SE ESPERA UN NUEVO PREMIER A FINALES DE JUNIO

May firma su carta de dimisión y abre la carrera por la sucesión en el Reino Unido

May deja este viernes de ser oficialmente líder del Partido Conservador sin haber conseguido su único objetivo: el Brexit. Su salida abre una batalla feroz por el liderazgo de los 'tories'

Foto: La exlíder 'tory' Theresa May. (Reuters)
La exlíder 'tory' Theresa May. (Reuters)

Theresa May firmó este viernes la carta de dimisión como líder del Partido Conservador británico, aunque permanecerá como primera ministra en funciones hasta la elección de su sucesor, prevista para finales de julio.

El satírico por excelencia 'The Private Eye' dedicó su última portada al legado de la 'premier'. La página está completamente en blanco. Nadie puede acusarla de no haberlo intentado. Pero lo cierto es que la perseverante y discreta hija del vicario anglicano ha firmado este viernes la carta de dimisión como líder del Partido Conservador sin haber conseguido su único objetivo: el Brexit.

Durante los últimos tres años, su Gobierno giró por y para el divorcio con el bloque europeo. Pero abandona ahora la oficina dejando el reto exactamente en el punto de partida. O quizá incluso peor. Porque cuando May se trasladó a Downing Street en 2016, los conservadores tenían la mayoría absoluta que ella acabó perdiendo en unas elecciones generales que anticipó un año más tarde. Estaba entonces convencida de conseguir un liderazgo “fuerte y estable”. Sin embargo, a pesar de comenzar la campaña con hasta 22 puntos de ventaja sobre los laboristas, el batacazo fue histórico.

Tras las últimas locales y europeas, los dos grande partidos agonizan y Westminster sigue sin contar con mayorías para sacar adelante ninguna plan de divorcio alternativo al Acuerdo de Retirada que May cerró con Bruselas. Por lo tanto, las primarias a las que ahora se enfrentan los 'tories' constituyen la guinda del pastel en la peor crisis institucional de la historia reciente del país.

Este viernes, no hay ningún acto previsto para despedir a May, quien se quedará en Downing Street como primera ministra hasta que se anuncie un sucesor. Su relevo con David Cameron fue más que rápido. Pero la guerra civil en las filas 'tories' está ahora más enconada que nunca, por lo que se espera una batalla larga e intensa con desenlace previsto para finales de julio. El ganador no sólo será el próximo líder de la formación sino que, de manera automática, también se convertirá en el nuevo primer ministro, marcando el vínculo que depara al Reino Unido con el bloque.

¿Ganar en la prórroga?

En este sentido, las primarias están determinadas por una fecha clave: el 31 de octubre, que es cuando termina la segunda prórroga del Brexit concedida por los Veintisiete. Los candidatos más euroescépticos aseguran que para entonces el país debe haber abandonado la UE, con o sin pacto. Los más moderados, sin embargo, dejan la puerta abierta a una posible ampliación de plazos, conscientes de que en dos meses será complicado solucionar lo que no se ha conseguido en tres años.

Lo cierto es que, a pesar de que haya un nuevo inquilino en el Número 10, la aritmética de la Cámara de los Comunes seguirá siendo la misma. En definitiva, una Cámara donde el partido gobernante no cuenta con mayorías y donde sus señorías han rechazado ya hasta en tres ocasiones el Acuerdo de Retirada que Bruselas se niega ahora a renegociar.

Los analistas consultados consideran, por tanto, que cada vez existen más posibilidades de que para antes de que finalice el año se acaben convocando nuevas elecciones generales adelantadas.

Y llegados a este punto, nadie se atreve ahora a aventurar resultado. Porque si los 'tories' están debilitados, el líder de oposición laborista, Jeremy Corbyn, sigue sin definir su postura ante la UE perjudicando gravemente a los suyos.

Filias y fobias

Con la sombra de nuevos comicios, los conservadores deben elegir a su nuevo representante. Y aunque el excéntrico Boris Johnson despierta entre los suyos tantas filias como fobias, muchos de los críticos podrían terminar apoyándole, ya que le ven como único rival con posibilidades ante Corbyn, que luego acaba creciéndose en campaña.

En cualquier caso, es muy difícil saber a día de hoy quién será el nuevo líder 'tory'. Hasta la fecha hay once aspirantes, aunque las candidaturas se pueden presentar hasta el próximo lunes 10 de junio. Johnson es muy popular entre las bases, pero primero debe ser votado entre los diputados. Por lo que nada está aún escrito.

La formación ha cambiado ligeramente las normas aumentando el umbral de apoyo requerido para cada candidato. Y esto ya ha hecho que se retiren de la batalla dos diputados, James Cleverly y Kit Malthouse, nombres poco conocidos en la calle. En caso de que finalmente salga un euroescéptico, es muy posible que premie con puestos en su nuevo Gabinete a todos aquellos que fueron desertando del Ejecutivo de May al no compartir su estrategia.

A partir del 13 de junio se celebrarán sucesivas votaciones internas hasta que para el 22 de junio queden sólo los dos finalistas que se presentan a las bases. Alrededor de 160.000 militantes conservadores tendrán un mes para pensar quién es la mejor opción. El nombre del ganador se conocerá en la semana que comienza el lunes 22 de julio.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios