las elecciones europeas son la clave

May pide a la UE aplazar el Brexit hasta el 30 de junio para tratar de desbloquearlo

La carta se llevaba esperando desde hacía días. May señala que tenía la intención de llevar el acuerdo del Brexit a votación esta semana, pero que el presidente de la Cámara lo ha impedido

Foto: Manifestantes proBrexit protestan ante el Parlamento británico, en Londres. (Reuters)
Manifestantes proBrexit protestan ante el Parlamento británico, en Londres. (Reuters)

La carta se llevaba esperando desde hacía días. Este martes parecía claro que la misiva podía llegar antes de que finalizara la jornada pero finalmente ha sido enviada este miércoles al mediodía, cuando sobre las 13:00 la oficina de Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo, ha confirmado a El Confidencial que habían recibido una carta de la primera ministra británica en la que se pide una prórroga hasta el 30 de junio.

En un principio, aunque no se ha confirmado oficialmente, la premier había planteado una extensión corta con la posibilidad de alargarse luego por más tiempo. Pero Bruselas le exigió que eligiera una u otra opción. Los rumores también apuntan a que tenía intención de pedir prórroga por nueve meses con la posibilidad de salir del bloque tan pronto como Westminster aprobara el Acuerdo de Retirada. En cualquier caso, la líder tory tuvo que abandonar los planes de ampliación larga después de la más que difícil reunión de Gabinete del martes donde tres pesos pesados - Andrea Leadsom, Liam Fox y Chris Grayling- amenazaron con dimitir si los plazos se extendían más allá de verano.

En la misiva Theresa May señala que tenía la intención de llevar el acuerdo del Brexit a votación esta misma semana pero que el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, lo ha impedido pidiendo cambios sustantivos sobre el texto. En cualquier caso, dice sentirse “confiada” en poder sacar adelante próximamente el pacto, que ha sido rechazado en dos ocasiones por sus señorías.

Esta sería la única justificación que ofrece a Bruselas, que siempre ha advertido que Londres debía presentar una hoja de ruta antes de realizar cualquier cambio en el calendario, que los Veintisiete deben ahora aprobar por unanimidad.

La carta enviada por May. (Reuters)
Ampliar
La carta enviada por May. (Reuters)

Ahora el Consejo Europeo, que se reunirá este jueves, tendrá que decidir al respecto. La prórroga hasta el 30 de junio no era la deseada por Bruselas, donde existe el convencimiento de que cualquier prolongación que vaya más allá de las elecciones europeas, que se celebran entre el 23 y el 26 de mayo, sin que el Reino Unido participe en los comicios, puede poner en apuros el funcionamiento de la Unión Europea.

Es cierto que durante algún tiempo corrió por los pasillos una idea que sigue parcialmente en pie: puede ser que la prórroga vaya más allá de las elecciones europeas sin que Londres participe siempre y cuando el Reino Unido abandone la UE antes de que el próximo Parlamento Europeo se constituya, algo que ocurrirá el próximo 2 de julio. Es en base a esa teoría en la que May pide la pórroga hasta el 30 de junio.

Sin embargo, hace ya tiempo que los servicios legales de la Comisión Europea desconfían de esa posibilidad, tal y como confirmó Jean-Claude Juncker, presidente del Ejecutivo comunitario, que en una carta a Donald Tusk tras el acuerdo de Estrasburgo del 11 de marzo, señaló que cualquier prórroga más allá de los comicios europeos debería contar con la participación británica en los mismos.

De hecho, durante su llamada telefónica, el luxemburgués ha advertido a la primera ministra sobre la posibilidad de incluir en su carta una fecha que vaya más allá de los comicios europeos. “El Brexit debe completarse antes del 23 de mayo, de lo contrario las elecciones europeas deben celebrarse en el Reino Unido”, ha señalado una portavoz comunitaria.

“De lo contrario – ha insistido Margaritis Schinas, portavoz principal del Ejecutivo comunitario – afrontamos dificultades institucionales e incertidumbre legal”. En el Berlaymont siempre se ha temido que una extensión más allá de las elecciones pueda generar no solo problemas a la hora de instituir el próximo Parlamento Europeo, sino dificultades legales ante cualquier ciudadano europeo que pueda denunciar la falta de elecciones ante el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE), ya que todos los países miembros de la Unión deben celebrar votaciones a la Eurocámara.

Desde la Comisión Europea confían en esta postura, consideran que es una materia de derecho de la Unión, y además creen que la mayoría de Estados miembros apoyan esta visión de que la extensión no debe ir más allá de las elecciones si el Reino Unido no participa en los comicios.

Sin embargo los servicios del Consejo Europeo apuntan en otra dirección. Normalmente suelen ser más flexibles, y en este caso defienden la teoría de que el Brexit podría extenderse hasta el 30 de junio porque lo importante es que el Reino Unido haya abandonado la UE antes de que se constituya el próximo Parlamento Europeo.

Los choques entre la Comisión y el Consejo son comunes y el Brexit no es una excepción. Durante el encuentro de este jueves el Ejecutivo comunitario, que estará representado por Jean-Claude Juncker y Michel Barnier, negociador jefe de la Comisión Europea, insistirá en esta postura.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios