LLEVÓ A SU HIJO A UN BAR Y SE EMBORRACHÓ

Dos años de cárcel para la madre que mató a su bebé por quedarse dormida sobre él

Un juez la condena por negligencia deliberada, aunque los médicos no han podido demostrar que esa fuera la causa directa de la muerte del bebé de cuatro semanas

Foto: La madre había estado jugando a lanzar por los aires al bebé en el bar (Reuters/Ueslei Marcelino)
La madre había estado jugando a lanzar por los aires al bebé en el bar (Reuters/Ueslei Marcelino)

La noche del 30 marzo de 2017 Marina Tillby cogió a su bebé Darian de sólo cuatro semanas y se fue con su hermana a un bar de New Quay, en el oeste de Gales. Estuvieron emborrachándose junto a dos hombres a los que conocieron allí y jugando a lanzar el bebé por los aires como si se tratara de un muñeco. Cuando ya habían bebido suficiente alcohol, las dos mujeres, los dos hombres y Darian se fueron del lugar.

Decidieron ir a un sitio más tranquilo y se dirigieron a una caravana que había cerca. Allí Marina se quedó dormida con la mala suerte de que lo hizo aplastando a su bebé. Una hora y cuarto después su hermana la intentó despertar alarmada al comprobar que Darian tenía sangre saliendo por la boca, pero no fue capaz de conseguir que se levantara.

La hermana llevó rápidamente al bebé al Bronglais Hospital de Aberystwyth, a unos 30 kilómetros de distancia, pero ya era tarde: Darian había fallecido de un paro cardíaco. Para la fiscal Catherine Richards la causa de la muerte es que Marina Tilby se durmió sobre él y lo aplastó. Sin embargo, el juez Paul Thomas que presidió el juicio aseguró que las pruebas médicas no pudieran probar esa circunstancia y no descartaron otras posibilidades.

Dos años de cárcel

Pese a que las pruebas no pudieron justificar que la muerte de Darian fuera por el aplastamiento, el juez Thomas la ha sentenciado a dos años y cuatro meses de prisión por negligencia deliberada en “un caso terrible de egoísmo materno”. En la sentencia que recoge la BBC explica que "es la responsabilidad, el deber y el instinto natural de la madre poner el cuidado y la seguridad de su hijo de cuatro semanas por encima de todo lo demás”.

Sin embargo, el juez la acusa de haber actuado sin preocuparse ni cuidar de la salud del pequeño: "Usted ignoró por completo ese deber para poder emborracharse extremadamente en una noche de fiesta".

Es la responsabilidad, el deber y el instinto natural de la madre poner el cuidado y la seguridad de su hijo de 4 semanas por encima de todo lo demás

Por su parte, el abogado de la mujer, Dyfed Thomas, explicó que su cliente había sido diagnosticada de depresión desde la muerte de Darian y que "claramente había sufrido. Ella desea expresar a la corte, al padre del bebé y a su propia familia su propio remordimiento y sentimiento de culpa de esa noche. Su dolor la llenará por la ausencia de su hijo durante el resto de sus días".

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios