LOS SOCIOS DE GOBIERNO NO APOYARÁN EL PACTO

Fatídico revés para May: el fiscal general de UK no ve mejoras en el acuerdo del Brexit

Pésimas noticias para el Gobierno británico. A pesar de los cambios en el acuerdo del Brexit pactados anoche, el fiscal general sostiene que el riesgo legal con el "backstop" no varía

Foto: El fiscal general británico Geoffrey Cox en Downing Street, Londres. (Reuters)
El fiscal general británico Geoffrey Cox en Downing Street, Londres. (Reuters)

Pésimas noticias para el Gobierno británico. A pesar de los cambios en el acuerdo del Brexit pactados anoche por Jean Claude Juncker y Theresa May, el fiscal general del Reino Unido asegura que el país podría quedar atrapado en el "backstop" irlandés, la salvaguarda para evitar una frontera dura entre las dos Irlandas. Geoffrey Cox, euroescéptico convencido, afirma que el "riesgo legal" de que el Reino Unido permanezca indefinidamente en la polémica salvaguarda no varía pese a los nuevos textos negociados entre Londres y Bruselas, aunque reconoce que estos "reducen el riesgo".

La declaración de Cox, cuya intervención en noviembre fue clave para que el Parlamento británico rechazase después el Acuerdo de Retirada, supone un serio revés para la primera ministra, que necesita que al menos 318 diputados (de un total de 634) voten hoy a favor del pacto para que el Reino Unido abandone la Unión Europea con un acuerdo el 29 de marzo.

El abogado ha difundido los detalles de su asesoramiento legal al Gobierno sobre los tres documentos adicionales firmados anoche en Estrasburgo y destinados a disipar las dudas de los euroescépticos sobre la salvaguarda diseñada para evitar una frontera fija entre las dos Irlandas, el principal escollo para que los diputados ratifiquen el Acuerdo de Retirada. Para Cox, los textos "reducen el riesgo de que el Reino Unido pueda quedar indefinidamente e involuntariamente dentro" de esta salvaguarda. Sin embargo, "el riesgo legal permanece sin cambios" puesto que Londres no tendría medios legales para abandonarla sin el visto bueno de Bruselas.

El llamado "backstop" establece que el Reino Unido permanezca en la unión aduanera y que Irlanda del Norte esté alineada con normas del mercado único hasta que se establezca una nueva relación comercial entre las dos partes. Dicha relación deberá negociarse durante el periodo de transición -entre el 29 de marzo y finales de 2020- y ahí es donde reside el temor de los "brexiteers", para quienes el Reino Unido podría permanecer atado a las reglas del mercado único si no se cierra un acuerdo comercial.

El DUP no apoyará el acuerdo

El asesoramiento de Cox se divulga horas antes de que la Cámara de los Comunes vote esta noche el acuerdo "mejorado", en palabras de May, quien el 15 de enero sufrió una derrota histórica en la primera votación del pacto. Oficialmente, la nueva votación se celebrará hoy, aunque crecen los rumores de que podría posponerse.

El norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP), que sostiene al Gobierno desde que May perdió la mayoría absoluta, había adelantado que la declaración de Cox condicionaría su voto. Hoy ha confirmado que no apoyarán el acuerdo y, sin su ayuda, a la 'premier' no le salen las cuentas porque los 'tories' euroescépticos tampoco respaldarán el pacto.

Desde el Partido Laborista, su portavoz Keir Starmer afirma que Cox "ha confirmado que no hay cambios significativos" en el Acuerdo de Retirada a pesar de los nuevos documentos legales acordados anoche. "La estrategia del Gobierno está ahora hecho trizas", asegura.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios