informe implacable con los independentistas

Bloqueo e incertidumbre: así ve la situación política de España el partido de Merkel

"Negociar es perder. Así funciona la política en España". Un demoledor informe del think tank ligado a la CDU de Merkel destaca la polarización, las mentiras y la incertidumbre

Foto: El presidente Pedro Sánchez conversa con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, en bruselas. (EFE)
El presidente Pedro Sánchez conversa con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, en bruselas. (EFE)

Polarización, mentiras, insultos, incertidumbre y enormes dificultades para salir del atolladero. Éste es el diagnóstico sobre la situación política en España que acaba de publicar la fundación Konrad Adenauer, el think tank ligado a la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller alemana, Angela Merkel. El documento son cinco páginas sin desperdicio. Críticas, descarnadas y preñadas de escepticismo. Su título: "España vota de nuevo... pero es dudoso que se superen la división política y la inestabilidad".

"Probablemente, el 90% de los partidos del 90% de los países de Europa habría decidido apoyar el presupuesto ofrecido por el gobierno, aprovechar las ventajas concretas que contenía y postergar por un tiempo las exigencias extremas. Pero España no es así. Los nacionalistas rechazaron el presupuesto y forzaron a Sánchez a convocar nuevas elecciones. Negociar es perder. Todo o nada. Así funciona la política en España. Para un observador extranjero, especialmente cuando proviene de un país orientado al consenso como Alemania, esto no siempre es fácil de comprender. Pero éste es el modelo del estilo político en España", analiza en el informe Wilhelm Hofmeister, director de la oficina de la fundación Konrad Adenauer para España y Portugal.

Su retrato abunda en la actual polarización y señala culpables a uno y otro lado. Con los nacionalistas catalanes es implacable. Asegura que representan a una "minoría" y que basan sus reclamaciones en "la ficción de una nación que nunca existió". Más allá de esto, les acusa de haber llevado a España al bloqueo político al rechazar el presupuesto del Gobierno de Pedro Sánchez, a pesar de que ninguna Comunidad Autónoma iba a beneficiarse como Cataluña de esas cuentas. Además destaca que los independentistas han cortado todos los puentes con los socialistas aún a sabiendas de que tras los comicios puede llegar la derecha al Ejecutivo en Madrid, lo que no facilitaría su posición.

El intento de Sánchez de encontrar una solución política al conflicto catalán "cayó víctima de las exigencias maximalistas de los nacionalistas", demandas "que ningún presidente del Gobierno español puede cumplir": la celebración de "un referéndum sobre la independencia", "el nombramiento de un mediador internacional" y que el Ejecutivo en Madrid "influya en el proceso contra los líderes separatistas" en el Tribunal Supremo.

Justicia: "calidad" e "independencia"

El juicio a los líderes del "procés" también ha contribuido a la radicalización de ambos extremos, argumenta el informe, que asegura que "ambos lados" lo han utilizado como "excusa" para ventilar su "propaganda". No obstante, el autor salva de su crítica a la Justicia española, "bien considerada a nivel internacional" por su "calidad e independencia". Pese a que duda de que los hechos cometidos por los acusados constituyan el delito de rebelión, afirma que el proceso no tiene que ver con la libertad de expresión, sino por "haber violado la Constitución española y la ley" en la "preparación práctica del referéndum y por la declaración de independencia".

El informe también acusa al independentismo catalán de haber azuzado como "reacción" un "nacionalismo español" que califica de "desconocido hasta ahora en esta forma". En este punto describe el fenómeno Vox, que describe como un partido "populista de derechas": "El nacionalismo ha catapultado sobre todo a un nuevo partido al centro del foco político, una formación que hace un año era casi desconocida y que ahora en poco tiempo ha movilizado a muchos seguidores".

Su auge, prosigue, "ha forzado al Partido Popular y a Ciudadanos a imitar su duro discurso nacionalista, ya que temen perder más seguidores y votos" ante Vox por la "creciente polarización". En este punto, Hofmeister habla de un "lenguaje político mucho más directo y brutal" que el que se estila en su país, "con insultos personales y descalificaciones" y recuerda los "insultos" de Casado a Sánchez a raíz de la figura del relator.

El líder de Vox, Santiago Abascal, durante su intervención tras la manifestación de Colón. (EFE)
El líder de Vox, Santiago Abascal, durante su intervención tras la manifestación de Colón. (EFE)

Al líder socialista le da una de cal y otra de arena. Por un lado, reconoce su "buena voluntad" y su disposición a hacer "concesiones" de carácter "financiero y económico" e incluso "una valoración política" para aumentar la autonomía catalana. Por otro, recoge que se le atribuían "muchos fallos y cesiones" en "apenas nueve meses", además de haber dividido a su partido y al país con sus gestos hacia los independentistas. Además, le caracteriza como uno de los primeros instigadores de la polarización y los ataques personales. "De ninguna manera es una víctima. Él ya practicó ese estilo con el que ahora es atacado en sus debates con Mariano Rajoy", señala el documento, que añade que el secretario general del PSOE "persiguió a Rajoy con la misma intransigencia que ahora ejercita Casado".

Campaña y elecciones

La campaña, en opinión de Hofmeister, va a ser dura y discurrirá en torno al eje del nacionalismo, un éxito para "ambos extremistas", para las formaciones que han logrado imponer ese marco político a las demás, los independentistas catalanes y los "nacionalistas españoles" de Vox. La campaña y las elecciones generales del 28 de abril estarán "dominadas por el nacionalismo", lamenta el documento, que prevé que "los partidos nacionalistas conformarán la agenda" mientras "el resto de fuerzas se limitarán a reaccionar". "El nacionalismo puede atizar emociones transversales", es "un tema ideal para la movilización y la polarización en campaña", señala el autor.

"De ninguna manera Sánchez es una víctima. Ya practicó ese estilo con el que ahora es atacado en sus debates con Rajoy"

Sánchez y el PSOE, por su parte, tratarán de subrayar el ámbito social, recordando el énfasis que hacía en este aspecto su presupuesto, apoyado por Podemos, una formación que aparece de manera totalmente tangencial en el informe de la fundación Konrad Adenauer. El documento, no obstante, considera que las cuentas socialistas tenían "notables agujeros financieros" y eran "demasiado optimistas" en el cálculo de los ingresos.

"Es una absoluta incógnita si las elecciones solucionarán los problemas políticos del país o si profundizarán la fractura política y la inestabilidad", advierte el informe analizando las últimas encuestas que se han publicado, con el PSOE por delante, pero sin una mayoría de izquierdas, algo que tampoco tiene asegurado el bloque de PP, Ciudadanos y Vox. El trío de derechas tiene "opciones de ganar las elecciones en abril", aunque no lo tiene "garantizado", apunta el texto. De no hacerse con la victoria, "los nacionalistas catalanes" volverían a ser decisivos, lo que "tensaría aún mas el conflicto político dentro y fuera del Parlamento".

Diálogo o veneno

La solución pasaría entonces, arriesga el director de la oficina de Madrid de este think tank conservador, por una "gran coalición" que rompiese el bloqueo y desactivase la palanca de influencia de los independentistas. Pero Hofmeister sabe que eso es mucho pedir en la España de 2019. "¿Tienen los partidos la grandeza para una gran coalición?", se pregunta, pensando en lo que sucedió en su país hace tan sólo dos años, cuando los dos principales partidos, pese al desgaste que les supone, volvieron a formar gobierno. Ésa era la única opción que sumaba una mayoría estable, porque no entraba en los cálculos de nadie pactar con el partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), la tercera fuerza en el Bundestag.

"Una gran coalición sería con seguridad la única salida a la embrollada situación política actual. Esto también permitiría afrontar con un nuevo enfoque el nacionalismo regional en Cataluña y otros lugares. Pero es cuestionable que los líderes políticos posean la grandeza suficiente para poner los intereses del país por encima de los intereses particulares", razona el texto, que recuerda que nunca se ha producido en España, tras 40 años de democracia, una alianza contra natura entre las dos fuerzas tradicionales en el ámbito nacional. "El veneno del nacionalismo ha descargado su efecto en España. Esto sólo se puede detener si los partidos constitucionales moderados finalmente empiezan a hacer lo que caracteriza a la política democrática: diálogo y capacidad de compromiso".

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios