No podía moverse ni hablar

Muere un niño que comió una hamburguesa contaminada con E. coli hace 8 años

Enfermó de gravedad junto a otros 14 niños que en 2011 comieron carne picada comercializada en el supermercado Lidl, pero era el único que sufría secuelas neurológicas

Foto: Nolan, junto a sus padres. (Le Parisien)
Nolan, junto a sus padres. (Le Parisien)
Autor
Tiempo de lectura1 min

Nolan Moitti, un niño francés que se intoxicó al comer una hamburguesa contaminada con la bacteria Escherichia coli (E. coli) en 2011, ha muerto este sábado a los 10 años. Tal y como informa el diario 'Le Parisien', sufría "secuelas neurológicas graves" desde entonces: tenía un 80% de discapacidad, no podía moverse ni expresarse de otra manera que no fuera con sonrisas o gemidos y necesitaba conectar un tubo a su estómago durante gran parte del día.

Junto a él, enfermaron de gravedad otros 14 niños que consumieron carne picada distribuida por Lidl en la región de Alta Francia, pero en estos otros casos los menores sólo desarrollaron una alta probabilidad de sufrir problemas renales a lo largo de su vida. "Desafortunadamente, este niño murió varias veces, se trata de un verdadero drama para la familia de Nolan, que vive un calvario desde aquel momento", apunta Florence Rault, la abogada de los padres.

Guy Lamorlette, jefe de la empresa que comercializaba los filetes congelados y considerado responsable de la negligencia, fue condenado a tres años de prisión y una multa de 50.000 euros. No obstante, los afectados consideran insuficiente estas sanciones. "Espero que la persona responsable de esta tragedia tenga la decencia de retirar su apelación en el juicio: en la primera sesión, ni siquiera quiso ver a Nolan, pero ahora debe cumplir su condena y los padres de Nolan deben recibir indemnizaciones", insiste la letrada.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios