si puede elegir, quiere bajarse de la cama estando ya en su despacho. Todo su entorno tiene, por lo tanto, que adaptarse a su ritmo: a las seis de la mañana hay que estar funcionando.

El Berlaymont, sede de la Comisión Europea, corona el barrio europeo de Bruselas y no acumula muchos espacios libres. Cada palmo de pasillo está ocupado por un despacho. Ninguno demasiado vistoso ni lujoso. En lo alto del edificio, pulsando el número 13 en los ascensores, está la planta noble, donde el presidente vive su día a día, y donde también está la sala en la que se celebra cada jueves el Colegio de comisarios.

Desde un primer momento Von der Leyen quería que su futura vivienda estuviera en ese piso, pero había problemas logísticos de espacio. Otra opción era situarlo en la planta en la que está la zona de prensa, el 'bunker', como es conocido por los corresponsales comunitarios por su falta de luz natural. Ahí había espacio, pero los servicios de seguridad veían con recelo que la presidenta de la Comisión Europea se pudiera pasear tranquilamente por una zona a la que los periodistas tienen libre acceso.

Finalmente, el plan de la futura presidenta de la Comisión Europea es pernoctar en una pequeña vivienda de unos 25 metros cuadrados junto a su despacho en Berlaymont.

La alemana, que cobrará unos 25.000 euros al mes, no es la primera con costumbres especiales a la hora de elegir un alojamiento. Jean-Claude Juncker, actual presidente de la Comisión Europea, ha pasado los últimos cinco años viviendo en una habitación de hotel bastante más cara que cualquier casa como la que tienen los diplomáticos europeos a las afueras de Bruselas.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios