pRIMERAS GRIETAS EN EL EQUIPO VON DER LEYEN

La Eurocámara pone contra las cuerdas a dos candidatos de la Comisión Europea

El Parlamento Europeo ya ha comenzado a hacer daño a las candidaturas tan cuidadosamente preparadas por Ursula von der Leyen para la Comisión Europea

Foto: La presidenta electa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. (EFE)
La presidenta electa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. (EFE)

El Parlamento Europeo ya ha comenzado a hacer daño a las candidaturas tan cuidadosamente preparadas por Ursula von der Leyen para que la acompañen en la futura Comisión Europea, a solo unos días de que comiencen las audiencias en las que la Eurocámara tiene que dar luz verde o rechazar al futuro colegio de comisarios.

La rumana Rovana Plumb, candidata a comisaria de Transporte, y László Trócsanyi, candidato húngaro para ser comisario de la cartera de Vecindad y Ampliación, ni siquiera tendrán por ahora tiempo de recibir las críticas de las comisiones parlamentarias con la que tenían que celebrar la audiencia, porque en un movimiento inédito, no han superado ni el primer corte, el de los conflictos de intereses.

La comisión de Asuntos Legales de la Eurocámara ha rechazado este jueves que Plumb pueda acudir al 'hearing' (audiencia) debido a que los eurodiputados han encontrado un conflicto de intereses: la rumana no había declarado en el documento que tuvo que mandar a la Eurocámara un crédito de 800.000 euros, y acciones por valor de 800.000 lei (unos 168.000 euros).

La comisión parlamentaria descubrió la existencia de estos préstamos porque Plumb los declaró ante el Parlamento rumano hace solo unos meses, pero no lo hizo en el documento sobre su situación financiera que tenía que enviar a la Eurocámara.

La candidata rumana tiene un largo historial como polémica ministra. En 2017 se vio implicada en un caso de corrupción por ayudar al jefe del partido socialista, Liviu Dragnea, en una operación inmobiliaria que implicaba unas islas en el Danubio.

En el caso del húngaro, el conflicto de intereses se centraba en su relación con el bufete de abogados Nagy & Trócsányi mientras era ministro de Justicia. Se ha defendido señalando que siempre que ha ocupado un cargo político relevante ha estado en excedencia, y aunque ha admitido que entre 2014 y 2019 el bufete sí que siguió trabajando en casos adquiridos con el Gobierno, antes de que él ocupara un cargo en el Ejecutivo.

El proceso a partir de ahora no está definido, y en los pasillos de la institución europea hay cierta sensación de caos. Por lo pronto, la comisión jurídica enviará una carta a la comisión de Transporte, señalando que no se celebrará la audiencia con Plumb, a la vez que David Sassoli, presidente de la Eurocámara, comunica la decisión a la presidenta electa de la Comisión Europea Ursula von der Leyen.

Nombres 'frescos'

Von der Leyen tendrá ahora que decidir qué hace: puede pedir a Bucarest y Budapest que envíen otro nombre, o también puede pedir a Plumb y Trócsányi que solucionen sus conflictos de intereses que, a juicio de la Eurocámara, les impedirían ejercer correctamente su labor como comisarios de la UE.

"Hemos encontrado conflicto de interés", ha asegurado a su salida de la reunión el eurodiputado alemán de Los Verdes, Sergey Lagodinsky, que es vicepresidente de la comisión de Asuntos Legales. Sin embargo el propio eurodiputado matiza que no está claro el camino a partir de ahora. Preguntado sobre si es posible que la presidenta electa del Ejecutivo comunitario vuelva a enviar los mismos nombres, Lagodinsky ha señalado que "todo es posible".

En cualquier caso, incluso si Trócsányi logra llegar a la audiencia, el húngaro pasará dificultades. Ha sido ministro de Justicia del Gobierno de Viktor Orbán, participando en el desmantelamiento del Estado de derecho en Hungría, por el que el Parlamento Europeo activó el artículo 7 de los Tratados contra Budapest en septiembre de 2018, que recoge la posibilidad de sancionar a un Estado miembro con la pérdida del derecho a voto en el Consejo.

Este no es el final de los problemas para el futuro equipo de Von der Leyen. Las audiencias serán duras y es posible que otros candidatos caigan durante esas sesiones. La Oficina Anticorrupción europea (OLAF) mantiene investigaciones abiertas por irregularidades durante su etapa como eurodiputados a la candidata francesa Sylvie Goulard, que se encargaría del Mercado Único, y el polaco Janusz Wojciechowski, que se haría cargo de Agricultura.

Europa
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios