el fuego detruye la aguja y parte del tejado

Catástrofe en Notre-Dame: arde el corazón de Francia

Nueve siglos de historia reducidos a cenizas. Francia llora consternada por el incendio que ha destruido en parte la catedral de Notre-Dame. Una catástrofe para toda Europa

Foto: Vista general del incendio que consume el techo de la catedral de Notre-Dame este lunes, en París.
Vista general del incendio que consume el techo de la catedral de Notre-Dame este lunes, en París.

Nueve siglos de historia reducidos a cenizas. Francia llora consternada por el incendio que ha destruido en parte la catedral de Notre-Dame. Una catástrofe para París, para toda Francia, para Europa.

Si la Torre Eiffel representa solo a París, Notre-Dame es la imagen de Francia y uno de los símbolos de esa Europa que los billetes del euro no han querido representar. La catedral de Notre-Dame es también el símbolo de la Iglesia católica de Francia, pero su valor está por encima de religiones, de ideologías y de nacionalidades. Es el monumento más visitado de Europa. El kilómetro cero de Francia.

El presidente, Emmanuel Macron, se vio obligado a anular 'sine die' el importante discurso que tenía previsto para anunciar medidas que le dieran un nuevo impulso y ayudaran a calmar los ánimos no solo de los chalecos amarillos sino de buena parte de la sociedad francesa. El desastre obligaba a dejar de lado incluso los intentos de resolución de la mayor crisis política del mandato de Macron.

A las siete menos 10 de la tarde empezó el incendio en la zona del andamiaje que estaba instalado desde hace días para obras de renovación. Pocos minutos después, y a pesar de los esfuerzos de los bomberos, la aguja y el campanario de la catedral cedían y caían calcinados.

Los servicios de seguridad tuvieron tiempo de avisar a los 1.500 turistas que se encontraban a esas horas en el interior, que pudieron salir sin rasguños. Miles de parisinos y visitantes llenaron la calles y plazas aledañas para presenciar atónitos, y muchos con lágrimas, la catástrofe.

Catástrofe en Notre-Dame: arde el corazón de Francia

Desde un primer momento, la alcaldesa de la capital, Anne Hidalgo, y varios ministros se personaron en la zona. El presidente lo hizo algo más tarde después de tuitear: "Toda la nación siente emoción. Pienso en todos los católicos y en todos los franceses. Como todos nuestros compatriotas, estoy triste de ver quemarse una parte de nosotros mismos”.

Como mostraban las imágenes que el mundo entero veía en directo, las mangueras de los bomberos no llegaban a impulsar el agua hasta los 93 metros de altura de la aguja, uno de los símbolos más fotografiados de París.

Testigo, como millones de telespectadores del drama, el presidente norteamericano, Donald Trump, lanzó un primer tuit de desolación y se permitió más tarde sugerir que se utilizaran helicópteros para lanzar agua. Los portavoces de los bomberos se tomaron la molestia de responderle que el agua lanzada desde arriba podría dañar gravemente toda la estructura, pero lo cierto es que varios helicópteros se empleaban en ese sentido por uno de los laterales.

Angela Merkel subrayaba por su cuenta que no se trata de un drama para Francia sino para toda Europa. Las declaraciones de políticos franceses y extranjeros se sucedían mientras la catedral seguía ardiendo ya caída la noche.

Catástrofe en Notre-Dame: arde el corazón de Francia

Salvadas las torres

A las 22:50 de la noche, cuatro horas después del inicio del desastre, el portavoz de los bomberos de París anunciaba que la estructura de la catedral estaba salvada en su casi totalidad y que las dos torres habían soportado el fuego, que no estaba completamente apagado todavía. Dos tercios del tejado han desaparecido. Imágenes tomadas con dron mostraban el fuego en el interior de todo el edificio. Comenzaba entonces la labor de rescate de obras de arte entre el humo y el agua empleada para enfriar los muros. Uno de los 400 bomberos que participaron en el combate contra el fuego es el único herido.

La construcción de Notre-Dame data del siglo XII. Desde entonces, ha sufrido pillajes y actos vandálicos, especialmente durante la furia anticlerical de la Revolución. Fue recuperada para la Iglesia por Napoleón, que celebró allí su coronación. En el siglo XIX, la catedral fue restaurada con trabajos que duraron 20 años. En ese momento se instalaron las estatuas, las gárgolas y la aguja. Solo hace 15, su fachada fue blanqueada.

Uno de los portavoces de Notre-Dame asegura que a la hora de iniciarse el fuego no había ningún trabajador en la zona de obras

Celebrada por novelistas y poetas, los homenajes de adiós de políticos como el general De Gaulle, Georges Pompidou o François Mitterrand se celebraron en ese recinto. El 'Te Deum' por la liberación, en 1944, también. Millones de turistas se dirigen a su interior para venerar las reliquias de la corona de espinas de Cristo, que San Luis ofreció a los franceses y que ha podido ser salvada, según portavoces de la catedral.

La Fiscalía de París se hizo cargo de la investigación para determinar las causas de la catástrofe. Uno de los portavoces de Notre-Dame aseguraba que a la hora de iniciarse el fuego no había ningún trabajador en la zona de obras del tejado. De momento, no se descarta ninguna pista, mientras algunas fuentes recuerdan la serie de atentados contra iglesias católicas que se han producido en las últimas semanas en Francia.

La tristeza empieza ya a dar paso a la resignación. A la confirmación de que Notre-Dame deberá ser reconstruida. Ello llevará, según las primeras informaciones, más de 10 años y costará cientos de millones de euros. Y el presupuesto será otro de los problemas que se abordarán cuando las cenizas se enfríen. Notre-Dame ha sufrido desde la colocación de la primera piedra un grave problema de financiación y esa carencia de medios se sigue sufriendo hoy. El incendio de la Semana Santa marcará a partir de ahora la historia de Notre-Dame.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
43 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios