en plena elección para suceder a may

La crisis con Irán pilla al Reino Unido en plena mudanza en Downing Street

May no ha asistido a las dos reuniones del Gabinete de emergencia, mientras Johanson y Hunt están volcados en la recta final de las primarias 'tories' que se deciden este lunes

Foto: Una embarcación de la Guardia Revolucionaria de Irán cerca del Stena Impero. (Reuters)
Una embarcación de la Guardia Revolucionaria de Irán cerca del Stena Impero. (Reuters)

La crisis diplomática entre Londres y Teherán por la detención del petrolero británico 'Stena Impero' en el estrecho de Ormuz ha pillado a Downing Street en plena mudanza. La aún 'premier' Theresa May ni siquiera ha asistido a las dos reuniones del Gabinete de emergencia Cobra celebradas el fin de semana. El ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, ha estado centrado en la recta final de las primarias 'tories'. Y Boris Johnson, el favorito para convertirse en el nuevo inquilino del Número 10, sigue ocupado analizando cómo podría derogar la actividad de Westminster si -llegado el momento- quiere llevar a cabo el temido Brexit sin acuerdo.

Sin embargo, el primer gran reto al que deberá hacer frente el responsable del nuevo Ejecutivo será una crisis internacional en el Golfo, donde la tensión crece por momentos desde que Estados Unidos se retirara unilateralmente del acuerdo nuclear con Irán el año pasado. En este sentido, el futuro del Reino Unido -con todos los frentes abiertos que tiene ahora en el panorama internacional- está en manos de un pequeño grupo que tan sólo representa al 0,3% del electorado. Por primera vez en la historia del Reino Unido, las bases 'tories' elegirán al nuevo responsable del Ejecutivo. Este lunes cierra el plazo para la votación y se contarán los votos.

El martes es cuando se conocerá el nombre del nuevo líder del Partido Conservador. No se convertirá en primer ministro hasta el miércoles. Y entre jueves y viernes tendrá que elegir a su nuevo Gobierno. Todo los sondeos sitúan a Johnson como claro ganador. Y hay máxima expectación por ver si se rodearía de euroescépticos del ala dura o si apostaría también por algún moderado. Al fin y al cabo, desde hace tres años en la política británica no se habla de otra cosa que no sea el divorcio con la Unión Europea. Pero la crisis con el régimen de los ayatolás ha pillado a Downing Street desprevenido y más debilitado que nunca.

Hunt -que posiblemente siga como ministro de Exteriores si Johnson se convierte en el próximo primer ministro- comparecerá este lunes en la Cámara de los Comunes para anunciar un paquete de medidas de represalia contra la república islámica que, según los rotativos, podrían ser tanto diplomáticas como económicas.

En un paso que podría profundizar aún más la crisis, Londres podría incluso pedir a la ONU y la UE que reactiven sus sanciones contra el régimen de los ayatolás. Hunt habló este lunes con aliados clave, entre ellos Francia y Alemania. En cualquier caso, el silencio que está mostrando Bruselas llama poderosamente la atención. Evidencia la propia tensión que existe entre la UE y el Reino Unido con el Brexit y plantea hasta qué punto los británicos van a verse amparados por los que aún son sus socios una vez abandonen el bloque, posiblemente en octubre.

Una patrulla británica custodia el petrolero iraní Grace 1. (Reuters)
Una patrulla británica custodia el petrolero iraní Grace 1. (Reuters)

Batallas políticas vs. batallas reales

El exjefe del Estado Mayor Naval Alan West ha reprochado a los políticos su falta de atención a lo que sucedía en el golfo Pérsico por haber estado sumidos en sus batallas internas. Pero lo cierto es que el episodio de la semana pasada en el estrecho de Ormuz -por donde transita una quita parte del petróleo que se consume en todo el mundo- era totalmente predecible.

El 4 de julio, las autoridades de Gibraltar -ayudadas por un destacamento de la infantería de marina británica- detuvieron frente a sus costas el Grace 1 bajo sospecha de que transportaba crudo iraní con destino a Siria, lo que sería una violación de las sanciones de la UE contra algunas entidades e individuos sirios. Gibraltar y Reino Unido insistieron en que actuaron legalmente, pero Teherán calificó el episodio como “piratería” y acusó a Londres de seguir órdenes de Washington. Estaba claro, por tanto, que los iránies iban a responder. Y el pasado viernes cumplió sus amenazas con la captura del 'Stena Impero'.

Las autoridades iraníes justifican la detención del petrolero británico por “no haber respetado el código marítimo internacional” y advierten ahora que la investigación que decida el destino del petrolero dependerá “de la cooperación” de la tripulación, formada por 18 indios, tres rusos, un filipino y un letón.

60 minutos tarde

En medio de esta nueva crisis internacional con Irán -que deja al acuerdo nuclear de 2015 al borde del precipicio- abrir un conflicto naval en el Golfo Pérsico acabaría salpicando a toda la región de Oriente Medio. Las salidas diplomáticas parecen alejarse según transcurre el tiempo y tanto Washington como Londres -y el mismo Teherán- parecen estar preparándose para una eventual confrontación.

Desde la oposición laborista se advierte del peligro de repetir el seguidismo con Estados Unidos que condujo al desastre de la invasión de Irak. De momento, Johnson ya ha mantenido estos días una conversación telefónica con el presidente Donald Trump. Entre ambos siempre ha existido una química especial. Y está claro que el británico quiere estrechar aún más los lazos con Washington tras el Brexit.

Por otra parte, ha quedado en evidencia que las capacidades de las Fuerzas Armadas británicas ya no son lo que eran. Prueba de ello es que la fragata HMS Montrose -la única embarcación militar que el Reino Unido ha destinado al estrecho del Golfo para realizar tareas de protección y disuasión- llegó 60 minutos tarde y no pudo impedir que el 'Stena Impero' fuera detenido por las autoridades iraníes.

El episodio quizá podría haberse evitado si hubieran estado dos helicópteros de la Royal Navy Wildcat que se encontraban cerca de Omán vigilando el estrecho de Ormuz. Pero en abril se retiraron de la zona al considerarse que no eran necesarios.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios