Jornada número 45 de reivindicaciones

Más de 150 detenidos en las protestas de los 'chalecos amarillos' en París

La manifestación no estaba autorizada. Los agentes han utilizado gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes

Foto: Varios manifestantes en París. (Reuters)
Varios manifestantes en París. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Las autoridades francesas detuvieron este sábado a más de 150 personas en una nueva jornada de protestas en París, donde coincidieron una manifestación de los 'chalecos amarillos' con otras dos en defensa del clima y contra la reforma de las jubilaciones. En total, hasta las 17.00 hora local, 152 personas habían sido arrestadas en la capital francesa.

El Ejecutivo francés desplegó este sábado cerca de 7.500 agentes de las fuerzas del orden para evitar altercados durante las protestas. Aunque las autoridades no habían autorizado ninguna movilización de ese colectivo, que cumple su 45 jornada de reivindicaciones, algunos 'chalecos amarillos' mantuvieron su manifestación en puntos como la plaza de la Madeleine, donde los antidisturbios usaron por momentos gases lacrimógenos para dispersarlos.

La jornada ha arrancado con tensión y una treintena de detenidos, según las autoridades. En total, la Policía ha realizado más de 1.250 controles en los que ha incautado bolas de petanca, un martillo, un mortero escondido en un reproductor de DVD, "armas que no tienen cabida en manifestaciones autorizadas y pacíficas", han subrayado las autoridades. Las precauciones se habían extremado ante el temor de la presencia de los llamados "black blocks", grupos de encapuchados que siembran el caos en las manifestaciones. Su protesta coincidió con la Jornada del Patrimonio, que abre a los ciudadanos algunos de los edificios más emblemáticos de la ciudad.

Ciertos edificios, como el Arco del Triunfo, no se sumaron a la convocatoria por razones de seguridad, mientras que el Palacio del Elíseo, sede de la Presidencia francesa, estableció un sistema de reserva previo. Este sábado hay organizada además una nueva marcha en favor del clima, que sucede a la celebrada el viernes, en la que participaron miles de personas, la mayor parte jóvenes y estudiantes, y que incluyó paros en algunas empresas.

Las movilizaciones de los 'chalecos amarillos' comenzaron en noviembre de 2018 para protestar contra la subida de los impuestos al diésel y en diciembre alcanzaron su punto álgido, con protestas contra la represión de las manifestaciones hasta el punto de que el presidente, Emmanuel Macron, anunció un paquete de medidas económicas para mejorar las condiciones de vida de la clase media y trabajadora.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios