SALVINI, EN CAÍDA LIBRE

Relajar fronteras y calmar a la UE: el nuevo Gobierno de Conte da un vuelco a Italia

Italia vuelve a sorprender. Ha hecho falta una negociación relámpago en agosto y algunas contorsiones, pero al fin M5S y PD han logrado conseguir un nuevo Gobierno para el país

Foto: Giuseppe Conte. (Reuters)
Giuseppe Conte. (Reuters)

Italia vuelve a sorprender. Ha hecho falta una negociación relámpago en pleno agosto y algunas contorsiones, pero al fin se ha logrado conseguir un nuevo Gobierno para el país; esta vez, integrado por una coalición liderada por el populista Movimiento 5 Estrellas (M5S) y los progresistas del Partido Democrático (PD), las dos fuerzas que acabaron en primer y segundo lugar en las pasadas elecciones de marzo de 2018. Giuseppe Conte ha presentado este miércoles un Gobierno que llega con una significativa marca de nacimiento: una renovada ‘entente’ con Washington y mucha menos agresividad hacia Bruselas.

El puesto ministerial clave lo tendrá Roberto Gualtieri, quien ocupará el cargo de ministro de Economía. Perteneciente al PD y muy conocido en la Unión Europea, Gualtieri ha sido presidente del Comité de Problemas Económicos y Financieros de Parlamento Europeo. La cartera de Exteriores, en cambio, se la ha quedado Luigi Di Maio, el líder del M5S. Y la de Interior, que anteriormente ocupaba el ultraderechista Matteo Salvini (el líder de la Liga), estará en manos de Luciana Lamorgese, antigua prefecta de Milán, lo que la coloca como una de las figuras técnicas del nuevo Ejecutivo.

“Nuestro programa es un programa que mira hacia el futuro. Nos dedicaremos con pasión y energía”, ha dicho Conte, que ha presentado la lista de 21 ministros. “Se ha formado un Gobierno. Ahora es el turno del Parlamento”, ha comentado el presidente por su parte el jefe del Estado, Sergio Mattarella, en referencia al obligado voto de confianza al que ahora debe someterse el nuevo Ejecutivo. No se esperan sorpresas.


El borrador del programa de gobierno pactado entre PD y M5S fue un indicio del sesgo más europeísta del nuevo Gobierno italiano. Un documento carente de la actitud conflictiva que el anterior Gobierno con la Liga mantenía con las autoridades europeas. Se piden únicamente nuevas “reglas para el crecimiento, no solo para estabilidad”, han escrito las dos formaciones. “Es necesaria una Europa solidaria y, sobre todo, más cercana a la ciudadanía”, continúan en el mencionado borrador.

Ambas fuerzas han anunciado su compromiso para llevar adelante una “política económica expansiva” pero “sin comprometer el equilibrio de las finanzas públicas”, la gran preocupación de Bruselas en los pasados meses. Con ello, “se neutralizará la subida del IVA [en Italia], se aumentará el apoyo a las familias y a los discapacitados, se implantarán políticas de emergencia habitacional, y mayores recursos a la escuela, la universidad, la investigación y el Estado de bienestar”, han afirmado el M5S y el PD. Los analistas no creen que la economía sea un terreno de discusión entre estos socios de gobierno.

A renglón seguido, los dos partidos también han anunciado políticas orientadas al medioambiente y para mejorar la calidad de vida en la capital de Italia. De hecho, un punto especial del borrador se dedicó a la degradada ciudad de Roma, para la cual se ha propuesto “un trato diferencial” con respecto a las otras ciudades italianas, algo que ya ocurre en otras capitales europeas, pero que los administradores romanos nunca antes han logrado obtener.

La inmigración, tierra de conflicto

Capítulo aparte han sido, en cambio, las políticas sobre la inmigración, donde el conflicto entre las dos formaciones ha sido mucho más duro desde el inicio. A pesar de las perplejidades expresadas por el M5S, abierto a políticas migratorias más rígidas, el PD logró reabrir el debate para empezar a deshacer los puntos más polémicos de las leyes migratorias aprobadas en el último año por Matteo Salvini.

"En el [nuevo] programa está escrito negro sobre blanco que elaboraremos una nueva ley de migración”, ha destacado un cargo del PD

Esto se hará, según comunicaron las dos formaciones, “siguiendo las recomendaciones del presidente de la República, Sergio Mattarella”, quien al firmar en agosto el último decreto antiinmigración de Salvini recordó que no puede obviarse “la obligación de salvar vidas en el mar”. “En el [nuevo] programa está escrito negro sobre blanco que elaboraremos una nueva ley de migración”, ha subrayado asimismo este miércoles Graziano Delrio, jefe de la bancada del PD en el Congreso.

En contrapartida, el PD ha aceptado llevar adelante una de las medidas estrella del M5S: la reducción del número de parlamentarios, que será discutida en “primera sesión útil del Congreso”, según lo acordado. Y también se ha aceptado llevar adelante una nueva ley sobre el conflicto de intereses, para que también el sistema público de radiotelevisión italiano emita informaciones “independientes y plurales”.

El garante de todo ello será, en todo caso, Conte, quien, desde su dimisión el pasado 20 de agosto, no ha parado de recibir elogios fuera y dentro de Italia. “Conte ha mejorado. ¿Lo saben por qué? Pasaba por un hombre de paja, uno que se movía solo en las reuniones de facultad, mientras que el otro día pronunció un discurso que parecía el de un estadista”, argumentaba recientemente Domenico di Maso, sociólogo y colaborador del M5S. "Es lo que pasa cuando uno estudia. Conte puede sentarse a hablar con Merkel o con Trump sin complejos de inferioridad. Son estas las cosas que marcan la diferencia”, continuó Di Maso.

Salvini, en caída libre

Mientras tanto, Salvini ha continuado jugando a la política de los ‘puertos cerrados’, centrándose casi exclusivamente en eso, en sus últimas horas a cargo del Ministerio de Interior. Ha anunciado nuevos decretos de incautación de barcos humanitarios, y también ha arremetido contra el PD y Merkel, a los que ha atacado con vídeos emitidos en las redes sociales, sin que ello generara el ruido de antes en su país.

El martes sufrió un nuevo revés. “Identificado el segundo ruso del Rusiagate”, apareció escrito a media mañana en las portadas web de los principales cotidianos italianos, en referencia a nuevas revelaciones sobre la presunta trama de financiación rusa a la Liga. Una trama que generó una gran atención en la opinión pública justo después del gran resultado de la formación ultraderechista en las elecciones europeas de mayo pasado y en medio de un nuevo momento de tensión con la cúpula de los militares italianos, la entonces ministra de Defensa, Elisabetta Trenta.

La caída ha sido muy rápida desde entonces para el líder 'legüista', según han certificado los sondeos. En total, de acuerdo con una reciente encuesta divulgada por el diario económico italiano 'Il Sole 24 Ore' y la consultora WinPoll, la Liga perdió el 5% de los apoyos entre julio y agosto, al bajar del 38,9% al 33,7%.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios