recta final del brexit

Tusk prefiere retrasar el Brexit ante la debilidad de May: "Es la extensión o el caos"

El polaco ha asegurado que ya que "está claro" que May “no tiene apoyo suficiente en la Cámara de los Comunes” las opciones son "un Brexit caótico o la extensión"

Foto: La primera ministra británica charla con Donald Tusk. (Reuters)
La primera ministra británica charla con Donald Tusk. (Reuters)

Donald Tusk, un polaco con buena oratoria y capacidad para sacar los pies del trasto del discurso público, acostumbra a hablar con toda libertad sobre asuntos que levantan una gran tensión en Bruselas. Además disfruta saltando sobre los charcos que aparecen en la agenda política europea, y ninguno es tan grande como el del Brexit.

Al finalizar la cumbre de los líderes europeos con la Liga Árabe en Sharm el Sheij (Egipto), en la que la salida del Reino Unido de la UE ha sobrevolado el encuentro y protagonizado reuniones bilaterales, Tusk ha señalado directamente a la debilidad de la primera ministra británica para asegurar que lo más “sensato” sería retrasar la fecha del Brexit.

El polaco ha asegurado que ya que “está claro” que Theresa May “no tiene apoyo suficiente en la Cámara de los Comunes” las opciones que se plantean ahora mismo son dos: “Nos enfrentamos a un horizonte de un Brexit caótico o a la extensión”.

Y la razón para ofrecer solo esta opción binaria es que, a medida que se va agotando el tiempo de cara al próximo 29 de marzo, la fecha en la que supuestamente el Reino Unido debe abandonar la UE, se van agotando también las opciones de cerrar un acuerdo, según ha explicado el propio Tusk en rueda de prensa.

May sigue pensando en abandonar la UE el 29 de marzo, aunque hay muchas dudas de haya tiempo en dos semanas para completar todo el proceso

Apurando hasta el último minuto

Pero la realidad es que no hay ninguna extensión de la que hablar hasta que el Gobierno británico lo pida, y May pretende jugar la partida hasta el final: con el anuncio de que la votación final del acuerdo del Brexit se retrasará hasta la semana del 12 de marzo la primera ministra confirma la hoja de ruta que en Bruselas creían que seguiría, apurando hasta el último minuto para intentar forzar a Westminster a aprobar su plan ante el riesgo de una situación incierta.

Tusk y May discutieron la prórroga de las negociaciones durante un encuentro bilateral durante la cumbre en Egipto, pero la primera ministra sigue pensando en abandonar la UE el 29 de marzo, aunque hay muchas dudas de que, incluso con Westminster aprobando el acuerdo el día 12, vaya a haber tiempo en apenas dos semanas para completar todo el proceso que requiere su traslación a la legislación británica. En ese escenario todo el mundo apuesta por una prórroga técnica de un par de semanas que permitan completar el proceso sin problema.

Theresa May charla con Donald Tusk. (Reuters)
Theresa May charla con Donald Tusk. (Reuters)

En ese contexto y en el pulso que May está manteniendo con el Parlamento nadie descarta que la primera ministra utilice la amenaza de una extensión mucho más larga, de la que se ha hablado este fin de semana y que podría ser de varios años, con el objetivo de presionar a los diputados más euroescépticos dentro del Partido Conservador, para que voten a favor de un acuerdo que, si bien no es el que ellos querrían, saca de forma efectiva al país de la UE.

Durante su encuentro May y Juncker han acordado que las negociaciones deben estar concluidas para el 21 de marzo, a solo una semana del Brexit

División de opiniones

Pero este es un debate que realmente divide a los socios de la Unión Europea. Mientras algunos aseguran que no habría ningún problema en una extensión larga de las negociaciones otros Estados miembros miran ese escenario con menos entusiasmo: el Brexit está consumiendo muchas energías y que es mejor buscar una solución en el corto plazo antes que dar una patada hacia delante.

La primera ministra británica también se ha reunido en Egipto con Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, en el que es el tercer encuentro bilateral en menos de un mes. Según ha explicado el Ejecutivo comunitario ambos líderes han discutido sobre los progresos que se están haciendo en el diálogo técnico que mantienen Londres y Bruselas en la búsqueda de una solución que dé al Gobierno británico garantías para lograr que el acuerdo sea aprobado por el Parlamento.

Durante su encuentro May y Juncker han acordado que las negociaciones deben estar concluidas para el 21 de marzo, a solo una semana del Brexit y el día en el que comienza el último Consejo Europeo antes de que el Reino Unido abandone la Unión Europea.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios