YA HAY PROYECTO PARA LA RECONSTRUCCIÓN

"Aquí no hay fuego": así fue el grave error humano que condenó a Notre Dame

Un trabajador con pocos días de experiencia, un extraño mensaje de fuego en una pantalla y un error de comunicación provocaron que el incendio fuera imposible de apagar a tiempo

Foto: Aquí no hay fuego: así fue el grave error humano que condenó a Notre Dame al fuego. (reuters)
"Aquí no hay fuego": así fue el grave error humano que condenó a Notre Dame al fuego. (reuters)

El 15 de abril de 2019 tuvo lugar uno de los días más tristes de la historia de Francia: un brutal fuego consumía lentamente Notre Dame, una de las grandes joyas arquitectónicas de París y del gótico europeo. Varios meses después, por fin se ha llevado a cabo la reconstrucción definitiva, donde todo apunta a que un error humano provocó que fuera imposible extinguir el incendio a tiempo. Ahora, se planea volver a tener listo el monumento antes de los Juegos Olímpicos de 2024.

Eran las 06:18 horas de aquel fatídico lunes. Un empleado de Notre Dame, que solo llevaba tres días en su puesto de trabajo, pronto descubre que algo no va bien. El reverendo Jean-Pierre Caveau está dando misa ante cientos de fieles, pero en el panel de alarma se activa una luz roja que indica que hay humo en una de las torres de la catedral. Solo puede significar una cosa: fuego. Rápidamente, da aviso a un guardia de seguridad para que acuda a la zona.

Aquel vigilante, que estaba a pocos metros del altar, recibió el aviso y rápidamente, salió corriendo para ver si había fuego en uno de los techos. Tras abandonar el salón principal de la iglesia, acudió a la sacristía, el edificio adyacente, donde subió a la parte superior... pero no había absolutamente nada. El guardia, extrañado por ello, llamó a su jefe, con quien no consiguió contactar. Tras un par de llamadas más, el encargado de seguridad descubre el error: ha ido al edificio equivocado.

Así, a toda velocidad, salió corriendo en dirección a aquella estancia llena de celosías conocida como 'el bosque'. Tras subir a toda velocidad los 300 escalones que llevan desde la planta baja hasta el ático, descubre que el aviso era cierto: se había equivocado de edificio y lo que se estaba quemando no era la parte alta de la sacristía, sino de la propia catedral. Cuando consigue acceder a la zona, el fuego estaba completamente descontrolado. Entonces, se avisa a los bomberos.

Esta es la reconstrucción de lo sucedido que ha llevado a cabo 'The New York Times', que considera que el gran problema tuvo que ver con el complejo sistema de aviso de fuegos de la catedral, que había quedado desfasado en el tiempo y que también infravaloraba la capacidad el fuego para expandirse. Según el prestigioso medio norteamericano, el mensaje que apareció en las pantallas fue el siguiente: 'Fuego. Ático Nave Sacristía. ZDA-110-3-15-1. Estructura de aspiración'.

Pudieron mezclarse la inexperiencia del trabajador y el problema para entender el extraño mensaje pero, tras varias llamadas, consiguieron descifrar del lugar del que se trataba. Efectivamente, la cadena de números y letras indicaba el detector de humo en concreto, pero la palabra 'sacristía' había llevado a error. Cuando alguien escuchó la frase 'estructura de aspiración', pronto entendió dónde estaba el fuego: la parte superior de la catedral era conocida como 'la estructura'.

Esa media hora de indecisiones pudo ser definitiva para que el fuego se hiciera imparable y arrasara con buena parte de Notre Dame, en una concatenación de errores humanos que derivaron en uno de los mayores desastres arquitectónicos de los últimos años. Ahora, varios meses después, ya se ha decidido de qué manera se va a reconstruir el edificio, con el objetivo de que vuelva a estar en pie antes del comienzo de los Juegos Olímpicos de París 2024.

Este martes fue aprobado el primer texto de la reconstrucción de la catedral por 91 votos a favor, 8 en contra y 33 abstenciones. No tiene otro objetivo más que organizar el uso y las colectas de las donaciones, con las que se han conseguido cerca de 850 millones de euros. El objetivo es que la nueva edificación esté lista antes de 2024, aunque para ello el primer paso sea retirar la estructura y el peligroso plomo quemado por el incendio. Un fuego que pudo detenerse mucho antes.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios